Ayudando a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

El coronavirus en nuestras mascotas

Los coronavirus pertenecen a la familia Coronaviridae. Los coronavirus alfa y beta generalmente infectan mamíferos, mientras que los coronavirus gamma y delta generalmente infectan aves y peces.

Un brote de neumonía en personas en China ha generado preocupación mundial por un nuevo coronavirus (denominado SARS-Cov-2) como un riesgo global para la salud pública. Se identificó el nuevo coronavirus después de la notificación de casos de neumonía de causa desconocida en diciembre de 2019, diagnosticados inicialmente en la ciudad de Wuhan, China. Ya se han detectado miles de casos en China, y la enfermedad ha sido exportada por viajeros a muchos otros países. Inicialmente, no hubo evidencia clara de la transmisión de persona a persona. En las últimas semanas, sin embargo, se ha confirmado la propagación del SARS-Cov-2 a través de gotitas respiratorias.

En enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró temporalmente el nuevo virus como nuevo coronavirus 2019 (COV-2019). Sin embargo, el 11 de febrero se llamó definitivamente SARS-Cov-2 y la enfermedad causada por este virus se denominó "Enfermedad del coronavirus 2019" (abreviada "COVID-19"). Si bien se informan diariamente más casos de la enfermedad en China y en otros lugares, la fuente exacta del brote aún se desconoce. Actualmente, no hay evidencia que sugiera un huésped animal específico como reservorio del virus, y se están llevando a cabo más investigaciones.

Hay muchos tipos de coronavirus humanos, que incluyen algunos que comúnmente causan enfermedades leves de las vías respiratorias superiores. El COVID-19 es una nueva enfermedad, causada por un nuevo coronavirus que no se había visto antes en seres humanos.

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona, ya sea cuando las personas están juntas, o de las gotas respiratorias cuando una persona infectada tose y estornuda. Una persona que está enferma y mostrando síntomas de COVID-19 puede propagar la enfermedad a los demás. Por esa razón, la CDC (Centro para el Control y la Prevención de enfermedades) recomienda que estos pacientes sean aislados en el hospital o en casa (dependiendo de cuán enfermos estén) hasta que estén mejor y ya no representen un riesgo de infección para las otras personas.

Los coronavirus pertenecen a la familia Coronaviridae. Los coronavirus alfa y beta generalmente infectan mamíferos, mientras que los coronavirus gamma y delta generalmente infectan aves y peces. El Coronavirus canino, puede causar una diarrea leve y el Coronavirus felino, puede causar una peritonitis infecciosa felina (PIF), ambos son alfa-coronavirus. Estos coronavirus no están asociados con el brote de coronavirus. Hasta la aparición del SARS-Cov-2, que pertenece a los beta-coronavirus, solo había seis coronavirus conocidos capaces de infectar a los humanos y causar enfermedades respiratorias, incluyendo el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo SARS-CoV (identificado en 2002/2003) y Coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio MERS-CoV (identificado en 2012). SARS-Cov-2 es genéticamente más relacionado con el SARS-CoV que el MERS-CoV, pero ambos son beta-coronavirus con sus orígenes en los murciélagos. Si bien no se sabe si COVID-19 se comportará de la misma manera que el SARS y el MERS, la información de estos dos coronavirus anteriores puede informar recomendaciones sobre COVID-19.

Si bien el virus parece haber surgido de una fuente animal, ahora se está transmitiendo de persona a persona. No hay motivos para pensar que algún animal o mascota podría ser una fuente de infección por este nuevo coronavirus.

Los CDC (Centro para el Control y la Prevención de enfermedades) recomiendan lo siguiente: "Debe restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras usted está enfermo con COVID-19, tal como lo haría con otras personas. Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19, se recomienda que las personas que están enfermos con COVID-19 intenten limitar la cantidad de contacto que tienen con sus mascotas. Cuando sea posible, haga que otro miembro de su hogar cuide a sus animales mientras esté enfermo. Si estas enfermo con COVID-19, limita la cantidad de contacto directo tanto como sea posible, incluyendo caricias, acurrucarse, ser besados o lamidos, y compartir comida. Si necesita cuidar a su mascota o estar cerca de animales mientras está enfermo, asegúrese de continuar manteniendo buenas prácticas de higiene, como lavarse las manos antes y después interactuar con mascotas y usar una mascarilla o cubrebocas".

