Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Instrucciones para ayudar a tu gato a bajar de peso

Azul Ruso adulto corriendo al aire libre sobre césped alto.
Cada vez hay más gatos obesos en el mundo, y sufren una serie de problemas de salud a largo plazo. A continuación, te indicamos cómo ayudar a tu gato a bajar de peso y empezar a llevar un estilo de vida más saludable.

La obesidad es un problema grave en la población de gatos. Por ejemplo, uno de cada cuatro gatos en el Reino Unido está categorizado como obeso. Esta enfermedad puede tener un impacto severo en su esperanza de vida y salud en general, pero con el programa correcto para bajar de peso, entre un 80 % y un 90 % de los gatos logran llegar a su peso ideal.

La dieta adecuada para ayudar a tu gato a bajar de peso

Una dieta para que tu gato baje de peso se centra en tres principios generales: reducir la cantidad de calorías que ingiere, controlar la sensación de hambre durante la dieta y adaptar la cantidad de nutrientes esenciales para equilibrar la fórmula completa. Esto ayuda a garantizar que tu gato se alimente correctamente con una dieta equilibrada, se sienta lleno y satisfecho, y reduzca significativamente el nivel de energía que recibe.

Solo reducir la porción de alimento normal no es una buena forma de que tu gato baje de peso. En algunos casos, incluso puede ser peligroso para el gato, ya que esto hará que pierda nutrientes esenciales.

Una dieta para bajar de peso generalmente debe tener un contenido de proteínas más alto que el del alimento habitual del gato, a fin de conservar la masa muscular y compensar las porciones más reducidas, una cantidad baja de grasa y un alto contenido de vitaminas y minerales. Esta dieta también puede promover los nutrientes activos para apoyar la movilidad articular saludable, así como el estado de la piel y el pelaje.

Las dietas terapéuticas más recientes y avanzadas cuentan con mezclas específicas de fibras y fórmulas precisas para ayudar a mantener la sensación de saciedad en el gato y, por lo tanto, reducir las posibilidades de que pida más comida y el programa para bajar de peso sea más exitoso.

Otra forma de fomentar el adelgazamiento en tu gato es ofrecerle abundante agua fresca en diferentes lugares de la casa. Esto te asegurará que beba suficiente agua para ayudar con la digestión.

Gato adulto sentado en ambiente cerrado comiendo de un recipiente plateado.

Cómo establecer la conducta de alimentación adecuada para tu gato

Para asegurarte de que tu gato pierda peso, es esencial que respetes las cantidades recomendadas en el paquete de alimento o bien que sigas las recomendaciones dadas por su veterinario, y uses una balanza de cocina para pesar la cantidad exacta. Dependiendo de la fórmula específica, los alimentos secos que comúnmente se dan a los gatos pueden ser muy energéticos, lo que significa que puede resultar muy fácil sobrealimentar a tu mascota. Debido a esto, la mejor manera de administrar correctamente un programa para adelgazar es usar una balanza y respetar las pautas establecidas.

Si tu gato tiende a comer sin restricciones y no puede regular su consumo de alimentos, dividí su porción diaria en comidas pequeñas y frecuentes para controlar su consumo de energía. Del mismo modo, evitá darle restos de comida, ya que esto puede aumentar radicalmente su ingesta de calorías, y si querés usar golosinas, deben incluirse dentro del cálculo de la dieta diaria del gato.

El veterinario podrá aconsejarte sobre la tasa ideal de adelgazamiento para tu gato, pero no debería ser demasiado rápida. Si esto sucede, el cuerpo de tu gato puede creer que está desnutrido, lo cual, a su vez, puede provocar graves problemas hepáticos.

Cómo lograr que tu gato se ejercite y adelgace

Según el peso de tu gato, es posible que al principio le cueste jugar. Sin embargo, introducir el juego gradualmente en su rutina diaria lo ayudará a hacer ejercicio y quemar el exceso de calorías.

Para animar a tu gato a que sea más activo podés disponer tu casa de forma tal que tenga muchos estímulos para jugar. Dale a tu mascota un árbol trepador o una zona de varios niveles donde pueda saltar y posarse, así como juguetes para que se entretenga mientras no estás. Los juguetes de comida, esos con los que tu gato puede acceder a la comida jugando con un objeto, son divertidos y estimulan sus instintos naturales de caza. Dos sesiones de juego de dos minutos al día son un buen comienzo para un gato con sobrepeso; estos pueden aumentar gradualmente a medida que tu gato se empiece a mover más.

Cómo mantener un peso saludable

Una vez que tu gato haya adelgazado, es crucial que lo ayudes a mantener un estilo de vida saludable para que no vuelva a su peso anterior. Para esto, podés pesar a tu gato al menos cada seis meses y tomar medidas si supera el 5 % de su peso corporal normal. Estas pueden ser adaptar su método de alimentación y su dieta para que se ajusten a las nuevas circunstancias.

Al pesar al gato, es importante usar siempre la misma balanza, para evitar discrepancias y errores que puedan hacer que lo alimentes muy poco o en exceso durante este proceso de adelgazamiento.

Con el programa de adelgazamiento adecuado, tu gato se sentirá mucho más saludable y feliz. Conversá con el veterinario antes de poner tu gato a dieta, ya que podrá aconsejarte sobre su peso objetivo y el mejor alimento para lograrlo.

  • Peso saludable

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato adulto sentado en ambiente cerrado comiendo de un pote plateado.

Instrucciones para ayudar a tu gato a subir de peso

Veterinario revisando a un Scottish Straight adulto sentado sobre camilla de exploración.

Riesgos para la salud de los gatos con sobrepeso y obesos

Abisinio adulto parado en ambiente cerrado ignorando un plato blanco.

¿Por qué mi gato está bajando de peso?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco