Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.

Guía para cambiar el alimento de tu perro

English Cocker Spaniel eating from a bowl indoors
La introducción de tu perro a un nuevo alimento debe hacerse lentamente, para evitar posibles alteraciones digestivas. Sigue nuestra sencilla guía de siete días para que tu perro se adapte a su nueva dieta de forma segura y cuidadosa.

¿Cuándo debería considerar cambiar la dieta de mi perro?

Puede llegar un momento en que necesites cambiar la dieta de tu perro. Hay diferentes razones por las que puedes querer cambiar, incluyendo:

  • Tu perro está pasando de una de las tres etapas clave de la vida a otra: cachorro, adulto y sénior. Cada una de estas etapas de la vida tiene necesidades únicas que pueden beneficiarse de una nutrición a medida.
  • Tu perra es gestante. Una perra lactante necesitará energía extra, y puede requerir una nueva dieta que se adapte mejor a sus necesidades nutricionales.
  • Una enfermedad o condición que necesita apoyo nutricional adicional, como la sensibilidad de la piel o las molestias gastrointestinales.
  • Has estado investigando sobre varios alimentos para perros o has hablado con tu veterinario y has decidido cambiar la alimentación de tu mascota.

Señales que indican que tu perro podría necesitar cambiar de dieta

Hay algunas señales a las que hay que estar atentos que podrían indicar la necesidad de cambiarle el alimento:

  • Un pelaje apagado puede ser un indicio de que tu perro no está obteniendo los nutrientes adecuados con su dieta.
  • Las heces sueltas y las flatulencias pueden ser un signo de intolerancia alimentaria o el resultado de un alimento de menor calidad.
  • Bajos niveles de energía.
  • Es posible que los perros con sobrepeso u obesos necesiten una nueva dieta, en lugar de simplemente reducir la existente, para seguir recibiendo la nutrición completa y equilibrada que necesitan mientras trabajan de forma segura y lenta para reducir su peso.

Si tienes alguna preocupación sobre la salud de tu perro, tu veterinario puede ayudarte a determinar qué dieta es la adecuada para tu mascota. El veterinario también puede ayudarte a saber cuándo y cómo hacer la transición alimentaria de tu mascota con éxito. La recomendación de tu veterinario ayudará a que la transición sea una experiencia positiva para ambos.

Cómo cambiar el alimento de tu perro: la transición debe ser gradual

Una vez que hayas decidido hacer el cambio a otro alimento, te recomendamos una transición gradual. Al facilitar que tu mascota se acostumbre a su nuevo alimento lentamente, ayudarás a evitar alteraciones digestivas. Generalmente, este proceso necesita alrededor de una semana, y siempre es una buena idea estar pendiente de tu mascota para asegurarte de que va bien.

Comienza introduciendo la nueva dieta como una pequeña proporción de su antigua dieta, luego ve cambiando gradualmente la proporción del alimento antiguo y el alimento nuevo en un período de aproximadamente una semana, hasta que tu mascota haya hecho la transición completa a la nueva dieta. Durante los primeros días, trabaja con una proporción de alrededor del 25 % de comida nueva y el 75 % de comida antigua, y controla el comportamiento de tu mascota y el consumo de comida.
Si todos los signos son buenos después de un par de días, comienza a cambiar la proporción de alimento nuevo con respecto al anterior. Incrementa gradualmente el porcentaje de alimento nuevo para que sea 50/50 después de cuatro días y a partir de los seis días 75% de alimento nuevo y 25% de alimento anterior. Finalmente, si tu perro tolera bien la comida, empieza a alimentarlo al 100% con el alimento nuevo después de siete u ocho días. Es recomendable mantener una rutina de alimentación regular, mantener las mismas horas de comida y las mismas áreas de alimentación mientras haces la transición de tu mascota a una nueva dieta. Contacta con tu veterinario si tienes alguna duda sobre la forma en la que tu mascota está haciendo la transición al nuevo alimento.

Estate atento

Una vez que tu mascota se haya acostumbrado a su nueva dieta y ya no la alimentes con su antigua comida, debes seguir proporcionándole esta nueva dieta durante al menos dos meses para que tu mascota pueda sentir todos los beneficios de su nueva nutrición y puedas evaluar mejor lo bien que está respondiendo a ella. La calidad de la dieta se notará en la apariencia de tu mascota, lo que resulta en un peso corporal saludable, una piel sana y un pelaje brillante, reducción al mínimo los trastornos estomacales y buena calidad de las heces.

Si le estás proporcionando a tu mascota una nueva dieta por razones de salud, deberías agendar una revisión con su veterinario para hacer seguimiento y confirmar si su nueva dieta está mejorando su estado de salud.
  • Salud digestiva
  • Bienestar general

Comparte esta página

Artículos relacionados
English Cocker Spaniel standing indoors eating from a feeding bowl

Alimentar a tu perro con una alimentación mixta

Caniche adulto tumbado en un sofá lamiéndose los labios.

​¿Qué es lo que hace que el sistema digestivo de un perro esté sano?

Nova Scotia Duck Tolling Retriever adulto acostado en el interior sobre una alfombra.

¿Está tu perro estreñido?