Hablemos del West Highland White Terrier

Conocidos por sus mantos blancos como la nieve, los West Highland White Terrier (o 'Westie') son vivaces, sólidos y sorprendentemente fuertes. Llenos de carácter, estos pequeños escoceses también son afables, curiosos y pueden ser bastante luchadores. Al establecer fuertes lazos con sus familias humanas, harán sonar la alarma ante cualquier amenaza que perciban, lo que los convierte también en buenos perros guardianes. Originalmente criados para cazar ratas, los Westie siguen conservando algo de ese instinto de caza tenaz hoy en día y pueden ser bastante obstinados cuando quieren algo.

Nombre oficial: West Highland White Terrier

Otros nombres: Poltalloch Terrier, Roseneath Terrier, Westie

Orígenes: Escocia

Retrato de perfil lateral en blanco y negro de un West Highland White Terrier de pie
  • Tendencia al babeo

    1 out of 5
  • Necesidad de aseo

    3 out of 5
  • Nivel de muda de pelo

    2 out of 5
  • Tendencia a ladrar

    4 out of 5
  • Nivel de energía

    1 out of 5
  • Compatibilidad con otras mascotas

    4 out of 5
  • ¿Clima cálido?

    3 out of 5
  • ¿Clima frío?

    3 out of 5
  • Adecuado para vivir en un apartamento

    4 out of 5
  • ¿Puede quedarse solo?*

    2 out of 5
  • ¿Mascota familiar?*

    4 out of 5
* Recomendamos no dejar a las mascotas solas durante períodos prolongados. La compañía puede prevenir la angustia emocional y el comportamiento destructivo. Pide recomendaciones a tu veterinario. Cada mascota es diferente, incluso dentro de una misma raza; esta instantánea de los rasgos específicos de esta raza debe tomarse como una indicación. Para disfrutar de una mascota feliz, saludable y de buen comportamiento, recomendamos educar y socializar a la mascota, así como cubrir sus necesidades básicas de bienestar (y sus necesidades sociales y de comportamiento). Las mascotas nunca deben dejarse sin supervisión con un niño. Pide más consejos a tu criador o tu veterinario. Todas las mascotas domésticas son sociables y prefieren compañía. Sin embargo, se les puede enseñar a afrontar la soledad desde una edad temprana. Busca el consejo de tu veterinario o entrenador para que te ayude a este respecto.
Imagen de perfil lateral ilustrada de un West Highland White Terrier de pie
MachoHembra
- 28 cm - 25.5 cm
6.8 - 9 kg6.8 - 9 kg
Life Stage
Edad de cachorroEdad de adulto
De 2 a 10 mesesDe 10 meses a 8 años
Edad maduraEdad sénior
De 8 a 12 añosA partir de los 12 años
Edad de bebé
Del nacimiento hasta los 2 meses
West Highland White Terrier saltando por tierra verde
1/7

Conoce al West Highland White Terrier

Todo lo que necesitas saber sobre la raza

Una de las razas de terrier más populares, los West Highland White tienen mucha personalidad. Sociable, afable e inteligente, definitivamente tienen mente propia. Esto puede hacer que el entrenamiento de un Westie sea un poco más difícil, pero con paciencia y algunos premios saludables, lo lograrán.

Sin embargo, en general, estos diminutos perros se adaptan bien a la mayoría de los entornos domésticos. Al crecer hasta una altura máxima de alrededor de 28 cm, los Westie son muy adecuados para apartamentos, siempre que hagan una cantidad decente de ejercicio todos los días. Solo una cosa que tener en cuenta: ocasionalmente pueden reaccionar intentando morder si se sienten amenazados, por lo que es mejor no dejar de supervisarlos cuando estén con niños pequeños.

