Hablemos de los Siameses

Con su aspecto elegante y atrevido y su porte casi majestuoso, el Siamés, a menudo, se considera una de las razas de gatos más arquetípicas y hermosas. Y, sin embargo, por su temperamento, se asemeja más a un perro. Afectuoso, sociable y juguetón, forma fuertes lazos con sus dueños y disfruta estar con niños y otras mascotas. También tiene sus propios juguetes favoritos y nunca se cansa de jugar, ¡incluso a buscarlos!

Nombre oficial: Siamés

Otros nombres: Gato Real de Siam

Orígenes: Tailandia

Siamés adulto en blanco y negro
  • 2 out of 5
  • 2 out of 5
  • 1 out of 5
  • 4 out of 5
  • 5 out of 5
  • 4 out of 5
  • 4 out of 5
  • 1 out of 5
  • 3 out of 5
* Recomendamos no dejar a las mascotas solas durante períodos prolongados. La compañía puede evitar la angustia emocional y la conducta destructiva. Habla con el veterinario para obtener recomendaciones. Cada mascota es diferente, incluso dentro de un misma raza; esta información específica sobre la raza debe tomarse como una sugerencia. Para tener una mascota feliz, saludable y con buena conducta, recomendamos educarla y sociabilizarla, así como cubrir sus necesidades básicas de bienestar (y sus necesidades sociales y de conducta). Las mascotas nunca deben dejarse con un niño sin supervisión de un adulto. Comunícate con el criador o el veterinario para más consejos. Todas las mascotas domésticas son sociables y prefieren estar acompañadas. Sin embargo, se las pueden acostumbrar a estar solas desde pequeñas. Asesórate con el veterinario o entrenador para que te ayude en este aspecto.
Ilustración de un gato Siamés parado
29 - 31 cm27 - 31 cm
4 - 7 kg3 - 5 kg
De 4 a 12 mesesDe 1 a 7 años
De 7 a 12 añosA partir de 12 años
Gato Siamés caminando por un sofá blanco
1/7

Conoce al Siamés

Todo lo que necesitas saber sobre la raza

Como dice la vieja expresión, "nadie es dueño de un gato". Pero, si lo fuera, probablemente sería de un Siamés.

Definitivamente, una de las razas de felinos más amigables, aman estar acompañados y, a menudo, pueden vincularse fuertemente con una sola persona. También se destacan por su atención e interacción. De hecho, en cierto modo, el temperamento del gato Siamés se parece más al de un perro.

Conocido como el Gato Real de Siam, esta raza siempre ha estado estrechamente asociada con Tailandia, aunque sus orígenes exactos siguen siendo un misterio. Lo que sí sabemos es que los trajeron a Occidente a finales del siglo XIX y suscitaron diferentes opiniones, ya que nadie había visto algo así antes, pero que pronto se convirtieron en mascotas populares.

No en vano se los llamó Gatos "Reales" de Siam. Por su cuerpo largo y elegante y su cuello extendido, encajarían perfectamente en la tumba egipcia de un faraón. También tienen patas esbeltas, cabeza elegante y llamativos ojos almendrados de color azul intenso.

Fácil de cuidar, su pelaje es corto y suave, lo que acentúa su cuerpo ágil y musculoso. Asimismo, hay varios tipos de colores que van desde el atigrado y carey hasta el gris ahumado, plateado y cervato.

Muy inteligente, el gato Siamés tiene una fuerte personalidad. Estarán interesados en todo lo que hagan sus dueños y, a menudo, los seguirán como una sombra. También son animales sorprendentemente "conversadores" e intentarán comunicarse contigo a su manera única, con un sonido que los diferencia de otros gatos.

Con apariciones recurrentes en la cultura popular, el Siamés se ha representado en pinturas y libros durante siglos. En la pantalla grande, han aparecido en varias películas de Walt Disney, entre ellas La Dama y el Vagabundo (1955), Volviendo a Casa (1963), Un Gato del FBI (1965) y Los Aristogatos (1970). Más recientemente, una de las especies más populares de Pokémon se basó en un gato Siamés.

Gato Siamés blanco posado en un aparador de madera
2/7

2 datos acerca del Siamés

1. Una simetría perfecta

Con sus cuerpos elegantes y angulosos, a menudo se piensa que el gato Siamés parece casi de otro mundo. Pero, ¿sabías que si mides desde la punta de la nariz hasta cada punta de la oreja, el rostro también forma un triángulo perfecto?

