Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.

Cómo socializar a tu perro después de un confinamiento

Two dogs meeting outside whilst on a walk
Si has tenido que aislarte en casa o no has podido salir tanto como te gustaría durante un confinamiento, es posible que tu perro o cachorro tarde más tiempo en socializar cuando vuelvas a tu rutina habitual.

Durante la pandemia, la gente se habrá quedado en casa durante más tiempo de lo normal. Como consecuencia de ello, algunas personas pueden haber decidido comprar o adoptar un cachorro o un perro. Aunque todo ese tiempo juntos puede ayudar a estrechar el vínculo con tu mascota y facilitar el adiestramiento, también significa que puede haber menos oportunidades para explorar y descubrir el mundo exterior. 

Del mismo modo, los perros que antes estaban acostumbrados a socializar pueden sentir que la situación ha cambiado durante el confinamiento, como por ejemplo, al encontrar más corredores y ciclistas en sus paseos.

También es posible que los perros noten que las personas llevan mascarilla, lo que cambia de forma considerable su capacidad para reconocer emociones mediante las señales visuales.

Por eso, a medida que se reanuda la vida normal, es importante intentar que vuelvan a familiarizarse con diferentes experiencias a través de la socialización y el entrenamiento.

Person jogging past a dog outside illustration

¿Por qué es importante que los perros socialicen?  

La socialización es un proceso de aprendizaje en el que tu cachorro se familiariza con el mundo. Cualquier nueva experiencia que compartas con ellos es parte de esta socialización y contribuye a su capacidad de comunicarse. La socialización puede consistir en conocer a una nueva persona u otro perro, subir a un coche, oír un secador de pelo o, simplemente, ir a un nuevo lugar.
Una socialización adecuada les ayuda a relajarse y a disfrutar de la vida, les proporciona las herramientas necesarias para hacer frente a la gran variedad de experiencias y eventos que encontrarán, y les ayuda a convertirse en mascotas cariñosas.
Author
— Waltham Pet Care Science Institute

El principal período de socialización tiene lugar durante las primeras semanas de vida de tu cachorro. Sin embargo, es importante continuar con la socialización y la familiarización incluso cuando es adulto. Sin la socialización, un perro puede volverse temeroso o incluso agresivo en situaciones desconocidas.

¿Cuándo debo comenzar a socializar a mi perro?

Los perros son más receptivos cuando son cachorros, entre las 3 y 14 semanas. Durante este período, aprenden rápidamente a crear vínculos con otros y son especialmente sensibles a su entorno. Tu veterinario puede decirte si tu cachorro está listo para socializar (en función de su edad y las vacunaciones).

Aunque estos encuentros tempranos juegan un papel importante en el futuro equilibrio emocional del perro, la socialización no termina a las 14 semanas. Seguirán aprendiendo a lo largo de su vida y sus reacciones a situaciones familiares pueden cambiar: un perro joven puede estar cómodo dentro de un coche al principio, pero una experiencia negativa puede hacer que sienta ansiedad más adelante.

Del mismo modo, los perros adultos que no socializaron lo suficiente de cachorros pueden aprender nuevos comportamientos y sentirse cómodos en situaciones que antes eran estresantes para ellos. No obstante, la estrategia será diferente a la de la socialización de cachorros.

Cómo socializar a un cachorro

Tu veterinario puede decirte si tu cachorro está listo para socializar (en función de su edad y las vacunaciones), y además puedes tomar como punto de partida los conceptos básicos de socialización que la madre ha enseñado al cachorro.

El objetivo es exponer a tu cachorro a tantas nuevas sensaciones como sea posible mientras tenga menos de 14 semanas: que vea, oiga, toque y huela el mundo que lo rodea.

Cada nueva interacción que tenga con un perro, una persona o su entorno servirá de referencia para el resto de su vida. Cuantas más experiencias positivas tenga de cachorro, más cómodo se sentirá de adulto.

Pero las experiencias negativas también tendrán un efecto duradero. Así que, al igual que con un perro que ha alcanzado la madurez, hay que socializarlos con cuidado, observando constantemente su comportamiento durante cada nueva experiencia y gestionando su respuesta.