Originarios de las Tierras Altas de Escocia, donde se criaron para cazar ratas y zorros, los West Highland White Terrier todavía conservan algo de ese instinto en la actualidad. Como tales, son los primeros en perseguir a otros animales o humanos, y siempre disfrutan de un buen juego en el jardín. A los Westie también les encanta explorar, excavar y olfatear cosas, te guste o no.

Sorprendentemente fuertes para su pequeño tamaño, los West Highland White Terrier están hechos de un material bastante duro. Raza de perro bastante saludable y robusta, gozan igualmente de una larga esperanza de vida. De hecho, los Westie pueden vivir con facilidad hasta casi la veintena de años.

Su distintiva doble capa blanca es en realidad bastante gruesa, para protegerlos de los elementos, y se mueven más rápido de lo que piensas. Sus ojos de color marrón oscuro suelen ser brillantes y vivos, y sus orejas aguzadas están constantemente a la escucha del más mínimo sonido.

Bastante protectores cuando están en su propio territorio, los West Highland White Terrier también se apresuran a ladrar a cualquier extraño que se acerque. Esto los hace unos buenos perros guardianas, aunque son menos adecuados para entornos donde el ruido puede ser un problema. Aparte de eso, sin embargo, estos pequeños y alegres terrier serán una excelente aportación a cualquier hogar.

Dos West Highland White Terrier sentados en un arbusto de brezo púrpura
2/7

Dos hechos acerca del West Highland White Terrier

1. ¿Y si nos vamos al subsuelo?

Dado su pasado como animales de caza,
cuando excavaban bajo tierra para expulsar a sus presas, hoy día el West Highland
White Terrier siempre está dispuesto a una buena excavación. De hecho, el nombre "terrier"
deriva de la palabra "terra" que significa tierra.

2. Solo en casa (o no...) 

A pesar de tener una vena independiente, no conviene dejar solos a
los West Highland White Terrier por mucho tiempo, de lo contrario
puedes volver a casa y encontrarte, como mínimo, el periódico masticado. Si tienes que dejar a tu Westie solo,
una caminata rápida o una carrera antes ayudará a cansarlos. Para obtener información sobre
el entrenamiento de tu Westie, mira a continuación.

Retrato de perfil lateral en blanco y negro de un West Highland White Terrier sentado
3/7

Historia de la raza

Con origen en el accidentado terreno de Escocia, la historia del West Highland White Terrier comienza hace varios cientos de años. Criados para cazar zorros y ratas, cargaban por el campo escocés recuperando presas para sus amos con sus poderosos dientes.

De hecho, la historia cuenta que su manto blanco como la nieve, que en tiempos era de diversos colores, tiene sus raíces en su legado cazador. En el siglo XIX, un perro perteneciente a un tal coronel Edward Malcolm de Poltalloch, en la costa oeste de Escocia, murió por disparos accidentales después de que se le tomara por un zorro. Como resultado, desde entonces en adelante se criaron para que fueran blancos y así evitar que el error se volviera a producir.

Originalmente se llamaron Roseneath Terrier, en honor a la finca escocesa de la que emanó la línea blanca; el nombre de West Highland White Terrier data de finales del siglo XIX. El Kennel Club del Reino Unido reconoció la raza en 1907 y el American Kennel Club, en 1908.

Curiosamente, Escocia se ha convertido de algún modo en sinónimo de terriers. Además del Westie, este país septentrional también puede reclamar al Cairn Terrier, al Skye Terrier, al Terrier Escocés y al Dandie Dinmont Terrier.

4/7

De la cabeza a la cola

Características físicas de los West Highland White Terrier

3
1
4
2
5

3.Cuerpo

La cola mide entre 13 y 15 cm de largo y a menudo se la compara con la forma de una zanahoria.

1.Cabeza

La capa gruesa es de color blanco con una capa interna suave.

4.Doble capa

La cabeza parece redonda, con un cráneo ligeramente abombado y, por lo general, cubierta de pelo espeso.

2.Orejas

Orejas grandes y prominentes con las puntas ligeramente redondeadas.