2. Dos es compañía

Dada su naturaleza sociable, a los gatos Siameses no les gusta estar solos. Por lo tanto, para los dueños que puedan necesitar estar fuera durante el día, generalmente, se recomienda considerar tener un segundo Siamés. De esa manera, pueden hacerse compañía mutuamente.

Retrato en blanco y negro de un gato Siamés de lado
3/7

Historia de la raza

La primera referencia a esta raza data de muchos siglos atrás y se encuentra en una colección de manuscritos antiguos del histórico Reino de Ayutthaya en Siam, lo que hoy conocemos como Tailandia. Titulado "Tratado sobre Gatos", se cree que estos fascinantes documentos se crearon desde el siglo 14 en adelante.

Sin embargo, no fue sino hasta el 1800, que el Siamés llegó a Occidente. Conocidos originalmente como Gatos Reales de Siam, en un principio, suscitaron diferentes opiniones, ya que nunca se había visto nada como ellos. De hecho, en 1871, cuando se exhibieron tres en el espectáculo en el Crystal Palace de Londres, tuvieron una recepción muy poco entusiasta.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que el Siamés se volvió popular y se convirtió en una mascota muy de moda. La primera referencia se estableció en el Reino Unido en 1892 y pronto fueron solicitados de todas partes.

Hoy en día, en realidad, hay dos tipos de gatos Siamés. Esto se da debido a la crianza selectiva, lo que dio origen a dos subrazas de Siamés: el moderno "de exposición", de cuerpo más alargado y delgado y cuya cabeza tiene forma diferente, y el Siamés "tradicional".

4/7

De la cabeza a la cola

Características físicas de los Siameses

1
2
3
4
5

1.Cabeza

Una cabeza en forma de cuña que se asienta sobre un cuello largo y elegante.

2.Rostro

Las orejas son grandes y puntiagudas, y tienen ojos almendrados de color azul brillante.

3.Cuerpo

El cuerpo es largo y tubular con patas delgadas y delicadas, garras ovaladas y una cola larga en forma de látigo.

4.Pelaje

El pelaje corto y elegante va desde el atigrado y el carey hasta el color humo, plata o beige.

5.Coloración

Independientemente del color, a menudo pueden tener puntos más oscuros en las orejas, la cara, las garras y la cola.
Primer plano de un gato Siamés sentado
5/7

Cosas que tener en cuenta

Desde rasgos específicos de la raza hasta una descripción general de salud, aquí encontrarás algunos datos interesantes sobre tu Siamés

Los gatos Siameses no tienen la mejor visión nocturna

Si bien pueden tener algunos de los ojos más llamativos de cualquier felino, con su penetrante mirada azul, carecen de una característica fisiológica que amplifique la poca luz. Muchos de los primeros gatos Siameses en realidad eran bizcos, lo que ayudó a compensar el problema, pero el rasgo se consideró un defecto. Como resultado, se eliminó, en gran medida, mediante la cría selectiva. Vale la pena saber todo esto ya que su falta de visión puede hacer que el Siamés esté más expuesto a peligros nocturnos como el tráfico. El lado positivo es que, a diferencia de otros animales de ojos azules, su audición no se ve afectada en absoluto.

Los problemas dentales son frecuentes en esta raza.

Estos pueden incluir enfermedades como la gingivitis (inflamación de las encías), que potencialmente puede generar una enfermedad periodontal. Los gatos Siameses también pueden estar predispuestos a una enfermedad que los científicos llaman "FORL" (lesión odontoclástica reabsortiva felina). Esto es la desaparición progresiva del diente a la altura del cuello dental. Si bien algunos gatos no manifiestan signos, otros salivan o muestran dificultad para masticar. Para confirmar el diagnóstico, se necesitan radiografías intraorales. De todas maneras, se recomienda realizar controles dentales de manera regular de tu Siamés. También es conveniente cepillarles los dientes a diario, o tan a menudo como sea posible.

