Ayudamos a los gatos y perros a tener la mejor salud posible.
Salud y bienestar

​Cómo afecta la alimentación del gato a su salud urinaria

Adult cat standing indoors next to a silver bowl.
Conoce más sobre cómo la alimentación de tu gato puede ayudar a mantener un sistema urinario saludable y con un buen funcionamiento.

Muchos gatos en todo el mundo sufren enfermedades del tracto urinario inferior, por lo general, sin una causa de fondo que se pueda identificar. Esto puede tener un impacto importante en la salud general de tu gato. Por lo tanto, es fundamental que comprendas cómo puedes cuidarlo y ayudarlo a mantener un sistema urinario sano y con un buen funcionamiento.

¿Por qué es importante la salud urinaria de mi gato?

El aparato urinario de tu gato, que abarca los riñones y la vejiga, trabaja para procesar y eliminar los desechos de su cuerpo. Si hay problemas en los riñones, el sistema urinario ya no puede eliminar estos desechos. Entre los problemas de la vejiga se encuentran la inflamación, los cálculos y, en el peor de los casos, la obstrucción de las vías urinarias. Estos problemas pueden afectar al bienestar de tu gato y a su salud en general. 

¿Qué problemas urinarios pueden sufrir los gatos?

Es común que los gatos sufran problemas de las vías urinarias inferiores a causa de diversos factores.

La urolitiasis es el proceso por el cual se pueden acumular cristales o cálculos en el sistema urinario de los gatos, con mayor frecuencia, en la vejiga. La causa es una cristalización de minerales, presentes de forma natural en el organismo de tu gato y que su aparato urinario no procesa correctamente o cuya concentración en la orina es más alta de lo normal. El aumento en la concentración de la orina también puede contribuir a este proceso. Estos cálculos pueden causar inflamación o incluso bloquear el paso de la orina.

Los gatos también pueden presentar una inflamación no asociada con un cálculo o una infección. Por lo general, se desconoce la causa de esta inflamación, y por eso se denomina "idiopática", lo que significa que no se puede encontrar la causa de fondo.

Los gatos también pueden contraer infecciones bacterianas que irriten su sistema urinario y, en raras ocasiones, desarrollar tumores o tapones mucosos que causen problemas urinarios.

Gato adulto de pie al aire libre sobre la hierba, comiendo de un tazón blanco.

¿Por qué los gatos sufren problemas urinarios?

Los gatos descienden de mamíferos que habitaban en el desierto y no necesitaban beber demasiada agua. Este rasgo heredado es un factor clave en la predisposición de los gatos a sufrir problemas urinarios, ya que suelen beber y orinar menos de lo que sería adecuado para su estilo de vida como animales de compañía en entornos modernos.

No obstante, hay otros factores que también incrementan las probabilidades de que un gato sufra trastornos urinarios. Los gatos con sobrepeso u obesos son más propensos a desarrollar cistitis (inflamación de vejiga urinaria), urolitiasis u obstrucciones. Los gatos macho esterilizados también tienen un mayor riesgo de desarrollar cálculos.

La cistitis idiopática felina (que carece de una causa subyacente clara) puede verse afectada por varios aspectos relacionados con el estilo de vida, como el estrés, el sedentarismo, la vida indoor, la falta de estímulos en el entorno e incluso una mala ubicación del arenero.

¿Cómo puede la alimentación reforzar el sistema urinario de los gatos?

Si tu gato sufre un problema grave (por ejemplo, un cálculo urinario), lo primero que hará el veterinario será sugerir un tratamiento médico o quirúrgico para eliminar el problema del modo más adecuado. Además, es posible que te recomiende cambiar la alimentación del gato para cuidar su sistema urinario.

Una alimentación adaptada a tal fin ayudará a crear un ambiente urinario desfavorable para la formación de cálculos y estimulando un aumento en la frecuencia de la micción dando lugar a un efecto "arrastre" Si tu gato padece cálculos urinarios, una alimentación específica puede ayudar a que siga desarrollándolos.

Los alimentos húmedos tienen un alto porcentaje de agua, lo cual puede resultar útil para aumentar la frecuencia y volumen de la micción Algunas dietas veterinarias están especialmente diseñadas para diluir la orina de los gatos.

Si tu gato ha cambiado su comportamiento a la hora de ir a la bandeja, consulta con tu veterinario Asimismo, asegúrate que el gato siempre tenga acceso a agua fresca limpia para ayudarle a mantener un sistema urinario sano.

  • Salud urinaria

Pon "Me gusta" y comparte esta página

Artículos relacionados
Gato adulto tumbado en el interior en un suelo de madera oscura.

Problemas de vejiga en gatos

Gato adulto tendido en una mesa de examen mientras un veterinario lo revisa.

​Cómo tratar a un gato con trastornos urinarios

Adult cat lying down indoors.

Incontinencia urinaria en los gatos

Encontrar un veterinario

Si te preocupa la salud de tu gato, consulta con tu veterinario.

Buscar cerca de mi ubicación
Maine Coon adulto de pie en blanco y negro sobre un fondo blanco
Cookie Settings