5.Orejas

Tienen ojos oscuros y brillantes, pequeños, orejas puntiagudas y grandes dientes para su tamaño.
5/7

Aspectos que tener en cuenta

Desde rasgos específicos de la raza hasta una descripción general de su salud, aquí tienes algunos datos interesantes sobre tu West Highland White Terrier

Su piel sensible puede suponer un problema

Los West Highland White Terrier pertenecen al grupo de perros que pueden ser propensos a la “dermatitis alérgica” o, para decirlo de manera más simple, a las alergias. Una reacción exagerada del sistema inmunológico, suele derivar en picazón que el perro intentará aliviar lamiéndose, rascándose, mordiéndose o frotándose. Este comportamiento puede causar más lesiones en la piel y abrir la puerta a otros agentes infecciosos como levaduras o bacterias. Entre los desencadenantes se pueden incluir alimentos específicos, alérgenos ambientales e incluso pulgas. Afortunadamente, son muchos los remedios que se pueden aplicar y, junto con el veterinario, seguro que podrás encontrar una rutina que consiga que tu Westie se encuentre más cómodo. Pueden ayudar desde calcetines especiales hasta varias opciones terapéuticas y dietas personalizadas.

Al igual que otros perros de raza pequeña, también pueden sufrir problemas dentales

Como resultado, conviene cepillar los dientes de tu West Highland White Terrier con la mayor frecuencia posible, e idealmente todos los días. Además, también debes pedirle a tu veterinario revisiones dentales regulares. Una vez más, la dieta también puede desempeñar un papel importante en su salud dental. Por ejemplo, una croqueta con la forma adecuada los alentará a masticar y, por lo tanto, ralentizará la formación de placa dental. Una fórmula que contenga quelantes de calcio ayudará también a reducir la formación de sarro. Para obtener más información sobre la mejor nutrición para tu West Highland White Terrier, consulta nuestra sección “Dieta saludable, perro más saludable”.

Otra cosa a la que prestar atención: una afección llamada “mandíbula de Westie”

Uno de los trastornos genéticos a los que puede ser propensa la raza es algo llamado osteopatía craneomandibular (OCM). Más comúnmente conocida como “mandíbula de Westie”, este trastorno del cráneo provoca una inflamación y engrosamiento de los huesos de la mandíbula. Esto puede provocar dificultad para masticar y tragar, así como babeo, y puede ser bastante doloroso, aunque la incomodidad puede disminuir con la madurez esquelética (entre los 10 y los 12 meses de edad). Lo mejor es prestar atención a cualquier signo y consultar al veterinario si es necesario para aliviar los síntomas. Además, se recomienda no criar a partir de animales afectados, así que consulta con el criador antes de adquirir un cachorro. Ambos padres deben estar libres de esta afección.

Dieta saludable, perro más saludable

Al elegir comida para un West Highland White Terrier, son muchos los factores que considerar: su edad, estilo de vida, nivel de actividad, estado fisiológico y salud, incluidas posibles enfermedades o sensibilidades. Los alimentos proporcionan energía para cubrir las funciones vitales de un perro, y una fórmula nutricional completa debería contener un equilibrio ajustado de nutrientes para evitar cualquier deficiencia o exceso en su dieta, los cuales podrían tener efectos adversos sobre el animal.

Conviene que haya disponible agua limpia y fresca en todo momento para respaldar la salud urinaria de tu perro. En climas cálidos, y especialmente cuando haga ejercicio, lleva agua y haz descansos frecuentes para que tu perro sacie la sed.

Las siguientes recomendaciones son para animales con buena salud. Si tu perro tiene problemas de salud, consulta con un veterinario que recetará una dieta veterinaria específica.

