Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.

Beneficios de convivir con un perro

Adult Dachshund lying down in a living room with people behind.
No sólo son los propietarios quienes proclaman las innumerables razones para tener un perro, también son muchos los estudios que se han realizado en las últimas décadas sobre la compatibilidad entre el ser humano y el perro.

Una de las entidades pioneras en este campo es Waltham Center for Pet Nutrition (Centro Waltham para la Nutrición de la Mascota), con sede en Leicestershire, Reino Unido, que acumula una actividad que ya supera el medio siglo.

También hay un gran número de universidades de todo el mundo que han realizado algún tipo de estudio al respecto y en todos ellos se concluye que los beneficios de los animales para el hombre afectan tanto a la salud del cuerpo como a la de la mente.

Beneficios de tener un perro sobre la salud del cuerpo

Algunos beneficios de tener un perro son muy fáciles de identificar, por ejemplo, que mejora el estado de forma de su propietario al tener que dedicarle tiempo para pasear, pero otros pueden pasar más inadvertidos, como la influencia que tiene sobre el sistema inmunitario y el funcionamiento del corazón.

Tener un perro mejora la salud de nuestro cuerpo…

  • Porque mejora nuestra forma física por el simple hecho de sacarlo a pasear. Hay que tener en cuenta que la recomendación de ejercicio diario para combatir el sedentarismo propio de nuestra cultura es de al menos treinta minutos caminando, lo que se consigue fácilmente al tener un perro en casa.Este aumento de ejercicio de los propietarios de perros hace que el sobrepeso sea significativamente menor en quienes tienen perro frente a quienes no lo tienen y tampoco son extraños los casos en que el perro supone un aliciente para hacer ejercicio adicional, como buscar la oportunidad de salir al campo más a menudo o al parque durante el tiempo libre, incluso a la hora de practicar ciertos deportes, como correr.
  • Porque tiene una función preventiva de gran valor al aumentar la actividad del sistema inmunitario, lo que nos hace más resistentes ante posibles enfermedades y reduce la sensibilidad a los agentes que producen alergias.
  • Porque disminuye el riesgo de sufrir un ataque al corazón y otras enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que el simple contacto físico reduce la presión arterial sistólica y los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, se ha comprobado que quienes tienen perro y sufren un ataque al corazón tienen mayor tasa de supervivencia frente a quienes no tienen perro.

Beneficios de tener un perro sobre la salud de la mente

Dada la interrelación que existe entre el cuerpo y la mente, es fácil concluir que nuestra salud mental también mejora al tener un perro. Ya hemos visto que sólo con acariciarlo el funcionamiento de nuestro corazón mejora, pero es que también ayuda a relajarnos, a estar más alegres y a relacionarnos con otras personas. Tener un perro mejora la salud de nuestra mente…

  • Porque acariciarlo reduce el estrés. Además, un estudio realizado en 2002 en la Universidad Estatal de Nueva York, en Estados Unidos, concluye que la gente sufre menos estrés al realizar una tarea estresante cuando sus perros están con ellos que cuando está alguna persona cercana a su entorno.
  • Porque reduce el riesgo de sufrir una depresión y si se cae en un estado depresivo puede ayudar a mejorar más rápidamente. Cuidar de un perro desvía la atención de las preocupaciones personales al tener que estar pendientes de las necesidades del perro, como horarios de comida y paseos; por no hablar del cariño incondicional que da el perro y el soporte que esto supone.También se ha comprobado que para algunos pacientes es más eficaz el contacto con su perro que la medicación antidepresiva porque la relación con su mascota aumenta la producción de oxitocina, que recibe el sobrenombre de “hormona del amor”.
  • Porque ayuda a relacionarnos con otras personas. Está demostrado que los propietarios de perros suelen ser más extrovertidos, confían mucho más en otras personas y en general tienen la percepción de que los demás propietarios de mascotas son más amables, así que pasear por la calle con un perro fomenta las relaciones entre personas que no se conocen.
Inline Image 2

Razas de perros adecuadas para niños

A la hora de elegir una raza de perro, deberás tener en cuenta una serie de factores, entre ellos, tu estilo de vida. Ciertas razas son famosas por su carácter y rasgos de comportamiento particulares, incluida su idoneidad para los niños, lo que también influirá a la hora de tomar una decisión. No obstante, todos los animales tienen su propio temperamento, por lo que esto no podrá tomarse como una pauta definitiva.

Las razas de perros pueden catalogarse como pequeñas, medianas, grandes y gigantes, pero el hecho de que un perro sea pequeño no quiere decir que resulte más fácil de cuidar. Conviene tener en cuenta el temperamento general de una raza, así como su tamaño y nivel de energía. Si tienes hijos con alergias, probablemente te interese una raza hipoalergénica.

Algunas de las razas de perros afables preferidas por las familias son:

  • Golden Retriever: son perros seguros, inteligentes, buenos, leales y pacientes a los que les encanta jugar con niños, pero necesitan mucho ejercicio y espacio exterior.
  • Labrador Retriever: conocido por su dulce temperamento, ha sido durante décadas una de las razas de perros más populares. Necesitan mucho ejercicio para evitar coger peso.
  • Bulldog inglés: para aquellos que buscan un perro menos enérgico, los bulldog ingleses son leales y apacibles, lo que los convierte en compañeros tranquilos para las familias.
  • Beagle: una raza que disfruta de la compañía y son famosos por su carácter afable y adorable.
  • Bichón habanero: son pequeños perros amorosos, juguetones y equilibrados conocidos por ser increíblemente dóciles con los niños por naturaleza.
  • Caniche: una raza hipoalergénica de perros sumamente inteligentes que pueden ser grandes o muy pequeños. Suelen ser obedientes y receptivos, pero requieren muchos cuidados.

Un perro puede convertirse en un miembro de la familia sumamente amoroso y enriquecedor que ofrezca una excelente compañía a los niños. Al concienciar a los pequeños sobre las necesidades de su nueva mascota y su responsabilidad de cuidar al animal desde el principio, tendrás la oportunidad de crear un ambiente seguro y feliz tanto para tu nuevo perro como para tus hijos.

  • Bienestar general
  • ¿Es un perro lo adecuado para ti?

Comparte esta página

Artículos relacionados
Adult Dachshund lying down in a living room with people behind.

Cómo educar a los niños en el cuidado de un perro

Más información sobre razas de perros

Ver todas las razas
Cachorro de Teckel saltando en blanco y negro sobre un fondo blanco