También pueden ser susceptibles a algunas complicaciones específicas

Los Siameses son más propensos a desarrollar un enfermedad llamada "síndrome de colangiohepatitis". Esta es una inflamación del conducto biliar, a menudo, causada por una infección bacteriana in situ o en otro órgano cercano. Anatómicamente, este conducto comparte su conexión intestinal con tres órganos (el páncreas, el hígado y el intestino delgado), por lo que, cuando uno falla, todos pueden presentar complicaciones. El Siamés también tiene una predisposición genética a contraer una enfermedad llamada "amiloidosis". Se trata de un depósito de proteínas "fibrilares" insolubles en varios órganos y tejidos que interfiere con su correcto funcionamiento. Los riñones y el hígado son los más comúnmente afectados. Entonces, si notas que tu Siamés esta pálido de alguna manera, se aconseja visitar al veterinario de inmediato.

Dieta saludable, gato saludable

La nutrición saludable específica tiene un papel fundamental en el mantenimiento de la salud y la belleza de los gatos Siameses. El alimento les proporciona energía para contribuir con las funciones vitales y una fórmula nutricional completa debe contener un equilibrio adecuado de nutrientes. Al alimentarlos de esta forma, tendrá una dieta que no será deficiente ni excesiva, lo que podría causar efectos adversos en la salud de tu gato.

Deben tener agua fresca y limpia disponible en todo momento para facilitar una eliminación regular de orina. Los gatos también están naturalmente adaptados para comer raciones pequeñas, entre siete y diez veces al día. Darle la ración diaria recomendada de croquetas una vez al día le permitirá a tu gato Siamés regular su propio consumo.

Las siguientes recomendaciones son para animales saludables. Si tu gato tiene problemas de salud, consulta a tu veterinario, que podrá prescribirte una dieta veterinaria exclusiva.

Crecimiento

El crecimiento es una etapa fundamental en la vida de un gatito. Es una época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. Cuando se trata de los requerimientos de energía, proteínas, minerales y vitaminas, los de un gatito Siamés son mucho mayores que los de un gato adulto. Necesitan energía y nutrientes para mantener su cuerpo, pero también para crecer y formarse. El crecimiento de un gatito consta de dos fases:

Construcción: desde el nacimiento hasta los 4 meses

El destete es la transición que hace un gatito del alimento líquido, o leche materna, al alimento sólido. Este periodo corresponde de manera natural al momento en que les salen los dientes de leche, cuando tienen entre 3 y 6 semanas. En esta etapa, los gatitos aún no pueden masticar, por lo que un alimento blando (croqueta rehidratada o un alimento húmedo adaptado) ayuda a facilitar la transición de líquidos a sólidos. Entre la semana 4 y la 12 después del nacimiento, la inmunidad natural que el gatito recibe del calostro (o primera leche) de su madre disminuye mientras el sistema inmune del gatito se desarrolla gradualmente. Este momento crítico, llamado periodo sin inmunidad, requiere un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, para ayudar a respaldar sus defensas naturales. Los gatitos pasan por un período intenso y particularmente delicado de crecimiento durante el cual son propensos a sufrir trastornos digestivos. Su dieta en esta etapa no solo debe ser rica en energía para cubrir sus necesidades esenciales de crecimiento, sino que también debe contener proteínas altamente digeribles para su sistema digestivo que aún está en desarrollo. Los prebióticos, como los fructo-oligosacáridos, también apoyan a su salud digestiva al balancear su flora intestinal. ¿El resultado? Buena calidad de las heces, en general. La alimentación del gatito debería contener ácidos grasos omega-3 (EPA-DHA), que contribuyen al correcto desarrollo neurocerebral.

Consolidación y armonización, de los 4 a los 12 meses

A partir del cuarto mes, el crecimiento de un gatito se ralentiza, por lo que se recomienda un alimento bajo en grasas. Esto es particularmente importante luego de la esterilización de un felino. Entre los 4 y 7 meses, se caen los dientes de leche del gatito y son reemplazados por los permanentes. Cuando los dientes de adulto han salido, el gatito necesita comer croquetas que sean lo suficientemente grandes para incentivarlos a masticar. Hasta los 12 meses, el sistema inmunitario del gatito Siamés continúa desarrollándose de manera gradual. Un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, puede ayudar a reforzar sus defensas naturales durante esta época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. El sistema digestivo madura progresivamente, y las aptitudes digestivas alcanzan su máximo desarrollo a partir de los doce meses de edad. A partir de eso, el felino puede consumir alimento para adulto.

