Hablemos del Bulldog Inglés

Afable, tranquilo y con una cara que ha ganado seguidores en todas partes, el Bulldog Inglés es una raza apreciada en todo el mundo. Su entrañable sobremordida enmarcada por unas papadas gruesas y un cuerpo corpulento hace difícil el poder resistirse. El Bulldog Inglés puede llegar a pesar hasta 25 kilos, pero su corpulencia siempre hará pensar que pesa más. Utilizado en numerosos anuncios y como mascota universitaria por su aspecto duro, el Bulldog Inglés es, en realidad, un blandengue. Pasar el rato en casa, o en cualquier lugar donde vaya su propietario, le sienta muy bien.

Nombre oficial: Bulldog Inglés

Otros nombres: Bulldog, Bulldog Inglés antiguo, Bulldog británico

Orígenes: Gran Bretaña

Cachorro de Bulldog Inglés de pie en blanco y negro
  • Tendencia al babeo

    5 out of 5
  • Necesidad de aseo

    3 out of 5
  • Nivel de muda de pelo

    3 out of 5
  • Tendencia a ladrar

    4 out of 5
  • Nivel de energía

    1 out of 5
  • Compatibilidad con otras mascotas

    5 out of 5
  • ¿Clima cálido?

    1 out of 5
  • ¿Clima frío?

    1 out of 5
  • Adecuado para vivir en un apartamento

    4 out of 5
  • ¿Puede quedarse solo?*

    1 out of 5
  • ¿Mascota familiar?*

    4 out of 5
* Recomendamos no dejar a las mascotas solas durante períodos prolongados. La compañía puede prevenir la angustia emocional y el comportamiento destructivo. Pide recomendaciones a tu veterinario. Cada mascota es diferente, incluso dentro de una misma raza; esta instantánea de los rasgos específicos de esta raza debe tomarse como una indicación. Para disfrutar de una mascota feliz, saludable y de buen comportamiento, recomendamos educar y socializar a tu mascota, así como cubrir sus necesidades básicas de bienestar (y sus necesidades sociales y de comportamiento). Las mascotas nunca deben dejarse sin supervisión con un niño. Pide más consejos a tu criador o tu veterinario. Todas las mascotas domésticas son sociables y prefieren compañía. Sin embargo, se les puede enseñar a afrontar la soledad desde una edad temprana. Pide consejo a un veterinario o entrenador para que te ayude en este aspecto.
Ilustración de un Bulldog Inglés beige y blanco
MachoHembra
36 - 38 cm66 - 69 cm
25 - 30 kg23 - 25 kg
Life Stage
Edad de cachorroEdad de adulto
De 2 a 12 mesesDe 1 a 7 años
Edad maduraEdad sénior
De 7 a 10 añosA partir de 10 años
Edad de bebé
Del nacimiento hasta los 2 meses
Cachorro de Bulldog Inglés mirando a cámara
1/7

Conoce al Bulldog Inglés

Todo lo que necesitas saber sobre la raza

Noble, dócil y mejor amigo de por vida, el Bulldog Inglés tiene demasiados atributos encantadores como para mencionarlos todos. Es un fantástico perro de familia con una lealtad intensa. Fácil de complacer con el gesto más simple, le gusta complacer a cambio. Al contrario de lo que algunos puedan pensar, el Bulldog Inglés no es perezoso en lo más mínimo; su constitución más robusta proviene de décadas de crianza y de su uso original como perro deportivo. Y están de moda los cuerpos de todo tipo, ¿no te has enterado?

Su pelaje también es un favorito perenne. Es suave y de pelo corto, y viene en el clásico beige y blanco con parches en blanco o negro, y ocasionalmente en versión atigrada, como diversión. Y, redoble de tambores por favor... el Bulldog Inglés muda muy poco.

Resulta gracioso que los Bulldog Ingleses se vean tan duros cuando en realidad son un compañero canino de lo más dulce. Una cosa que le hará ponerse de mal humor: no le gusta que le regañen. Tanto es así que podrían ignorarte un poco si sienten que no está justificado.

El temperamento del Bulldog Inglés es valiente, a veces demasiado, ya que tienen tendencia a dominar a otros perros. No debe ser motivo de preocupación: se debe tan solo a sus genes competitivos. Los Bulldogs Ingleses son muy sociables con todos en su medio, y se alegrarán mucho de dar algunas caminatas cortas cada día. Una nota sobre ejercicio: el cuerpo del Bulldog Inglés no es el más adecuado para caminar largas distancias ni para nadar. Su construcción robusta no está pensada para largas distancias ni mantendrá la flotabilidad.