Si bien aún no lo sabemos con certeza, existe evidencia limitada de que los animales de compañía puedan infectarse con o propagar SARS-Cov-2. Tampoco sabemos si podrían enfermarse por este nuevo coronavirus. No obstante, tanto profesionales sanitarios, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han indicado que, por el momento, no existen evidencias científicas de que las mascotas como perros o gatos puedan padecer o transmitir este virus; y, de hecho, recuerdan que, aunque exista un coronavirus canino o felino, no es coronavirs COVID-19.

En relación con esto, se solicita no poner mascarillas o cubrebocas a los perros para protegerlos del COVID-19, ya que con ello sólo se consigue estresarlos. No obstante, “este hecho no exime de lavarse las manos bien después de tocarles y no frotarse los ojos o la naríz”.

Es importante que se tomen precauciones para intentar frenar la transmisión del virus. Por lo demás, la vida con la mascota será absolutamente normal, ya que no son portadoras del Covid-19.

  • No poner mascarillas a los perros
  • No practicarles pruebas o test para comprobar si están enfermos.
  • Lavarse bien las manos después de tocarles y antes de darles de comer.
  • Desinfectar el material correctamente.

En el caso de que una persona de positivo por coronavirus y tenga perros u otras mascotas en casa, se recomienda que dejen a los perros al cuidado de una persona que esté sana. En esta situación, el cuidador temporal deberá tomar una serie de precauciones, como tener comederos y bebederos nuevos para la mascota y no llevar los de su casa, ya que pueden estar infectados por el virus de la persona en cuestión. También se recomienda la correa y otros artículos que hayan estado en contacto con la mascota, lavarlos y desinfectarlos. O desecharlos y comprar nuevos.

En caso de que no haya más remedio que mantener al animal en casa porque nadie puede hacerse cargo de él, los médicos veterinarios recomiendan tomar con ellos las mismas precauciones que con las personas.

  • Evitar el contacto estrecho
  • Llevar puesto el cubrebocas o mascarilla en presencia de la mascota
  • Lavarse con mucha frecuencia las manos

Si vas a acudir con tu médico veterinario lleva a cabo las siguientes medidas preventivas:

  • Cita telefónica previa
  • Respeta la distancia de 1 metro de seguridad entre personas, en la sala de espera y si decides sentarte sigue la norma “una silla si, una no”. Evita la aglomeración de personas.
  • Usa gel desinfectante a la entrada y salida del Hospital Veterinario
  • Lo ideal es que sólo una persona lleve a consulta a la mascota
  • Si tienes a tu mascota hospitalizada, consulta con tu veterinario vía telefónica
  • Si eres un dueño con síntomas y tu mascota requiere atención médica solicita a algún familiar o conocido lleve a tu mascota al hospital.

El Coronavirus Canino (CCV) es un virus que se transmite únicamente entre perros, es muy contagioso y genera principalmente enfermedad gastrointestinal, puede producir diarreas, confundiéndose muchas veces con Parvovirus. Existe una vacuna para este virus, la forma de protegerlos es una vacunación anual.

El Coronavirus Felino (CoVF)es un virus que se transmite únicamente entre gatos, es muy contagioso y produce la enfermedad conocida como Peritonitis Infecciosa Felina o PIF, la cual es mortal en la mayoría de los casos. No existe vacuna, la forma de protegerlos es no tener una alta concentración de individuos.

Ninguno de los dos virus es transmisible a los humanos, así como los coronavirus de las personas no pueden infectar animales, hasta el momento no hay evidencia científica fiable de este tipo de infecciones cruzadas Inter especie.

Lo que sí podemos decir es que, puede existir una contaminación ambiental accidental en secreciones de animales que estén en contacto estrecho con pacientes que posean el Coronavirus COVID-19, tal como lo que ocurrió en China, que identificaron el virus en las secreciones de un perro, el cual no expresaba síntomas, por ello la Asociación Mundial de Médicos Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) recomienda que los humanos positivos a COVID-19, tomen las precauciones básicas del lavado de manos y colocarse mascarillas  o cubrebocas para interactuar con sus animales.

Darle Me gusta y compartir esta página