Si debido al confinamiento no has podido sacar a tu cachorro fuera de casa tan a menudo como te habría gustado, puedes empezar llevándolo contigo a visitar a un amigo (si está permitido) o interactuando con perros que sepas que están vacunados y se comportan bien.

El distanciamiento social hace que la socialización de cachorros y perros sea más difícil que antes. A pesar de ello, todavía podéis descubrir el mundo juntos e interactuar con personas y otros perros desde una distancia segura.

Intenta siempre adaptar el ritmo del entrenamiento para socializar a un nivel que sea cómodo para tu cachorro. Algunos tienen comportamientos innatos que hacen que se sientan ansiosos por naturaleza. Consulta con tu veterinario para que te aconseje sobre tu cachorro. 

Cómo socializar a perros adultos

Desafortunadamente, no todos los perros consiguen socializar de forma adecuada cuando son cachorros.

Es posible que hayas adoptado un perro maduro al que nunca dejaban salir, o tal vez tu cachorro estaba demasiado enfermo para explorar el exterior cuando era joven. Incluso puede que hayas tenido que permanecer en el interior con tu cachorro durante un confinamiento.

Sea cual sea la razón, si tu perro pierde esa oportunidad temprana, cuando alcance la madurez te resultará más difícil introducirlo a experiencias desconocidas. De todas formas, se puede lograr que un perro progrese con un poco de paciencia y una estrategia pausada y constante.

Ansiedad social en perros

Si tu perro se pone nervioso o agresivo cuando hay otros perros o personas a su alrededor, tal vez ladrando o buscando una oportunidad para escapar, puede ser una señal de que necesita socializar.

También es posible que con el tiempo se desarrollen nuevos comportamientos o que aparezcan al cambiar la rutina. Un perro adoptado durante la pandemia estará acostumbrado a tenerte cerca y podrá sentir ansiedad por separación cuando lo dejes solo. También puede haberse vuelto cauteloso con otros perros después de tanto tiempo en el interior. Puedes obtener más información acerca de la ansiedad por separación en perros aquí.

Cómo socializar a perros maduros

Al socializar a perros adultos, es importante ser realistas. Si no lo hicieron como cachorros, tendrán una desventaja y quizás no sea posible hacer que se sientan cómodos con las situaciones que se encuentren.

En función de los antecedentes de tu perro, tu objetivo podría ser simplemente introducir suficientes estímulos para que se sientan seguros solo en su entorno más cercano y no en el resto del mundo.

Es importante recordar que no se debe meter prisa a un perro maduro. No asimilará las nuevas experiencias como lo hace un cachorro, así que debes adaptarte a su ritmo.

También debes tener en cuenta si tiene algún dolor (por ejemplo, artritis) o alguna discapacidad mental que dificulte la socialización. Si crees que es así, no dudes en hablar con tu veterinario para que te aconseje.

La mejor manera de empezar es encontrar un entorno en el que tu perro ya se sienta cómodo y, desde ahí, progresar lentamente. Por ejemplo, si estás intentando que conozca a tus amigos y familiares, deja que se acerquen a tu perro mientras está atado con correa lentamente y de uno en uno, manteniendo sus voces bajas y tranquilas. Deja que le den juguetes y, si muestra ansiedad, interrumpe la sesión e inténtalo de nuevo en otro momento. Es importante terminar una sesión de socialización de forma positiva, así que no olvides traer juguetes y premios.

El estímulo, la positividad y la paciencia serán fundamentales en la socialización de tu perro, al igual que las recompensas. Cada vez que logre progresar o intente superar sus miedos, recompénsalo con elogios o con su juguete o premio preferidos. No olvides limitar el número de premios y reducir el tamaño de sus comidas principales para equilibrar su ingesta de alimentos.

Se puede tardar mucho tiempo en socializar a perros adultos, y es posible que surjan contratiempos en el proceso. Pero no te desanimes, ya que el beneficio a largo plazo, tanto para ti como para tu perro, hará que el tiempo y el esfuerzo valgan la pena. Consulta siempre con tu veterinario, que es el mejor recurso para ayudarte en la socialización de tu cachorro o perro.

  • Bienestar general

Comparte esta página

Artículos relacionados

Cómo mantener a tu perro entretenido durante un confinamiento por el coronavirus

¡Al agua, perros!

Adult Beagle running in water.

Cómo mantener fresco a tu perro en el verano