Las necesidades energéticas de un cachorro de West Highland White Terrier, en términos de energía, proteínas, minerales y vitaminas son mucho mayores que las de un adulto. Necesitan energía y nutrientes para mantener su cuerpo, pero también para crecer y desarrollarse. Hasta los 10 meses, el sistema inmunológico de los cachorros de West Highland White Terrier va desarrollándose gradualmente. Un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, puede ayudar a respaldar sus defensas naturales durante esta época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. Sus funciones digestivas también son diferentes de las de un adulto de West Highland White Terrier: el sistema digestivo aún no ha madurado, por lo que es importante proporcionar proteínas altamente digeribles que vayan a utilizarse de manera eficaz. Los prebióticos, como los fructooligosacáridos, respaldan la salud digestiva al ayudar a equilibrar la flora intestinal, lo que da como resultado una buena calidad de las heces.

De manera similar, los dientes del cachorro, comenzando por los dientes de leche, o los primeros dientes, y luego los dientes permanentes, constituyen un factor importante que debe tenerse en cuenta al elegir el tamaño, la forma y la textura de la croqueta. Esta intensa fase de crecimiento también implica grandes necesidades energéticas, por lo que el alimento debe tener un alto contenido energético (expresado en Kcal/100 g de alimento), mientras que las concentraciones de todos los demás nutrientes también serán más altas de lo normal en un alimento de crecimiento especialmente formulado. Se recomienda dividir la cantidad diaria en tres comidas hasta los seis meses de edad y luego cambiar a dos comidas al día.

A lo largo de su vida, es importante evitar dar de comer al West Highland White Terrier alimentos para humanos o aperitivos grasos. En su lugar, recompénsalos con croquetas tomadas de su asignación diaria de comida y sigue estrictamente las pautas de alimentación escritas en el paquete para evitar que gane un peso excesivo.

Los principales objetivos nutricionales de los West Highland White Terrier adultos son:

Mantener un peso corporal ideal mediante el uso de ingredientes altamente digeribles y mantener el contenido de grasa en un nivel razonable.

Preservar la salud y la belleza de la piel y el pelaje enriqueciendo los alimentos con ácidos grasos esenciales (especialmente EPA-DHA), aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B para contribuir a la función de "barrera" de la piel. El West Highland White Terrier tiene un pelaje áspero y una piel delicada.

En la edad adulta, los perros de razas pequeñas están expuestos a trastornos bucales y dentales, más en concreto, a acumulación de placa dental y sarro. Los dientes y las mandíbulas de West Highland White Terrier necesitan mucha protección. Una fórmula que contenga quelantes de calcio ayudará a reducir la formación de sarro y a respaldar la higiene bucal diaria. Los perros de razas pequeñas son famosos por ser muy exigentes con la comida. Su apetito se verá estimulado por la fórmula y los aromas exclusivos, así como por un tamaño de croqueta con una textura especial. Los perros de razas pequeñas son propensos a las piedras urinarias; se recomienda una dieta compatible con un sistema urinario saludable.

Para los West Highland White Terrier que viven principalmente en interiores, las proteínas altamente digeribles, un contenido de fibra apropiado y fuentes de carbohidratos de muy alta calidad ayudarán a reducir el olor y el volumen fecal. Dado que el estilo de vida de interior suele significar menos ejercicio, un contenido calórico adaptado que satisfaga las necesidades energéticas reducidas y una dieta que contenga L-carnitina para promover el metabolismo de las grasas puede ayudar a mantener un peso ideal. Además de un estilo de vida de interior, la esterilización también es un factor en los perros con sobrepeso.

Tras cumplir los 8 años, los West Highland White Terrier comenzarán a enfrentarse a los primeros signos de envejecimiento. Una fórmula enriquecida con antioxidantes ayudará a mantener su vitalidad y un contenido de fósforo adaptado respaldará su sistema renal. El envejecimiento también va acompañado de cambios en la capacidad digestiva y en ciertas necesidades nutricionales, por lo que los alimentos para West Highland White Terrier sénior deben cumplir las siguientes características:

Mayor contenido de vitaminas C y E. Estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo frente a los efectos dañinos del estrés oxidativo vinculado al envejecimiento.