En cuanto a salud, dada la construcción plana de su cara y sus fosas nasales, lo que más debe de preocupar de los Bulldog Ingleses es que respiren correctamente. Conocidos como raza braquicefálica, al tener hocico y nariz cortos y unos conductos respiratorios demasiado pequeños, deben evitarse las temperaturas demasiado altas o bajas. Pueden padecer problemas cardiacos, como arritmia o latidos cardiacos irregulares. Visita con frecuencia al veterinario para mantener la salud de tu Bulldog Inglés bajo control, y recuerda adquirir tu Bulldog Inglés de un criador responsable.

Cachorro de Bulldog Inglés de pie en una colina
2/7

Dos hechos acerca de los Bulldog Ingleses

1. Un rostro encantador que requiere cuidado

Los mofletes del Bulldog Inglés, o los pliegues de piel alrededor de la cara, son terriblemente encantadores, pero deben limpiarse con frecuencia para asegurarse de que la humedad e incluso la comida no queden atrapadas en su interior. Usa un paño limpio y seco para limpiarlo con la mayor frecuencia posible.

2. Cuando el tamaño puede importar

Los Bulldog Ingleses son pesados, un factor que tener en cuenta si se los coge en casa o se los sube y los baja de un automóvil. Su cuerpo denso podría ser demasiado para una persona. Presta mucha atención a su alimentación diaria para evitar que gane peso indebidamente.

Primer plano de Bulldog en blanco y negro
3/7

Historia de la raza

El Bulldog Inglés puede rastrear su legado hasta la Inglaterra del siglo XIII y el deporte, ahora ilegal, del hostigamiento de toros (de ahí el «Toro» (Bull en inglés) en su nombre). En aquel tiempo, los predecesores de la raza, unos perros más robustos y con mandíbulas más grandes, se usaban para luchar contra toros. Afortunadamente, este deporte se prohibió en Inglaterra en 1835.

Por su larga relación con la cultura británica, la raza se considera ahora casi un icono nacional. En Estados Unidos, la raza goza también de gran aprecio y dado su comportamiento aparentemente duro, se la ha erigido como mascota de algunas instituciones notables: la Universidad de Yale convirtió en su mascota para todos los equipos deportivos a un Bulldog Inglés que cariñosamente recibe el nombre de Handsome Dan (Dan el Guapo); por su parte, el Cuerpo de Marines de Estados Unidos adoptó a la raza como mascota después de la Primera Guerra Mundial. Los criadores han seguido desarrollando el temperamento del Bulldog Inglés para convertirlo en el perro que conocemos hoy, un verdadero compañero de trato afable.

El Bulldog Club of America se fundó en 1890, y la raza lleva clasificándose entre las cinco razas más populares del American Kennel Club los últimos siete años.

4/7

De la cabeza a la cola

Características físicas de los Bulldog Ingleses

1
2
3
4
5

1.Orejas

Orejas pequeñas y curvas muy separadas en la cabeza

2.Cabeza

Cabeza icónica grande con frente plana rodeada de piel arrugada ligeramente suelta

3.Cuerpo

Cuerpo robusto bien redondeado, extremidades anchas, constitución muy musculosa

4.Pelo

Pelaje plano de pelo liso y fino compuesto de suaves pliegues sueltos

5.Cola

Cola corta y redonda
Bulldog puppy standing in black and white
5/7

Aspectos que tener en cuenta

Desde rasgos específicos de la raza hasta una descripción general de su salud, aquí tienes algunos datos interesantes sobre tu Bulldog Inglés

Esa cara plana puede ser motivo de preocupación

El rasgo más atractivo de los Bulldog Ingleses podría ser el más peligroso: son propensos a problemas respiratorios debido a su construcción facial, llamada síndrome braquicefálico, que se caracteriza por tener un hocico y unas fosas nasales aplanadas. Las dificultades para respirar, especialmente en climas cálidos o demasiado fríos, pueden ser habituales, y también pueden darse después de una sesión de ejercicio demasiado extenuante. La aplicación de anestesia durante procesos quirúrgicos también puede presentar problemas por el mismo motivo. A los Bulldog Ingleses les va bien en un espacio con ventilación adecuada y aire acondicionado cuando sea necesario.

