Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Riesgos para la salud de los gatos con sobrepeso y obesos

Veterinario revisando a un Scottish Straight adulto sentado sobre camilla de exploración.
Desde los problemas cardiovasculares hasta el desgaste mental, existen muchos riesgos de salud graves que cambian la vida de los gatos con sobrepeso y obesos.

Como sucede en la población humana, en los gatos la obesidad es un problema cada vez más frecuente. Esta puede tener un impacto grave y de por vida en un gato, y afectar su salud, su calidad de vida y sus funciones corporales.

¿Algunos gatos tienen predisposición a la obesidad?

Existen ciertos factores que pueden aumentar las probabilidades de que tu gato deba luchar contra el aumento de peso y la obesidad:

  • Si es un gato de tipo europeo, de pelo corto, en lugar de una raza pura
  • Si tiene entre 5 y 10 años, edad en la cual su actividad comienza a disminuir
  • Si lo alimentás con mucha frecuencia y su porción es mayor que la recomendada
  • Si está nervioso, deprimido o sufre de tensión mental o emocional
  • Si es macho

Si castraste a tu gato, también es más probable que suba de peso. La operación reduce la necesidad de energía del gato en algo menos que un tercio, pero su apetito puede aumentar entre un 18 % y un 26 %.

¿Por qué mi gato sufre de sobrepeso u obesidad?

Cuando tu gato tiene sobrepeso u obesidad, su cuerpo empieza a almacenar los alimentos que ingiere como grasa, en lugar de consumirlos, ya que la energía que gasta es menor que la energía que ingiere. Esta grasa empieza a afectar las funciones corporales a medida que se infiltra en órganos específicos, como el hígado, o "recubre" otros, como las arterias. El peso adicional ejerce presión sobre los sistemas internos y las articulaciones de tu gato, lo que conlleva una serie de riesgos para la salud.

Veterinario revisando a un gato adulto acostado en camilla de exploración.

¿Qué riesgos existen para mi gato si tiene sobrepeso o es obeso?

En general, la obesidad puede reducir la calidad y la esperanza de vida de tu gato. Le resultará más difícil jugar y moverse, y los procedimientos quirúrgicos o los chequeos serán más complicados.

Diabetes

Los gatos obesos tienen mucho más riesgo de sufrir de diabetes: entre un 80 y un 90 % de los gatos obesos padecen esta enfermedad, que requiere PIF diarias de insulina. A menudo, la diabetes puede revertirse una vez que se baja el exceso de peso, ya que la grasa acumulada, que es directamente responsable de la falta de regulación de la glucosa, ya no está presente.

Sistema inmunitario comprometido

Si tu gato es obeso, el sistema inmunitario puede verse comprometido, lo que lo hará más propenso a infecciones. Esto incluye infección urinaria y cálculos, que se producen porque los gatos con sobrepeso son menos activos, tienden a beber menos agua y orinan con menos frecuencia que los gatos sanos.

Insuficiencia hepática

Un riesgo grave y posiblemente mortal en los gatos obesos es la insuficiencia hepática. Cuando el cuerpo del gato cree que está desnutrido (por ejemplo, si el suministro constante de alimentos se detiene), la grasa se traslada desde su almacenamiento hacia el hígado, para usarse como energía. Sin embargo, el cuerpo de un gato es incapaz de manejar este proceso de manera eficaz, lo que hace que el hígado funcione mal y, en ocasiones, puede producirse una insuficiencia hepática mortal.

Aseo y salud mental

A los gatos con exceso de peso les resulta difícil asearse, lo que puede provocar problemas en la piel. De manera similar, el peso adicional ejerce presión sobre las articulaciones del gato, que puede sufrir artritis. Los sistemas cardiovascular y respiratorio también se ven afectados, lo que provoca dificultades respiratorias y problemas cardíacos.

Un gato con sobrepeso u obeso también puede llegar a tener dificultades para mantener su salud mental. En lugar de huir o esconderse si sienten una amenaza, los gatos con sobrepeso no pueden reaccionar rápidamente y, por lo tanto, no pueden seguir sus instintos, lo que puede causarles angustia.

Con la dieta, el ejercicio y las conductas adecuadas, podrás proteger a tu gato de los riesgos del sobrepeso o la obesidad. Para empezar, hablá con el veterinario, para que te aconseje sobre cuál es la mejor forma de actuar.

  • Peso saludable

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato adulto sentado en ambiente cerrado comiendo de un pote plateado.

Instrucciones para ayudar a tu gato a subir de peso

Abisinio adulto parado en ambiente cerrado ignorando un plato blanco.

¿Por qué mi gato está bajando de peso?

Veterinario revisando a un Maine Coon adulto acostado en camilla de exploración.

¿Cuánto debe pesar un gato?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Content Block With Text And Image 1