Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Signos de alteraciones digestivas en tu gato

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta blanca.
Saber qué signos buscar en tu gato que indiquen una alteración digestiva puede asegurarte que este reciba la atención veterinaria correspondiente lo más rápido posible. Obtené más información sobre los signos más frecuentes aquí.

Cuando se trata de alteraciones digestivas, los gatos pueden sufrir varias afecciones causadas por muchos factores diferentes, por lo que saber reconocer los signos de un problema de este tipo puede resultar útil.

Tu gato tiene dificultad para comer o tragar

Si tu gato tiene una obstrucción en el esófago (como una bola de pelo), o los músculos de su esófago o estómago no funcionan correctamente, es posible que le cueste comer o tragar.

Lo notarás reacio a comer (ya que tal vez le duele), y cuando lo hace puede resultarle difícil o cansador. Puede ser que regurgite la comida, es decir, que devuelva los alimentos de forma pasiva, generalmente poco después de comer y sin previo aviso. Puede toser, tal vez a causa de alimentos no digeridos que le bloquean el esófago.

Tu gato vomita o tiene bolas de pelo

No es raro que los gatos vomiten de vez en cuando, especialmente si han comido algo que su cuerpo identifica como nocivo. Frequent vomiting, twice a month or more, can be an indicator of a more serious problem, such as an infection, inflammatory disease or ulcer, however cats vomit for a variety of reasons. Cuando tu gato vomite, devolverá alimentos que se han digerido parcialmente en el estómago o la bilis, a menudo bastante tiempo después de comer. Esto es diferente a la regurgitación, que es una reacción más pasiva e inmediata.

Si tu gato regurgita un bulto de pelo compacto y enmarañado, puede estar teniendo bolas de pelo. Estas se forman cuando el exceso de pelo ingerido durante el aseo se acumula en el tubo digestivo del gato. Normalmente, tu gato digeriría y expulsaría estos pelos, pero, si la cantidad es muy grande, su cuerpo no puede hacerlo y entonces se forman bolas de pelo. Si bien los gatos de pelo largo son más propensos, este problema es frecuente en los gatos de interior, ya que pasan mucho más tiempo aseándose que los gatos de exterior. En algunos gatos, la bola de pelo no estará completamente formada, pero verás pelo en el vómito.

Gato adulto acostado bostezando en espacio cerrado.

Tu gato tiene diarrea

Al igual que los vómitos, la diarrea puede ser señal de una enfermedad más importante que esté afectando a tu gato. Los veterinarios distinguen entre diarrea del intestino grueso y del intestino delgado, que se caracterizan por diferentes síntomas y diferentes causas.

Si tu gato tiene diarrea del intestino grueso, las deposiciones tendrán el mismo volumen o menor que lo normal en un momento, pero serán más frecuentes y podrán incluir sangre o mucosidades. También tal vez notes que las deposiciones son más blandas al final del día. Tu gato también mostrará la necesidad de defecar con urgencia y frecuencia.

La diarrea del intestino delgado de los gatos suele ser de gran volumen en un momento, puede tener una variación de color, como verde o naranja, y puede incluir alimentos sin digerir. Es posible que tu gato también presente vómitos, pérdida de peso y flatulencias.

Una de las dificultades de tener que controlar las heces de tu gato es que este puede evacuar sus intestinos en otro lugar. Si este es el caso, verificá si tiene heces alrededor del ano, ya que esto puede ser un indicador de diarrea, y vigilá la frecuencia con la que se va de casa.

Si notás alguno de estos síntomas en tu gato, es importante que lo lleves al veterinario para poder identificar la causa del problema y darle el tratamiento adecuado. Muchos problemas digestivos pueden aliviarse o controlarse con una dieta correcta. Por lo tanto, pedile al veterinario que te asesore sobre cuál es el mejor alimento para colaborar con la salud digestiva de tu gato.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato adulto parado en el consultorio veterinario comiendo de un pote plateado.

Alimentación de tu gato después de cirugías para apoyar la recuperación

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta color crema.

Prevención del malestar estomacal en gatos

Gato de edad avanzada acostado durmiendo sobre un almohadón.

​¿Qué alimentos son tóxicos para mi gato?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco