Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.
Salud y bienestar

¿Qué alimentos son tóxicos para el gato?

Ageing cat lying down asleep on a cushion.
Desde guisantes dulces hasta huevos crudos, averigua qué alimentos, plantas y sustancias domésticas comunes son tóxicos para tu gato.

La fisiología de los gatos los hace particularmente sensibles a ciertos productos y compuestos químicos: su organismo no siempre puede eliminarlos adecuadamente, y esto puede derivar en enfermedades e incluso la muerte. El saber qué alimentos y sustancias tóxicas es preciso mantener fuera del alcance del gato, te ayudará a protegerlos mejor frente a enfermedades ó algún tipo de transtorno.

No se trata de una lista exhaustiva, aunque ante la duda, mantén lejos del gato cualquier elemento sospechoso y no le des de comer nada aparte de su dieta habitual a menos que lo hayas consultado antes con el veterinario.

Medicamentos y productos químicos que son tóxicos para los gatos

Los gatos reaccionarán mal a los medicamentos típicos que se encuentran en cualquier casa, como por ejemplo, paracetamol, aspirina e ibuprofeno. Los desinfectantes fenólicos, como los que se usan habitualmente para limpiar los baños, y los disolventes como el aguarrás también son dañinos. La permetrina, presente en algunos insecticidas, y el etilenglicol (anticongelante) son igualmente tóxicos para los gatos. Mantén todos estos productos alejados del gato y en un lugar donde no pueda acceder fácilmente a ellos.

Plantas tóxicas para los gatos

Muchas veces, los gatos evitarán comer cualquier cosa que pudiera causarle una enfermedad; son muy sensibles a los sabores amargos, y la mayoría de las sustancias tóxicas tienen un sabor amargo. Sin embargo, es habitual ver en gatos intoxicaciones por lirios y otras plantas.

Por prevención, es buena idea evitar tener en casa o cultivar en el jardín ciertas plantas tóxicas para los gatos. Entre ellas se incluyen:

  • Muérdago, acebo, hiedra y flor de Pascua
  • Ciclamen, glicinia y rododendro
  • Guisantes dulces, manzana de Java y lirios
British Shorthair adulto recostado en el interior sobre una alfombra blanca junto a un tazón de comida.

Alimentos tóxicos para tu gato

Algunos de los alimentos que probablemente tengas en tu casa también son tóxicos para los gatos. Los síntomas pueden ir desde malestares hasta daños graves en los órganos.

Como ocurre con los perros, el chocolate es tóxico para los gatos porque contiene teobromina. Cuanto más oscuro es el chocolate, más teobromina contiene. Según la cantidad y el tipo de chocolate que ingiera, tu gato puede presentar ritmo cardíaco irregular, temblores, convulsiones e incluso puede llegar a morir.

Tanto la cebolla como el ajo son perjudiciales para tu gato, ya que pueden favorecer la destrucción de los glóbulos rojos y provocar anemia. También pueden dar lugar a molestias gastrointestinales y provocar diarrea. Las uvas y las uvas pasas son tóxicas también. Con el tiempo, pueden causar insuficiencia renal. Las primeras señales de advertencia en tu gato son los vómitos reiterados y la hiperactividad.

Aunque las proteínas son una parte fundamental de la dieta de tu gato, ciertos tipos de proteínas pueden ser perjudiciales para su salud. Los huevos crudos representan un riesgo de intoxicación para tu gato. Además, pueden interferir con la capacidad de absorción de la biotina de la vitamina B a causa de la avidina, una proteína presente en la clara de huevo. Si tu gato hígado en grandes cantidades, puede sufrir una intoxicación por vitamina A que podría afectar a los huesos y provocar osteoporosis.

Evita darle restos de la mesa a tu gato: esto fomenta el comportamiento de demanda de alimento (que pida alimento), lo que puede favorecer el aumento de peso y también alterar su sistema digestivo. Los alimentos con mucha grasa o fritos pueden resultar demasiado ricos para tu gato y provocarle diarrea. Tu gato no debe consumir alcohol ni cafeína, ya que los efectos de estas sustancias en los gatos son más graves que en los humanos debido a su pequeño tamaño y puede causar daños severos.

Aunque es común ver la imagen de un gato bebiendo leche de un plato, la intolerancia a la lactosa de tu gato aumenta después del destete. Por lo tanto, la ingesta de leche puede provocar malestar y problemas digestivos.

Si crees que tu gato ha comido algo tóxico, contacta con tu veterinario de inmediato para que te aconseje sobre el mejor modo de actuar. Toma precauciones para asegurarte de mantener las sustancias, los alimentos o las plantas tóxicas fuera del alcance de tu mascota.

  • Salud digestiva

Pon "Me gusta" y comparte esta página

Artículos relacionados
Adult cat sitting down indoors on a wooden floor eating from a red bowl.

Cómo la alimentación de los gatos contribuye a su digestión

Gato adulto tumbado sobre una manta beige en el interior .

Prevención de transtornos digestivos en gatos

Gato adulto de pie en la consulta del veterinario comiendo de un bol plateado.

Alimentar al gato después de una cirugía para facilitar su recuperación

Encontrar un veterinario

Si te preocupa la salud de tu gato, consulta con tu veterinario.

Buscar cerca de mi ubicación
Si te preocupa la salud de tu gato, consulta con tu veterinario.
Cookie Settings