A los Bulldog Ingleses les gusta correr. Solo que no muy lejos.

A pesar de lo corpulento de su cuerpo, el Bulldog Inglés es una raza que disfruta de entrenamientos de agilidad y que se divierte haciéndolos. No creas que la competición está reservada únicamente para los perros de extremidades largas: por su espíritu competitivo, el Bulldog Inglés siempre estará dispuesto a una buena ronda de cualquier cosa que ponga a prueba su habilidad. La raza puede correr rápido, pero no durante largas distancias. El ejercicio es vital para cualquier perro, y especialmente importante para el Bulldog Inglés, cuyo fornido cuerpo puede llegar a los 25 kilos: necesita mantenerse en forma.

Una raza de corazón tierno

Los Bulldog Ingleses pueden ser propensos a sufrir arritmia, latidos irregulares del corazón. Aunque es raro que aparezca esta enfermedad, de padecerla y no detectarse puede provocar desmayos a tu mascota. Los Bulldogs Ingleses también son propensos a la tetralogía de Fallot, una malformación cardíaca congénita (es decir, presente al nacer). Para empezar es importante visitar periódicamente al veterinario con tu Bulldog Inglés en busca de un diagnóstico adecuado. El tratamiento correcto será de ayuda para tartar cualquier problema de salud, en caso de producirse.

Dieta saludable, perro más saludable

Al elegir comida para un Bulldog Inglés, son muchos los factores que considerar: su edad, estilo de vida, nivel de actividad, estado físico y salud, incluidas posibles enfermedades o sensibilidades. Los alimentos proporcionan energía para cubrir las funciones vitales de un perro, y una fórmula nutricional completa debería contener un equilibrio ajustado de nutrientes para evitar cualquier deficiencia o exceso en su dieta, los cuales podrían tener efectos adversos sobre el animal. Conviene que disponga de agua limpia y fresca en todo momento. En climas cálidos, y especialmente cuando haga ejercicio, lleva agua y haz descansos frecuentes para que tu perro sacie la sed. La ingesta energética también se deberá adaptar a las condiciones climáticas. Un perro que viva al aire libre en invierno tendrá mayores necesidades energéticas. Las siguientes recomendaciones son para animales con buena salud. Si tu perro tiene problemas de salud, consulta con un veterinario que recetará una dieta veterinaria específica.

Las necesidades de un cachorro de Bulldog Inglés en términos de energía, proteínas, minerales y vitaminas son mucho mayores que las de un adulto. Necesitan energía y nutrientes para mantener su cuerpo, pero también para crecer y desarrollarse. Hasta los 12 meses, el sistema inmunológico de los cachorros de Bulldog Inglés va desarrollándose gradualmente. Un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, puede ayudar a respaldar sus defensas naturales durante esta época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. Sus funciones digestivas también son diferentes de las de un adulto de Bulldog Inglés: el sistema digestivo aún no ha madurado, por lo que es importante proporcionar proteínas altamente digeribles que vayan a utilizarse de manera eficaz. Los prebióticos, como los fructooligosacáridos, respaldan la salud digestiva al ayudar a equilibrar la flora intestinal, lo que da como resultado una buena calidad de las heces.

La naturaleza braquicefálica de los Bulldog Ingleses es un factor importante que debe tenerse en cuenta al elegir el tamaño y la forma de croqueta, para que les resulte más fácil cogerlas y fomentar la masticación. Las concentraciones de otros nutrientes deben adaptarse cuidadosamente, especialmente el contenido de calcio y fósforo que sustenta los huesos y articulaciones del cachorro de Bulldog Inglés. Se recomienda dividir la cantidad diaria en tres comidas hasta los seis meses de edad y luego cambiar a dos comidas al día.

Los principales objetivos nutricionales de los Bulldog Ingleses adultos son:

Promover una digestibilidad óptima con proteínas de alta calidad y un aporte equilibrado de fibra dietética, con el fin de reducir la fermentación intestinal que puede causar trastornos digestivos, flatulencia y mal olor de las heces.

Mantener su piel saludable reforzando la eficacia de la barrera cutánea enriqueciendo los alimentos con ácidos grasos esenciales (especialmente EPA-DHA), aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B.

