Cuidado de tu perro en climas fríos

9/20/2018

Antes de que el frío del invierno llegue en plenitud, es buena idea tomar algunas precauciones generales para garantizar un invierno saludable y seguro para tu compañero favorito. Comienza con una visita al veterinario para un examen general de invierno, a fin de detectar cualquier problema de salud preexistente.

Lo creas o no, el aseo adecuado también es una parte importante de mantenerse saludable en los meses de invierno. Un pelaje pesado y enmarañado no protege adecuadamente la piel subyacente de tu perro de las temperaturas frías extremas. Si tu perro pasa mucho tiempo en el exterior, revisa regularmente sus orejas y patas para comprobar que no haya signos de congelamiento. Mantener el pelo entre las almohadillas de las patas recortado durante el invierno es importante para minimizar la acumulación de hielo entre los dedos.

Actividades en el exterior en clima frío

Si bien los humanos podemos encontrar el sofá y un cómodo edredón más atractivos que estar en el exterior durante los meses invernales, es importante que tu perro mantenga una rutina de ejercicios adecuada para evitar subir de peso y minimizar el riesgo de estrés, letargo y falta de estimulación. Los cachorros en particular pueden desarrollar problemas de conducta como lloriquear, ladrar excesivamente, cavar agujeros, masticar, morder o jugar demasiado brusco si no hacen el ejercicio adecuado y queman la energía que tienen.

Haz que la diversión en el exterior sea emocionante al cambiar el juego en el patio trasero por un paseo al parque o la exploración de un sendero natural. Incluso tomar una ruta a pie diferente animará los sentidos de tu perro, al exponerlo a nuevos estímulos visuales y olores. Puedes inventar nuevas actividades de juego en el patio, como crear una carrera de obstáculos o mostrarle nuevos juguetes. Lo importante es mantener a tu perro activo durante estos meses fríos.

Adult Bernese Mountain Dog standing outdoors on a snow footpath.
Puppy Hygenhunds standing on a snowy front doorstep.
Feeding to activity level and body type

As a general rule, puppies and young dogs burn more calories, so they have higher energy needs. Elije una dieta con proteínas y grasas de alta calidad para satisfacer sus necesidades energéticas. Older, less active dogs, have lower energy needs and require a diet that is tailored to those needs.

Pound for pound, small dogs require more energy from food every day than larger dogs. Remember dogs have specific food requirements based on their health, level of activity and age.

Regardless of size, breed or age, during cold winter months both two-legged and four-legged animals intuitively increase calorie intake, so it’s important that your dog maintain a regular exercise program.

How to Identify Weather-related Distress

“Jack Frost nipping at your nose” makes for a cosy song lyric, but in reality, your dog is even more susceptible to adverse effects related to cold weather than you.

Although many dogs have heavy coats that help to keep them warm in cold temperatures, some short-haired breeds, small dogs, puppies and senior dogs may benefit from the additional warmth provided by a sweater or vest. Choose a garment made with a water-repellant material that fits snuggly but allows warm air to circulate between the body and the material.

Maintain a vigilant eye for telltale signs that your dog is being adversely affected by winter’s chill. Entre estos se pueden incluir sufrir temblores visibles, encogerse, levantar repetidamente las patas o tratar constantemente de volver a entrar. Una buena regla general es que si la temperatura es demasiado fría para ti, es probable que también lo sea para tu mascota.

Volver arriba