prueba prueba prueba

Enfermedades comunes de la piel en perros

9/20/2018
prueba prueba prueba

Dependiendo de la raza de tu perro, su edad y una serie de factores genéticos, es posible que descubras que es propenso a las enfermedades de la piel. Existen varias maneras simples en las que puedes ayudar a la recuperación de tu perro, además de evitar problemas en el futuro.

¿Qué es lo que importa sobre la piel de tu perro?

La piel de un perro actúa como una barrera entre los órganos sensibles, los músculos, el esqueleto y su entorno, ya sea que pasen el tiempo en el exterior o en el interior. Es el órgano más grande de su cuerpo y, si se incluye el pelo, representa alrededor del 12 % de su peso corporal total. Ofrece una protección vital contra los parásitos, almacena grasas, agua y vitaminas, y alberga terminaciones nerviosas sensoriales.

Su piel es una barrera que evita la pérdida de agua, reduce la posibilidad de deshidratación y ayuda a regular la temperatura de su cuerpo. La piel de un perro también secreta sebo, una sustancia similar al aceite que crea una película biológica sobre la superficie de la piel. Esta película protege contra amenazas externas, al controlar el equilibrio entre las bacterias "buenas" y "malas", y evita que las bacterias se multipliquen. También mantiene el equilibrio del pH de la piel de tu perro, para ayudar a evitar la irritación provocada por los cambios ambientales.

Así, la piel de tu perro es un filtro importante entre su entorno y su cuerpo, y se le deben dedicar los cuidados adecuados.

¿Cuáles son los síntomas de una enfermedad de la piel de mi perro?

Al igual que los síntomas de una enfermedad de la piel en un ser humano, tu perro puede sufrir de piel reseca, irritada o enrojecida en ciertas áreas. Su pelaje puede parecer reseco o grasoso, puede producirse pérdida de pelo o puedes notar que tiene caspa. Es probable que el primer síntoma que detectes de una enfermedad de la piel sea que tu perro sienta picazón o se rasque para tratar de aliviar algunas de sus molestias.

Algunas razas de perro específicas tienen sus propias enfermedades de la piel que es importante tener en cuenta. Los perros como los bulldogs o los carlinos pueden sufrir irritaciones debido a que las bacterias y los hongos se "atascan" en los pliegues de su piel. Los perros de tamaño mediano que pueden pasar mucho tiempo en el exterior o trabajando están expuestos a presiones ambientales, lo que significa que las defensas naturales de la piel necesitan un apoyo especial. Los pastores alemanes, los dálmatas, los schnauzers miniatura y los shih tzus tienen una piel igualmente sensible, por lo que es importante preguntarle al veterinario si existen predisposiciones genéticas a enfermedades de la piel que debas conocer.

Puppy Miniature Schnauzer running outdoors in a field.
Adult Samoyed lying down on an examination table in a vets office.
¿Por qué los perros desarrollan enfermedades de la piel?

Algunas enfermedades de la piel en los perros se producen o exacerban debido a factores externos. Los perros que pasan mucho tiempo en el exterior están en contacto con una mayor variedad de posibles plagas y parásitos, los que, a su vez, pueden causar inflamación. A pesar de que la higiene es importante, si usas un champú o un producto de limpieza que elimina el sebo de la piel, esto también puede causar problemas.

Una dieta deficiente o nutricionalmente desequilibrada puede contribuir a la aparición de problemas en la piel de los perros. Existen varios tipos de reacciones adversas a los alimentos. La más común es la alergia, en la que los perros desarrollan una respuesta alérgica a la proteína en su dieta. Como resultado, se desencadenan síntomas como picazón, enrojecimiento e inflamación. La sensibilidad de tu perro, en combinación con su dieta, puede causarle problemas en la piel.

Mantener saludable la piel de tu perro requiere una mezcla compleja de nutrientes, incluidos ácidos grasos de cadena larga, como los de los grupos omega 3 y omega 6. Los microminerales, como el zinc y el cobre, son importantes para la función celular en general y para mantener un pelaje de buena calidad y buen color. Lo más importante es que las proteínas de alta calidad y que son fáciles de digerir son esenciales. La piel y el pelaje de tu perro utilizan hasta el 30 % de su ingesta diaria de proteínas, por lo que es crucial que te asegures de que obtengan las del tipo correcto.

Puedes mantener la salud de la piel y el pelo de tu perro, y tomar medidas preventivas contra las enfermedades comunes de la piel, si eliges un alimento adecuado y eres consciente de cualquier factor externo con el que se puedan encontrar. Si no estás seguro, pregúntale al veterinario, quien estará feliz de ayudarte.

Volver arriba