Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

¿Debo adoptar un perro o comprar un cachorro?

Airedale Terriers cachorro y adulto sentados en un campo con nieve.
Cuando la mayoría de las personas considera tener un perro piensan en tener un cachorro, pero esta no es la única opción que existe.

Si bien un cachorro puede ser una incorporación emocionante y desafiante para tu hogar, adoptar un perro adulto también puede ser una experiencia extremadamente gratificante, y para muchas personas es una opción más adecuada que tal vez no hayan considerado previamente.

Adopción de un perro adulto

Adoptar un perro adulto no tiene el mismo factor de ternura que tiene un cachorro, pero puede resultar más manejable. Un perro al que se le da una segunda oportunidad suele tener una capacidad ilimitada para amar y ya habrá sorteado la etapa de entrenamiento intensivo que puede ser tan desafiante con los cachorros.

Ventajas de adoptar un perro adulto

  • Es más probable que los perros adultos ya estén entrenados para lo básico, aunque esta no es una conclusión totalmente segura y debe confirmarse con el centro de rescate.
  • Lo mismo ocurre con el entrenamiento para ir al baño, aunque, a diferencia de un cachorro, es probable que un perro adulto tenga un control de la vejiga mucho más confiable.
  • En los perros adultos, la personalidad ya es evidente, de modo que podés tener una mejor idea de cómo se adaptará a tu familia.
  • En un perro adulto el tamaño ya está definido.
  • Es probable que los perros adultos tengan niveles de energía más bajos que los cachorros. Eso no es lo mismo que afirmar que tienen bajos niveles de energía, solo que la energía hiperactiva de un cachorro puede haber disminuido, aunque esto puede depender de la raza.

Desafíos de adoptar un perro adulto

  • Si un perro adulto necesita un nuevo hogar, puede significar que ha tenido un pasado traumático, lo que podría implicar comportamientos complicados.
  • Puede tener malos hábitos arraigados y difíciles de romper.
  • Si no se entrenó al perro para vivir en una casa, puede ser muy difícil hacerlo a una edad mayor.
  • Puede ser muy traumático introducir cosas nuevas a las que no están acostumbrados, como los niños, los gatos o incluso la aspiradora.
  • La edad puede traer problemas de salud aparejados, sobre todo si no se los trató de forma adecuada, y esto puede implicar costos adicionales. Por ejemplo: obesidad, diabetes, pérdida de visión o audición, y problemas dentales.
  • Puede ser más difícil presentar un perro adulto a los perros que ya tenés en tu hogar que un cachorro.

Antes de llevar un perro adulto a casa, tenés en cuenta lo siguiente:

  • Preguntá la edad del perro.
  • Averiguá qué tipo de vida tuvo.
  • Preguntá cómo es su personalidad.
  • Preguntá si está tranquilo cuando hay otros perros.
  • Preguntá si es feliz cuando hay niños.
  • Preguntá si hay algo en particular que lo ponga ansioso, lo asuste o lo ponga agresivo.
  • Preguntá si el perro tiene alguna afección médica o dental, si está al día con sus vacunas y si hay algo en su historia clínica que debas tener en cuenta.
  • Fijate si podés pasar tiempo con el perro antes de adoptarlo.
  • Fijate si podés sacarlo a caminar varias veces, con y sin correa.
  • Fijate si podés salir con él en el auto para ver cómo reacciona.

Al hacer estas preguntas, comprenderás mejor a tu perro y sus antecedentes, lo que te permitirá apoyarlo en sus necesidades y proporcionarle un ambiente feliz y seguro para que viva, así como prepararte mejor para sus necesidades.

Munsterlander adulto acostado en un jardín con sus cachorros.

Elección de un cachorro

Cuando decidís adoptar un cachorro, hay varios lugares a los que podés ir para obtenerlo. Por ejemplo, podés considerar rescatar uno o ir a un criador para tener un perro de raza. Sin embargo, si lo adquirís a través de un criador, primero asegurate de investigar bien que sea un criador registrado y responsable. Podés preguntar en tu veterinaria local o comunicarte con la Federación Cinológica Argentina (entidad que nuclea a los criadores de perros de raza de Argentina). Es mejor evitar los cachorros de las tiendas de mascotas.

Ventajas de elegir un cachorro

  • Si elegís un cachorro de raza, es más probable que puedas predecir su tamaño y atributos físicos cuando crezca.
  • Podés tener una idea más completa de los antecedentes físicos y emocionales del cachorro que en el caso de un perro rescatado adulto.
  • Asegurate obtener una historia clínica completa del cachorro, especialmente si vas a un criador.
  • El mejor momento para comenzar el entrenamiento es cuando tu perro es joven; así que, si adoptás un cachorro, podés asumir la plena responsabilidad de enseñarle y entrenarlo como quieras, sin la necesidad de corregir viejos hábitos.
  • Entrenar a un cachorro puede representar una gran parte del proceso de formación del lazo afectivo con tu perro.
  • Lo más probable es que vivas muchos años felices con tu perro.

Desafíos de elegir un cachorro

  • Los cachorros son adorables, pero también son destructivos y agotadores. No subestimes el tiempo y el compromiso que necesita un cachorro, ni la cantidad de entrenamiento que puede requerir. Si te esmerás con el entrenamiento desde el principio, será un perro más feliz y más tranquilo a largo plazo.
  • Los cachorros jóvenes aprenden de cada experiencia, lo que puede ser algo muy bueno, pero también significa que tenés que prestar atención constantemente. Si trabajás a tiempo completo o vas a tener que dejar solo a tu cachorro en casa durante largos períodos, es posible que esta no sea la mejor decisión para vos.
  • Los cachorros pueden ser geniales con los niños, pero también necesitan constancia. Es importante que los niños entiendan que el cachorro no es un juguete y que tienen que tratarlo con respeto para que no desarrolle malos hábitos.

Antes de comprar un cachorro

  • Consultá las condiciones de vida de la camada.
  • Averiguá si ya empezaron a explorar afuera.
  • Preguntá por los padres del cachorro y observalo con la madre. No hay que separar a los cachorros de su madre antes de las ocho semanas de edad.
  • Verificá sus antecedentes médicos, fijate si ya se le aplicaron las vacunas y si se le colocó un microchip (y solicitá los certificados oficiales de colocación de microchip y vacunación que sólo es válido con la firma y sello de un médico veterinario).
  • Averiguá si ya le dieron algún medicamento contra las pulgas o parásitos internos.
  • Preguntá qué medidas se tomaron para sociabilizar al cachorro.
  • Observá si el criador te está prestando mucha atención; un criador responsable querrá que sus cachorros vayan a un buen hogar.

Las experiencias de adoptar un perro adulto o un cachorro son diferentes, y cada uno tiene sus pros y sus contras, pero cualquiera sea la elección que hagas, prepararte adecuadamente y hacer una investigación exhaustiva te asegurará una experiencia gratificante y una incorporación feliz a tu hogar.

  • Bienestar general
  • Elección del perro adecuado

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Adult dogs standing outdoors eating from silver bowls.

¿Cómo adoptar un perro?

Puppy Labrador Retriever standing outdoors with two other brown Labrador Retriever puppies.

¿Debo elegir un perro de raza pura o un mestizo?

Puppy Golden Retriever walking outdoors in grass.

¿Cómo comprar un cachorro?

Obtené más información sobre las razas de perro

Buscar razas

Ver todas las razas
Dachshund cachorro saltando en blanco y negro sobre un fondo blanco