Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Problemas de vejiga en perros

Perro joven acostado sobre un sillón.
Las alteraciones urinarias pueden causarle a tu perro dolor e incomodidad, por lo que tenés que poder reconocer rápidamente las señales para asegurarte de que no sufra de forma innecesaria. Aquí mencionamos algunos síntomas, causas y tratamientos comunes para trastornos urinarios en perros.

El primer paso para reconocer si tu perro está enfermo o si tiene una alteración urinaria es comprender los síntomas. Cada perro es diferente, pero si ves que tu perro muestra alguno de estos síntomas comunes, es esencial que visites a tu veterinario.

Síntomas y causas de urolitiasis en perros

Poco menos del 20 % de todas las alteraciones urinarias presentadas a los veterinarios se diagnostican como urolitiasis, también conocida como la formación de "cálculos" en la vejiga o el tracto urinario. Estos cálculos son una acumulación de diferentes minerales que están presentes en la orina de tu perro. Si la concentración de minerales es demasiado alta, su cuerpo lucha para deshacerse de ellos y empiezan a cristalizarse.

Si tu perro tiene cálculos, quizás le resulte difícil orinar o tenga dolor al orinar porque el cálculo está bloqueando el tracto urinario. Ciertos perros son más propensos a la urolitiasis, como las razas más pequeñas. Tienen menores volúmenes de orina y orinan con menos frecuencia, lo que significa que la concentración de sustancias químicas es mayor. También es más común en perros maduros y en los machos.

Tratamientos para perros con urolitiasis

Según la gravedad del problema, el veterinario puede decidir extraer el cálculo quirúrgicamente para evitar que tu perro experimente más incomodidad. Sin embargo, cambios en la dieta y el estilo de vida es la estrategia que comúnmente se usa para ayudar a disolver los cálculos y evitar que se formen otros.

Una dieta con alto contenido de humedad, como la de alimentos húmedos, ayuda a diluir la orina de tu perro y evita la acumulación de minerales. También tenés que animar a tu perro a beber mucha agua y dejar que orine con frecuencia. Las dietas especializadas también pueden ayudar a cambiar el nivel de pH en la orina de tu perro y prevenir la formación de ciertos tipos de cálculos.

Veterinario revisando a un Ovejero Alemán joven sentado en camilla de exploración.

Síntomas, causas y tratamientos de las infecciones urinarias en perros

Las infecciones de las vías urinarias inferiores, o IU, son un diagnóstico frecuente de alteraciones urinarias, en especial en las perras hembra. Por lo general, las infecciones se producen cuando las bacterias de los desechos o fluidos corporales ingresan por accidente en las vías urinarias, aunque la infección puede ser un síntoma de debilidad del sistema inmunitario. También se pueden producir IU si tu perro tiene una enfermedad crónica, como enfermedad renal, patología vesical o diabetes.

Si tu perro tiene una IU, intentará orinar con frecuencia, en general con esfuerzo, y no necesariamente podrá hacerlo. La orina puede ser turbia o sanguinolenta, y puede observarse incontinencia urinaria. También puede lamerse alrededor de la abertura urinaria para tratar de aliviar cualquier irritación. En casos graves, tu perro también puede tener fiebre.

El veterinario realizará un examen exhaustivo para determinar la causa de la IU de tu perro. Si hay una infección, lo tratará con antibióticos. También tenés que instar a tu perro a beber mucha agua, para que orine con frecuencia.

Síntomas, causas y tratamientos de problemas de vejiga en tu perro

Los problemas de vejiga son comunes en los perros y suelen relacionarse con infecciones de las vías urinarias (IU) y la urolitiasis. La vejiga es responsable de almacenar la orina, y los músculos conectados a ella le indican a tu perro cuándo es hora de orinar. Las obstrucciones, entre las que se encuentran los cálculos o las neoplasias, pueden interrumpir estas señales, mientras que una infección puede causar irritación y dolor.

Los síntomas de un problema de vejiga pueden incluir dificultad para orinar, intentos frecuentes de orinar y orina débil o inexistente cuando tu perro finalmente lo logra. Tu perro puede presentar distensión y dolor abdominal, y, en casos graves, puede perder el apetito o vomitar.

El tratamiento de los problemas de vejiga puede implicar que el veterinario le ponga un catéter a tu perro para que alivie la vejiga mientras identifica la causa del problema. Una obstrucción completa de las vías urinarias puede ser letal, ya que tu perro no podrá eliminar los desechos. En ese caso, el veterinario puede recomendar una cirugía. También es posible que sugiera medicamentos y cambios en la dieta para ayudar a controlar cualquier problema de vejiga en el futuro.

Debido a la importancia de las vías urinarias en la eliminación de toxinas de tu perro, es crucial que te pongas en contacto con el veterinario si observás alguno de los síntomas que mencionamos aquí. El veterinario podrá determinar la causa y brindarte el mejor cuidado posible para tu mascota.

  • Salud urinaria

Darle Me gusta y compartir esta página

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco