Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

¿Qué puede estresar a tu perro?

Existen diferentes situaciones que pueden alterar la tranquilidad de tu mascota. Entre las más comunes, se encuentran las fiestas de fin de año, la llegada de un nuevo integrante, las vacaciones y las visitas al veterinario.

Descubrí cómo lo afectan y qué podés hacer en cada una de estas situaciones.

 
Inline Image 1

Fiestas de fin de año

Las reuniones multitudinarias y el uso de pirotecnia pueden alterar el comportamiento de tu perro. A continuación te acercamos algunas sugerencias para ayudarlo a transitar este período.

Si se queda en tu casa:
Ubicalo en un lugar fresco, ventilado, con poca luz y –en lo posible– alejado de ruidos.
Dejale su cucha o algún otro elemento que reconozca, para que se sienta seguro.
• También proporcionale agua fresca y alimento, además de un juguete para morder.
• Nunca lo dejes atado porque podría lastimarse al intentar huir de los ruidos.
• Si hay más mascotas, evaluá si conviene que estén juntas o si pueden llegar a agredirse. En ese caso, ubicalos en lugares diferentes.


Si debés transportarlo:
Utilizá siempre su correa o transportadora.
• No olvides identificarlo con una placa en su collar.

 
Content Block With Text And Image 1

¿A qué debe habituarse con la llegada de un bebé?

Lo ideal es realizar todos los cambios con bastante anticipación.

Para organizarlos, se recomienda hacer una lista contemplando las modificaciones en el lugar donde duerme tu perro o ir ajustando su rutina de paseos de manera gradual.

También podés acostumbrarlo a los objetos que utilizará el bebé (cochecito, cuna, cambiador, etc.) permitiéndole que los huela y premiándolo por mantenerse calmado frente a ellos.
 
Content Block With Text And Image 3

Llegada de una nueva mascota

Para atenuar el impacto que puede provocarle la llegada de otra mascota, hacé una presentación gradual. Lo mejor es asignarle a cada uno un espacio específico separado por una puerta para que se familiaricen con sus olores antes del primer contacto. 

También podés frotar un paño en la nueva mascota y dejarlo en el espacio de tu perro, así lo ayudás a acostumbrarse al olor de su nuevo compañero. Determiná un espacio exclusivo para cada uno, hasta que ellos decidan que es momento de acostumbrarse gradualmente de compartir el mismo espacio.

Si la nueva mascota también es un perro, es indispensable proporcionarles comederos y bebederos diferenciados para evitar posibles conflictos territoriales o de dominancia.
 
Content Block With Text And Image 2

Vacaciones

Si viajás con tu perro es imprescindible que te asegures que el lugar de destino sea apto para ir con perros y que lo admitan en donde se alojarán.
Para preparar a tu perro, conviene que su veterinario realice un chequeo general y controle las vacunas y desparasitaciones.
Si viajan en auto y tu perro no está acostumbrado, realizá previamente paseos regulares cortos para que se habitúe progresivamente.
Si el viaje es en avión, tren o micro, tu perro debe acostumbrarse gradualmente a la transportadora.
Para viajes al exterior, asesorate sobre los requisitos para ingresar con tu perro al país de destino.
En lo posible, tratá de que tu perro esté en ayunas antes de viajar. Consultá con tu veterinario las horas de ayuno necesarias en el caso de tu mascota.

Armado de valijas:
Recordá llevar la colchoneta o manta que usa habitualmente, su comedero y bebedero, su comida (suficiente para toda la estadía), la correa, el collar y la chapita identificadora con tus datos. También llevá algunos de sus juguetes y los utensilios de higiene como peine, shampoo y/o jabón, toalla y bolsas para juntar sus desechos.
Además, si está bajo tratamiento, llevá su medicación y el contacto de su veterinario.

Si no viajás con tu perro:
En caso de que se quede en tu casa, asegurate de que lo visite periódicamente una persona de confianza para que le dé su alimento, verifique que no le falte agua y que realice los paseos diarios.
También podés dejarlo en una guardería canina, al cuidado de profesionales.
Siempre recordá dejar el contacto de tu veterinario y los certificados de vacunación y desparasitaciones.

Content Block With Text And Image 4

Visitas al veterinario

Es muy importante poder acostumbrarlo desde cachorro a visitar el veterinario. Habituarse al auto también lo ayuda a evitar el estrés. Para eso, el primer recorrido debe ser muy corto. También pueden realizar algunas visitas al veterinario en las que tu perro no tenga que ser vacunado.
 

Content Block With Text And Image 5

Nutrición específica para perros que transitan períodos de estrés

Anticipate brindándole Calm, la solución nutricional que contribuye a lograr un efecto apaciguador para ayudarlo a atravesar situaciones de estrés.

Más información
Content Block With Text And Image 7