​La dieta de tu perro y su salud digestiva

10/3/2018

Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir problemas digestivos que causan molestias, síntomas desagradables y, a veces, problemas de salud de mayor alcance. Su dieta es una forma clave para ayudar a controlar las susceptibilidades digestivas y mantener un sistema digestivo saludable.

¿Cómo funciona la digestión de un perro?

En cada etapa del sistema digestivo, tu perro digiere y absorbe los nutrientes de los alimentos. Uno de los principales órganos que cumple esta función es el intestino delgado, cuya superficie es muy grande y con diferentes tipos de células para que la absorción de nutrientes sea lo más eficaz posible. Aquí, tu perro absorbe grasas, vitaminas, carbohidratos y minerales, y completa la absorción de las proteínas que comienza en el estómago.

A través de estos órganos, la microflora (también conocida como bacterias "beneficiosas") contribuye a un sistema digestivo saludable y funcional. Diferentes fluidos corporales regulan la microflora y también se ve afectada por lo que come tu perro. En el intestino delgado, estas bacterias beneficiosas están acompañadas de células que actúan como una respuesta inmune protectora contra cuerpos extraños o bacterias "malas".

Tu perro es naturalmente tolerante a su propia microflora, pero si desarrolla una intolerancia, puede generar problemas crónicos, como la enfermedad intestinal inflamatoria. Asimismo, si las células de respuesta inmune comienzan a funcionar mal, el sistema digestivo de tu perro puede empezar a desarrollar una intolerancia a elementos inofensivos, como los alimentos.

Adult Golden Retriever standing outdoors eating from a red bowl.
Puppy Beagle standing indoors eating from a red bowl.

La dieta de tu perro y su digestión

La comida que le das a tu perro puede afectar su digestión y la microflora de sus intestinos. El sistema digestivo de un perro es naturalmente menos resistente que el de un ser humano; por lo tanto, una dieta variada puede causar una tensión innecesaria en la digestión de tu perro y provocarle problemas.

Su alimento debe ser muy digerible a fin de evitar sobreexigir su sistema y debe contener nutrientes esenciales de fácil absorción. The most common dietary component is protein, which is commonly provided by beef, chicken and lamb meats; high-quality manufactured foods will use proteins which are more easily digested and less likely to trigger digestive problems. Por ejemplo, el gluten de trigo es muy digerible, contiene glutamina (que ayuda a mantener la integridad digestiva) y es una fuente de proteína altamente concentrada que también reduce el flujo de proteínas no digeribles en las últimas etapas de la digestión de tu perro.

Fibre is an important part of your dog’s diet but needs to regulated carefully as digesting certain types of fibre can be strenuous. La fibra se puede usar como parte de su dieta para ayudar a regular el movimiento del intestino grueso y mejorar la calidad de las heces, lo cual es especialmente útil si tu perro tiene síntomas como diarrea.

Carbohydrate is an important component of your dog’s food, as they provide a great source of energy and support bodily functions. Por ejemplo, las fibras pueden apoyar una función gastrointestinal saludable y ayudar a aumentar la saciedad. A useful carbohydrate-based element in your dog’s food are prebiotics. Estos son sustratos (algo así como una "plataforma") sobre los cuales pueden crecer y prosperar bacterias beneficiosas para el sistema del perro, que ayudan a cambiar la composición de la microflora a fin de que sea más saludable y más eficaz.

Fat can be a useful element in managing your dog’s digestive sensitivities. Las dietas ricas en grasas pueden ser eficaces para darle a tu perro la energía que necesita sin tener que consumir grandes cantidades de alimento, lo cual puede ser difícil si le cuesta tragar. Sin embargo, las dietas bajas en grasa pueden ayudar en casos de sensibilidad estomacal, donde es importante que el contenido se vacíe regularmente y se evite así causar malestar estomacal.

Si detectaste que tu perro sufre de un problema digestivo, asegúrate de llevarlo al veterinario; él podrá aconsejarte sobre la mejor comida para que tu perro mantenga un sistema saludable y controlar sus sensibilidades.

Volver arriba