​Síntomas de problemas digestivos en tu gato

Adult cat lying down indoors on a white blanket.
Saber qué signos buscar en tu gato que indiquen un problema digestivo puede asegurarte que reciba el tratamiento correcto lo más rápido posible. Obtén más información sobre los síntomas comunes aquí.

Cuando se trata de problemas digestivos, los gatos pueden sufrir varias afecciones causadas por muchas cosas diferentes, por lo que saber reconocer los signos de un problema de este tipo puede ser útil.

Tu gato tiene dificultad para comer o tragar

Si tu gato tiene una obstrucción en el esófago (como una bola de pelo), o los músculos de su esófago o estómago no funcionan correctamente, es posible que le cueste comer o tragar.

Lo notarás reacio a comer, lo que puede ser doloroso, y cuando lo hace puede ser difícil o tenso. Puede que regurgite la comida, es decir, devuelva los alimentos de forma pasiva, generalmente poco después de comer y sin previo aviso. Puede toser o puede tener mal aliento causado por alimentos no digeridos que le bloquean el esófago.

Tu gato vomita o tiene bolas de pelos

Debido a su estilo de vida carnívoro, no es raro que los gatos vomiten de vez en cuando, especialmente si han comido algo que su cuerpo identifica como dañino. However, frequent vomiting, either twice a month or more, can be an indicator of a more serious problem, such as an infection, inflammatory diseases or ulcers. Cuando tu gato vomite, devolverá alimentos que se han digerido parcialmente en el estómago, a menudo bastante tiempo después de comer. Esto es diferente a la regurgitación, que es una reacción más pasiva e inmediata.

Si tu gato regurgita un bulto de pelo compacto y enmarañado, puede estar sufriendo con bolas de pelos. Estas se forman cuando el exceso de pelo ingerido durante el aseo forma cúmulos en el tracto digestivo del gato. Normalmente, tu gato digeriría y expulsaría estos pelos, pero, si hay demasiados, su cuerpo no puede hacerlo y entonces se forman bolas de pelos. Este es un problema común de los gatos de interior, ya que pasan mucho más tiempo aseándose que los gatos de exterior.

Adult cat lying down yawning indoors.

Tu gato tiene diarrea

Al igual que los vómitos, la diarrea puede ser señal de una enfermedad más importante que sufre tu gato. Los veterinarios distinguen entre diarrea del intestino grueso y del intestino delgado, que se caracterizan por diferentes síntomas y diferentes causas.

Si tu gato tiene diarrea del intestino grueso, por lo general, sus deposiciones tendrán el mismo volumen o mayor del normal, pero suelen incluir sangre o mucosidades. También puedes notar que sus deposiciones son más blandas al final del día. Tu gato también mostrará la necesidad de defecar con urgencia y frecuencia.

La diarrea del intestino delgado de los gatos suele ser de gran volumen, puede tener una variación de color, como verde o naranja, y puede incluir alimentos sin digerir. Es posible que tu gato también sufra de vómitos, pérdida de peso y flatulencias.

Una de las dificultades de controlar las heces de tu gato es que puede salir afuera para evacuar sus intestinos. Si este es el caso, verifica si tiene heces alrededor del ano, ya que esto puede ser un indicador de diarrea, y vigila la frecuencia con la que sale.

Si notas alguno de estos síntomas en tu gato, es importante que lo lleves al veterinario para poder identificar la causa del problema y reciba el tratamiento adecuado. Muchos problemas digestivos pueden aliviarse o controlarse con la dieta correcta. Por lo tanto, solicítale asesoría al veterinario sobre cuál es el mejor alimento para ayudar a la salud digestiva de tu gato.

  • Salud digestiva
Artículos relacionados
Adult cat sitting down outside in a garden next to a silver bowl.

Problemas digestivos comunes en los gatos

Adult cat sitting down indoors on a wooden floor eating from a red bowl.

Cómo la dieta de tu gato apoya su digestión

Adult cat standing in a vets office eating from a silver bowl.

Alimentación de tu gato después de cirugías para apoyar la recuperación