Proteína de alta calidad. Al contrario de lo que se suele creer, reducir el contenido de proteínas en los alimentos aporta pocos beneficios para limitar la insuficiencia renal. Además, los perros mayores son menos eficientes en el uso de proteínas dietéticas que los perros más jóvenes. Reducir el contenido de fósforo es una buena forma de frenar el deterioro gradual de la función renal

Una mayor proporción de oligoelementos de hierro, cobre, zinc y manganeso para ayudar a mantener el buen estado de salud de la piel y el pelo.

Mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (ácidos grasos omega-3 y omega-6) para mantener la calidad del pelo. Los perros pueden producir normalmente estos ácidos grasos, pero el envejecimiento puede afectar a este proceso fisiológico.

A medida que envejecen, los perros tienen más predisposición a padecer problemas dentales. Para garantizar que ingieren alimento en cantidad suficiente, es necesario tener en cuenta el tamaño, la forma y la textura de las croquetas, para que se ajusten a su mandíbula. Una forma de croqueta adaptada puede ayudar a reducir la tasa de ingesta de alimentos y así ayudar a tu perro a mantener un peso corporal saludable.

West Highland White Terrier mirando desde hierba alta
6/7

Cuidar de tu West Highland White Terrier

Consejos de cuidados, entrenamiento y ejercicio

Dada su experiencia como terriers de trabajo, tal vez no sorprenda que los West Highland White Terrier sean una raza bastante llena de energía. El Westie requiere una cantidad razonable de ejercicio cada día. Dale juego un mínimo de 30 minutos, pero, idealmente, hasta una hora. Raza muy afable y sociable, los Westie también disfrutan jugando, persiguiendo pelotas y conociendo a otros perros. Debido al innato instinto de caza del Westie, se debe tener cuidado al soltarlos, a menos que quieras recuperarlos de la madriguera de un zorro, y también se deben mantener alejados de cualquier animal pequeño.

Con su grueso manto doble, compuesto por una gruesa capa externa y una más suave por debajo, el aseo diario es importante para los West Highland White Terrier. Además del cepillado habitual, algunos propietarios también utilizan una técnica llamada pelado (o desplumado) donde se arranca suavemente el pelo viejo muerto, aunque otros prefieren llevarlos a un peluquero profesional cada cuatro a seis semanas. En el lado positivo, el Westie muda poco, en comparación con la media. También, debido a la naturaleza específica de su manto exterior, que contiene pocos aceites y es relativamente resistente a la suciedad, solo será necesario bañarlos muy ocasionalmente. Lo ideal es que se cepillen los dientes a diario, se corten las uñas según sea necesario y se revisen las orejas con regularidad.

Raza extremadamente inteligente, el West Highland White Terrier aprende rápido, pero hay que decir que también puede ser un poco terco. Como terriers de trabajo, se criaron para que trabajaran solos, lo que les confirió su vena independiente. Sin lugar a dudas, algo de ese espíritu perdura en ellos hoy día. En el lado positivo, la afable personalidad del Westie significa que responde bien al entrenamiento basado en recompensas y al refuerzo positivo. ¡La paciencia es la clave! Una vez que hayan descifrado los comandos iniciales, los Westie destacarán en muy variados deportes caninos, que abarcan desde la obediencia y el seguimiento hasta la agilidad.

7/7

Todo sobre los West Highland White Terrier

Fuentes
  1. Centros veterinarios de Estados Unidos https://vcahospitals.com/
  2. Enciclopedia de perros Royal Canin. Ed. 2010 y 2020
  3. Hospital de mascotas de Banfield https://www.banfield.com/
  4. Paquete de productos Royal Canin BHN
  5. American Kennel Club https://www.akc.org/

Dale like y comparte esta página