Ayudando a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.
¿Piensas tener un gato?

Educar a los niños sobre cómo cuidar a un gato

Adult cat lying down indoors and being stroked by a child.
Los gatos son excelentes compañeros y pueden desempeñar un papel importante a la hora de enseñar a los niños sobre la responsabilidad y el cuidado de los animales, pero antes de llevar un gato o un gatito a tu hogar, debes educar a los niños sobre su nueva mascota.

Los gatos no solo son maravillosos compañeros, sino que, cuando se introducen en las familias, también pueden desempeñar un papel importante en la enseñanza de los niños sobre la responsabilidad y el cuidado de los animales.

Antes de llevar un gato o un gatito a tu hogar, es importante educar a los niños para asegurarte de que tanto la nueva mascota como tus hijos estén a salvo.

Cómo educar a tus hijos

Los niños a menudo tienden a hacer un escándalo por el recién llegado cuando llega a casa por primera vez. Se emocionan y naturalmente quieren manipularlo. La mayoría de los gatos adultos sabrán mantenerse alejados de los niños cuando no quieran ser molestados, pero no se puede decir lo mismo de los gatitos.

En todos los casos, debes explicar a los niños que su nueva mascota no es un juguete y que deben dejarlos solos en ciertos momentos. Preséntalos en un ambiente tranquilo y explícales que hay reglas que deben seguir para cuidar a su nueva mascota y mantener a todos a salvo.

Para apoyar el proceso puedes:

  • Pedir a los niños que se sienten en el piso y que el gatito vaya primero a ellos.
  • Enseñarles a tus hijos a manipular al nuevo gatito con cuidado y respeto. La mejor manera de levantar a tu gatito es pasar una mano abierta por debajo de su barriga mientras con la otra sostienes sus cuartos traseros. Es mejor que los niños no lo levanten solos a menos que se les muestre correctamente cómo hacerlo.
  • Cuando los niños abracen al gato o al gatito, asegúrate de que no lo sujeten demasiado fuerte.
  • Enseñar a los niños a no tirar de la cola del gato o gatito.
  • No deben sujetar al gato o gatito por la cabeza o el cuello.
  • Los niños no deben levantar al gato o gatito sujetándolo por debajo de sus patas delanteras.
  • Explicarles que nunca deben despertar al gato o gatito, ya que este es un momento importante para que los gatitos crezcan y fortalezcan su inmunidad.
  • Enséñales a los niños que la conducta animada o ruidosa podría causarle estrés al nuevo gatito, por lo que se debe tener cuidado para mantener la calma alrededor del recién llegado.

Cómo asegurarte de que tu gatito y tus hijos estén a salvo

Hay varias cosas que puedes hacer para ayudar a mantener seguros a tu nuevo gato o gatito, así como a tus hijos. Dentro de estas, se incluyen:

  • Al principio, es aconsejable evitar que los niños pequeños jueguen con el gatito en tu ausencia para evitar arañazos desafortunados.
  • Cuando se trate de jugar, anima a tus hijos a usar juguetes, de este modo la actividad es agradable para todos.
  • Asegúrate de que los niños entiendan que no deben alimentar al gato o al gatito con nada más que su propia comida, y que la responsabilidad de alimentarlo no debe tomarse a la ligera.
  • Ten un protocolo estricto y regular para desparasitar a tu mascota, ya que algunos tipos de gusanos pueden transmitirse a los humanos, especialmente a los niños.
Adult British Shorthair lying down on a child's knee.

Razas de gatos buenas para los niños

Al elegir un gato, puedes considerar si quieres uno con pedigrí o uno mestizo, y si irás con un criador o a un centro de rescate. Todos los animales tienen características individuales, pero el personal del centro conoce bien a cada gato y te ayudará a encontrar la mascota rescatada adecuada para ti. También puedes preguntarle a un criador sobre el temperamento de los gatos macho y hembra.

Entre las razas de gatos que son populares entre las familias se encuentran:

Birmano: Amoroso y receptivo al entrenamiento y conducta, el Birmano es un gato sociable, al que incluso se puede sacar a pasear con correa.

Ragdoll: Dócil y en búsqueda de atención, el Ragdoll es una raza amistosa, a la que le gustan las caricias.

Himalayo: Al ser un gato más activo, el Himalayo disfruta de los juegos, pero también goza del lujo de una vida en el interior.

Maine Coon: Paciente con los niños inquietos, el Maine Coon suele ser tranquilo, pero también activo.

Los gatos pueden ser mascotas en extremo afectuosas y gratificantes, que realmente pueden ayudar a los niños a comprender la responsabilidad y a preocuparse por los animales cuando la relación se presenta y se maneja correctamente. Sin embargo, es importante recordar que son animales que necesitan cuidados.

Al educar a los niños y permitirles comprender las necesidades de su nueva mascota, puedes aprovechar al máximo la oportunidad para una relación exitosa y reducir al mínimo los rasguños para los niños o el trauma para tu nueva mascota.

  • Gatito
  • ¿Un gato es adecuado para ti?

Darle Me gusta y compartir esta página

Obtén más información sobre las razas de gatos

Buscar razas

Ver todas las razas de gatos
Maine Coon adult standing in black and white on a white background
Cookie Settings