Respaldar la salud de huesos y articulaciones con glucosamina, condroitina y ácidos EPA-DHA.

Mantener un peso corporal ideal mediante el uso de ingredientes altamente digeribles y mantener el contenido de grasa en un nivel razonable. Para ayudar a mantener sus defensas naturales, se recomienda una fórmula enriquecida con un complejo antioxidante y que contenga manano-oligosacáridos.

Tras cumplir los 7 años, los Bulldog Ingleses comenzarán a enfrentarse a los primeros signos de envejecimiento. Una fórmula enriquecida con antioxidantes ayudará a mantener su vitalidad, y nutrientes específicos, como la condroitina y la glucosamina, ayudarán a mantener saludables huesos y articulaciones. El envejecimiento también va acompañado de cambios en la capacidad digestiva y en ciertas necesidades nutricionales, por lo que los alimentos para Bulldog Ingleses más mayores deben cumplir las siguientes características:

Mayor contenido de vitaminas C y E. Estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo frente a los efectos dañinos del estrés oxidativo vinculado al envejecimiento.

Proteína de alta calidad. Al contrario de lo que se suele creer, reducir el contenido de proteínas en los alimentos aporta pocos beneficios para limitar la insuficiencia renal. Además, los perros mayores son menos eficientes en el uso de proteínas dietéticas que los perros más jóvenes. Reducir el contenido de fósforo es una buena forma de frenar el deterioro gradual de la función renal

Una mayor proporción de oligoelementos de hierro, zinc y manganeso para mantener el buen estado de salud de la piel y el pelaje.

Mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (aceite de borraja, aceite de pescado) para ayudar a mantener la calidad del pelaje. Los perros suelen producir ácidos grasos, pero el envejecimiento puede afectar a este proceso fisiológico.

A medida que envejecen, los perros tienen más predisposición a padecer problemas dentales. Para garantizar que ingieren alimento en cantidad suficiente, es necesario tener en cuenta el tamaño, la forma y la dureza de las croquetas, para que se ajusten a su mandíbula.

Bulldog Inglés sentado en la hierba mirando hacia arriba
6/7

Cuidar de tu Bulldog Inglés

Consejos de cuidados, entrenamiento y ejercicio

El ejercicio moderado es lo mejor para esta raza. No es que no les guste correr... De hecho, están llenos de energía. Es solo que no correrán una 5K. Por su cara aplanada y su hocico corto, la raza no es capaz de gestionar largas distancias. Si se les fuerza demasiado, pueden tener dificultades para respirar. Rápidas arrancadas de juego bastarán para que desfoguen. Evita que hagan ejercicio en momentos de demasiado calor o demasiado frío, ya que cualquiera de las dos circunstancias puede suponer un peligro para ellos. Y, sí, por alguna razón, a los Bulldog Ingleses les encanta ir en monopatín ¡algo que se les da realmente bien!

Los propietarios de Bulldog Ingleses están de enhorabuena: el pelo corto de la raza no requiere más de 10 minutos de cepillado con un cepillo suave varias veces a la semana. A los Bulldog Ingleses se les conoce por tener arrugas alrededor de la cara y la parte superior del cuerpo, especialmente alrededor de la cola. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que en esos pliegues puede quedar atrapada humedad, o incluso comida en la zona facial. Limpia dentro de los pliegues con un paño húmedo seguido de uno limpio seco para absorber la humedad. ¡Evita la zona de los ojos! Los Bulldog Ingleses son propensos a la pododermatitis, inflamación de la piel y las patas. Asegúrate de que las patas también se mantengan limpias y secas.

Obediente pero tímido, el Bulldog Inglés disfruta de la compañía humana pero necesita un enfoque dócil en cuestiones de disciplina. Son inteligentes, pero a veces pueden mostrarse vulnerables, sobre todo cuando se les regaña demasiado. Satisface su afán de búsqueda de atención con afirmación y refuerzo positivo.

7/7

Todo sobre los Bulldog Ingleses

Fuentes
  1. Centros veterinarios de Estados Unidos https://vcahospitals.com/
  2. Enciclopedia de perros Royal Canin. Ed. 2010 y 2020
  3. Hospital de mascotas de Banfield https://www.banfield.com/
  4. Paquete de productos Royal Canin BHN
  5. American Kennel Club https://www.akc.org/



Dale like y comparte esta página