Además de mantener una función urinaria saludable como para todos los gatos, los principales objetivos nutricionales para los Siameses adultos son:

Contribuir a mantener un cuerpo esbelto y musculoso con un mayor nivel de proteínas de alta calidad, un contenido moderado de grasas y la adición de L-carnitina, que participa en un procesamiento saludable de las grasas

Facilitar una digestión óptima y equilibrar la microbiota intestinal mediante el uso de proteínas y prebióticos altamente digestibles.

Ayudar a preservar la salud de la piel y el brillo de su pelaje sedoso, al reforzar el rol de la piel como barrera, gracias a la adición de nutrientes específicos como aminoácidos, vitaminas y ácidos grasos omega-3 y omega-6

Contribuir a una buena higiene oral gracias a una croqueta con forma adaptada a su mandíbula larga y angosta con una textura que promueve la masticación

En ocasiones, los gatos adultos mayores (de más de 12 años) pueden tener dificultades con la absorción. Para mantener el peso del gato a medida que envejece, y minimizar el riesgo de deficiencia, se le debe dar un alimento extremadamente digestible lleno de nutrientes esenciales.

A medida que envejecen, los felinos sufren problemas dentales, y en algunos gatos adultos mayores, los sentidos del gusto y el olfato disminuyen también, lo que puede conducir a una ingesta reducida de alimentos. Para garantizar que ingieran alimento en cantidad suficiente, es necesario tener en cuenta el tamaño, la forma y la dureza (es decir, la textura) de las croquetas, para que se ajusten a su mandíbula, ahora posiblemente más frágil.

Mayor contenido de vitaminas C y E. Estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes, que ayudan a protegen las células del cuerpo contra los efectos dañinos del estrés oxidativo relacionado con el envejecimiento.

Gatito Siamés de pie entre dos almohadas en una cama
6/7

Cuidado de tu Siamés

Consejos de aseo, ejercicio, entrenamiento y conducta

Un gato muy enérgico, el Siamés también es un escalador bastante terco. Por esta razón, se beneficiará de tener un trepador para gatos resistente y de buena calidad para ayudarlo a mantenerse ocupado. De esa manera, con suerte, podrás evitar que trepen por tus cortinas, si es que tienes. Otra de las características de los Siameses es que les gusta jugar. Esa puede ser otra forma práctica de mantenerlos activos, tanto física como mentalmente. Una gran variedad de juguetes los ayudará a mantenerse ocupados, incluso disfrutan de juegos de búsqueda. Otra forma de asegurarse de que hagan suficiente ejercicio es, como se mencionó antes, tener un segundo Siamés, lo que se considera muy aconsejable, ya que también disfrutarán persiguiéndose entre ellos.

Otra de las grandes ventajas de la raza es que no necesita mucho cuidado en lo que respecta al aseo. Lo único que realmente necesitan es un rápido cepillado una vez a la semana para eliminar el cabello suelto. El gato Siamés también muda muy poco su pelo en comparación con otras razas. Como también son limpios, rara vez necesitan baños, aunque se recomienda una sesión profesional de aseo dos veces al año. Además, no olvides revisar sus oídos para detectar cualquier signo de infección y cepillarle los dientes a diario, de ser posible o, al menos, dos o tres veces por semana.

El Siamés es una gato muy inteligente que aprende superrápido y que se adaptará con facilidad a la vida en el hogar. Sin embargo, como disfrutan mucho de la interacción y forman fuertes vínculos con sus dueños, necesitan que compartan tiempo juntos. En resumen, esta es un raza ideal para alguien que busca un animal de compañía, especialmente, porque uno de los rasgos de la conducta del Siamés es que les gusta jugar. Como también pueden sufrir ansiedad por separación, se recomienda tener un segundo Siamés si es probable que sus dueños se ausenten mucho. De esa manera, pueden hacerse compañía mutuamente y, con suerte, se evita que hagan travesuras. Pero, en general, los problemas con la conducta del Siamés son mínimos

7/7

Acerca del Siamés

Fuentes
  1. Veterinary Centers of America https://vcahospitals.com/
  2. Enciclopedia de gatos de Royal Canin. Ed. 2010 y 2020
  3. Banfield Pet Hospital https://www.banfield.com/
  4. Catálogo de productos Royal Canin BHN

Dale like y comparte esta página