Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Hepatitis canina

Labrador Retriever en el veterinario.
La hepatitis infecciosa canina es una enfermedad muy grave, producto de un virus extremadamente contagioso que afecta al hígado. Puede desarrollarse muy rápido en cachorros y perros.

¿Qué es la hepatitis infecciosa canina?

La hepatitis infecciosa canina es una enfermedad muy grave a nivel internacional, producto de un virus extremadamente contagioso que afecta al hígado.

Puede desarrollarse muy rápido en cachorros y perros. La tasa de mortalidad de perros con hepatitis canina varía del 10 al 30 % y suele ser más alta en perros muy jóvenes.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis infecciosa canina?

Un cachorro o un perro con hepatitis infecciosa canina presentará una variedad de síntomas diferentes. Siempre debés estar atento a lo siguiente:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Hígado inflamado
  • Dolor abdominal

Un cachorro o un perro con un caso más grave de hepatitis infecciosa canina también puede presentar los siguientes síntomas:

  • Moretones en la piel
  • Puntos rojos en la piel
  • Inflamación y agrandamiento de los ganglios linfáticos

¿Cuál es la causa de la hepatitis infecciosa canina?

La hepatitis infecciosa canina se transmite a través de la sangre, las secreciones nasales, la saliva, la orina o las heces de los perros infectados.

Se trata de un virus que puede sobrevivir durante mucho tiempo en las comunidades caninas y es difícil de eliminar, ya que es resistente a los solventes lipídicos como el éter, así como al ácido y a la formalina.

¿Puedo vacunar a mi cachorro contra la hepatitis infecciosa canina?

La hepatitis infecciosa canina se puede prevenir con la vacunación adecuada. Por lo tanto, es muy importante que tu mascota reciba su plan sanitario de vacunación a la edad correspondiente.

En la mayoría de los casos, los cachorros suelen comenzar un programa de vacunación a la edad de seis a ocho semanas, y la vacuna contra la hepatitis infecciosa canina se administra entre las siete y las nueve semanas.

Tu cachorro recibirá su primer refuerzo contra la hepatitis infecciosa canina entre las semanas 11 a 13. Recién después de este primer refuerzo, tu cachorro estará protegido.

¿Cómo puedo saber si tengo que vacunar a mi cachorro?

Las vacunas que se les aplican a los cachorros se dividen en obligatorias y recomendadas. La vacuna contra la hepatitis infecciosa canina es una de las vacunas obligatorias, por lo que siempre se le administrará a tu cachorro como parte del programa de vacunación establecido por tu veterinario.

¿La vacunación siempre protegerá a mi perro contra la hepatitis canina?

Las primeras vacunaciones que se administran contra la hepatitis infecciosa canina no lo protegerán permanentemente. Es importante que te asegures de que tu cachorro reciba vacunaciones de refuerzo a lo largo de su vida.

Es necesario que se le administre otro refuerzo a tu cachorro a los 15 meses y, luego, anualmente, para asegurar que esté vacunado contra la infección.

Hablá con el veterinario, ya que él podrá ayudarte a elegir el programa de vacunación que mejor se adapte a las necesidades de tu cachorro, según dónde pasará el tiempo y las actividades que realizará.

¿Qué tengo que hacer si creo que mi cachorro está sufriendo?

Si tu cachorro presenta cualquiera de los síntomas de la hepatitis infecciosa canina, es importante que te pongas en contacto con tu veterinario de inmediato. Él realizará diversos análisis de sangre y evaluación de anticuerpos, para determinar si tu cachorro está infectado y recomendarte el mejor tratamiento.

Vacunar a tu cachorro contra la hepatitis infecciosa canina y otras enfermedades es una de las medidas preventivas más importantes que podés tomar para garantizar la salud de tu nuevo cachorro durante toda su vida. Si no estás seguro acerca de esta vacuna o tenés alguna pregunta relacionada con las vacunas que necesita tu cachorro, conversá con tu veterinario.

  • Cachorros

Darle Me gusta y compartir esta página

Nutrición específica para tu cachorro

Existen varias fórmulas para ayudar a desarrollar sus defensas naturales, y apoyar el crecimiento saludable y el desarrollo del sistema digestivo.

Content Block With Text And Image 1
Artículos relacionados
Perro joven sentado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

Vacunación de cachorros: virus de la parainfluenza canina

Beagle cachorro parado en ambiente cerrado comiendo de un plato rojo.

Con qué frecuencia hay que alimentar a un cachorro

West Highland White Terrier cachorra sentada en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

¿Cuándo castrar a una perra?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco