Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.
Salud y bienestar

​Síntomas de que tu gato tiene problemas digestivos

Gato adulto tumbado en el interior sobre una manta blanca.
Saber qué signos indican un problema digestivo en el gato puede ayudarte a garantizarle el tratamiento veterinario adecuado lo antes posible. Aquí puedes encontrar más información sobre síntomas comunes.

En lo que se refiere a problemas digestivos, los gatos pueden sufrir múltiples problemas provocados por muchas cosas diferentes, por lo que puede resultar útil saber cómo reconocer los signos de un problema digestivo.

Tu gato tiene dificultades para comer o tragar.

Si tu gato tiene una obstrucción en el esófago (como una bola de pelo), o si los músculos del esófago o del estómago no funcionan bien, es posible que notes que tiene dificultad para comer o tragar.

Notarás que no quiere comer (ya que quizás le causa dolor), y cuando lo hace puede resultarle difícil o agotador. Pueden regurgitar la comida, es decir, devolverla sin esfuerzo de vómito, por lo general, poco después de haber comido y sin previo aviso. Puede toser, a causa de alimentos no digeridos alojados en el esófago.

Tu gato vomita o tiene bolas de pelo

No es extraño que los gatos vomiten de vez en cuando, sobre todo si han comido algo que su cuerpo identifica como dañino. Los vómitos frecuentes, dos veces al mes o más, pueden ser un indicador de un problema más grave, como una infección, una enfermedad inflamatoria o una úlcera; sin embargo, los gatos vomitan por diversas razones. Cuando tu gato vomite, devolverá los alimentos que digirió parcialmente en el estómago o la bilis, con frecuencia bastante tiempo después de comer. Esto no es igual que la regurgitación, que es una reacción más pasiva e inmediata.

Si tu gato regurgita un acúmulo de pelo compacto y apelmazado, puede ser que tenga problemas con las bolas de pelo . Éstas se forman cuando el exceso de pelo ingerido por el aseo se acumula en el tracto digestivo de tu gato. En general, estos pelos pasan por el tubo digestivo y son expulsados, pero si son demasiados, el organismo no puede hacer esto y se forman bolas de pelo. Aunque los gatos de pelo largo pueden ser más propensos, este es un problema particular de los gatos de interior, ya que pasan mucho más tiempo aseándose que los gatos de exterior. Algunos gatos no formarán bolas de pelo, pero su vómito tendrá pelos. 

Gato adulto acostado bostezando en el interior.

Tu gato tiene diarrea

Al igual que los vómitos, la diarrea puede ser un indicador de una enfermedad más amplia que esté afectando al gato. Los veterinarios distinguen entre diarrea de intestino grueso y de intestino delgado, que se caracterizan por síntomas y causas diferentes.

Si el gato tiene diarrea de intestino grueso, cada deposición tenderá a presentar el mismo volumen de lo normal o menos, pero serán más frecuentes, y muchas veces incluirán sangre o moco. También puedes notar que sus deposiciones son más blandas al final del día. El gato también mostrará la necesidad de evacuar con urgencia y una frecuencia mayor.

La diarrea de intestino delgado en el gato tiende a ser de un volumen grande en cada deposición, el color puede variar, por ejemplo, verde o naranja, y puede incluir alimentos no digeridos. También se pueden observar vómitos, pérdida de peso y flatulencia en el gato.

Una de las dificultades para controlar las heces de los gatos es que estos a veces salen de la casa para hacer sus deposiciones. En ese caso, comprueba si el gato tiene heces alrededor del ano, ya que esto puede ser indicador de diarrea, y vigila la frecuencia con la que sale.

Si observas que el gato presenta alguno de estos síntomas, es importante llevarlo a un veterinario para poder identificar y tratar adecuadamente la causa del problema. Muchos problemas digestivos se pueden aliviar o tratar con una dieta adecuada, pídele al veterinario que te recomiende el mejor alimento para darle a tu gato para reforzar su salud digestiva.

  • Salud digestiva

Comparte esta página

Artículos relacionados
Gato adulto tumbado sobre una manta beige en el interior .

Prevención de transtornos digestivos en gatos

Adult cat sitting down indoors on a wooden floor eating from a red bowl.

Cómo la alimentación de los gatos contribuye a su digestión

Gato adulto de pie en la consulta del veterinario comiendo de un bol plateado.

Alimentar al gato después de una cirugía para facilitar su recuperación

Encontrar un veterinario

Si te preocupa la salud de tu gato, consulta con tu veterinario.

Buscar cerca de mi ubicación
Maine Coon adulto de pie en blanco y negro sobre un fondo blanco