Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Moquillo canino

Cachorro acostado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.
El moquillo canino es una enfermedad viral grave, que puede hacer que tu cachorro o tu perro sufra tos y diarrea desagradables. En algunos casos, los perros hasta pueden desarrollar una neumonía mortal o incluso parálisis.

¿Qué es el moquillo canino?

El moquillo canino es una enfermedad viral grave, que puede hacer que tu cachorro o tu perro sufra tos y diarrea desagradables.

En algunos casos, los perros hasta pueden desarrollar una neumonía mortal o incluso parálisis.

¿Cuáles son los síntomas del moquillo canino?

Un cachorro o un perro con moquillo canino presentará varios síntomas diferentes.

El moquillo canino puede presentarse de distintas formas, lo que suele dificultar su diagnóstico. En general, los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Temperatura alta
  • Diarrea y alteraciones digestivas
  • Vómitos repentinos
  • Letargo
  • Depresión
  • Pérdida del apetito
  • Estornudos, tos y problemas respiratorios
  • Problemas oculares, cutáneos o nerviosos

¿Qué causa el moquillo canino?

El moquillo canino se transmite por perros infectados al estornudar y toser, o por contacto directo con la orina, la sangre o la saliva. También se puede transmitir al compartir el agua o los platos de comida.

¿Puedo vacunar a mi cachorro contra el moquillo canino?

El moquillo canino se puede prevenir mediante la vacunación, por lo que es importante que te asegures de que tu cachorro reciba las PIF necesarias a la edad adecuada.

En la mayoría de los casos, los cachorros generalmente comienzan un programa de vacunación a la edad de seis a ocho semanas. Es probable que la vacuna contra el moquillo canino se administre entre las 7 y las 9 semanas, con un refuerzo entre las semanas 11 a 13.

¿Cómo puedo saber si tengo que vacunar a mi cachorro?

Algunas vacunas son obligatorias, mientras que otras se recomiendan según los riesgos que enfrenta tu cachorro por su estilo de vida y su entorno. La vacuna contra el moquillo canino es obligatoria, por lo que a tu cachorro se le dará esta dosis de acuerdo con cualquier plan estipulado.

¿La vacunación protegerá siempre a mi perro contra el moquillo canino?

Tu cachorro necesitará un refuerzo después de 15 meses y, luego, anualmente, para garantizar que esté vacunado contra la enfermedad.

Hablá con el veterinario, ya que él podrá ayudarte a elegir el programa de vacunación que mejor se adapte a las necesidades de tu cachorro, según dónde pasará el tiempo y las actividades que realizará.

¿Qué tengo que hacer si creo que mi cachorro tiene moquillo canino?

Los síntomas del moquillo canino, como la diarrea y, a veces, la diarrea con sangre, pueden indicar la presencia de otras enfermedades. Este problema también podría ser síntoma del parvovirus canino, que a menudo puede ser mortal para cachorros y perros. Asegurate de buscar cualquier otro síntoma y cómo está afectando su conducta normal.

Si tu cachorro tiene diarrea pero se comporta normalmente, lo primero que tenés que hacer es verificar lo que comió. Los cachorros son muy curiosos y tienden a comer cosas que no deberían, así que tratá de vigilarlos cuando estés fuera de casa.

Si hay otros síntomas de moquillo canino, consultá a tu veterinario inmediatamente. Este realizará diversos exámenes bioquímicos y análisis de orina, para determinar si tu cachorro está infectado y te recomendará el mejor curso de acción.

Es sumamente importante que le apliques a tu cachorro las vacunas correctas, como parte de un programa acordado con tu veterinario. Tenés que comunicarte con él lo antes posible una vez que llevas a tu cachorro nuevo a casa, para asegurarte de que tenga las vacunas correctas en el momento adecuado, a fin de mantener su salud.

Si tenés alguna pregunta sobre el moquillo canino, hablá con un veterinario, que pueda orientarte sobre la enfermedad, su prevención y su tratamiento.

  • Cachorros

Darle Me gusta y compartir esta página

Nutrición específica para tu cachorro

Existen varias fórmulas para ayudar a desarrollar sus defensas naturales, y apoyar el crecimiento saludable y el desarrollo del sistema digestivo.

Ver productos
Nutrición específica para tu cachorro
Artículos relacionados
Perro joven sentado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

Vacunación de cachorros: virus de la parainfluenza canina

Beagle cachorro parado en ambiente cerrado comiendo de un plato rojo.

Con qué frecuencia hay que alimentar a un cachorro

West Highland White Terrier cachorra sentada en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

¿Cuándo castrar a una perra?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco