Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Instrucciones para cuidar a un gatito o gato

Bengal adulto acostado panza arriba jugando con un gato de juguete sobre una alfombra.
Hay varios factores que contribuyen con el bienestar de tu gato. Cuidarlo adecuadamente desde el primer día garantizará que esté saludable y se adapte bien a su nuevo hogar.

Cuestiones importantes

Cuando lleves a tu gato a casa por primera vez, necesitarás algunos elementos básicos. Los siguientes son algunos de ellos:

  • Canasto: le proporcionará una cama cómoda donde el gatito o gato estará cómodo y seguro. No lo pongas en el suelo. De ser posible, ubicalo en algún lugar donde el gatito se sienta seguro, lejos de corrientes de aire o zonas donde haya demasiado movimiento.
  • Bandeja sanitaria: debe ser lo suficientemente profunda, pero no demasiado, para que los gatitos puedan usarla. Debe incluir una pequeña pala para sacar las heces.
  • Platos para el agua: tu gato siempre debe tener un recipiente con agua fresca disponible. Existen fuentes de agua como alternativa a los platos, ya que se sabe que los gatos disfrutan especialmente el movimiento y esto los alienta a beber más.
  • Platos para la comida: tenés que asegurarte de tener un tazón pequeño para croquetas, que esté lo suficientemente lejos del plato de agua para evitar que se ensucie. Como alternativa, se puede usar un plato de alimentación activa, sobre todo si tenés un gato de interior, ya que esto le proporciona estimulación mental y física y le permite satisfacer su instinto natural de caza. Con estos rompecabezas, es necesario un período de transición para que tu gato aprenda a usarlos.
  • Un árbol para gatos: es un accesorio divertido y útil para tu gato, y le permitirá arañar, trepar y esconderse de manera segura. Además, contribuirá con su bienestar, ya que respeta sus instintos naturales.

Se recomienda tener más de uno de cada elemento y dispersarlos por la casa para ofrecerle opciones a tu nuevo gato y permitirle encontrar un espacio tranquilo, lejos de los visitantes o de ruidos fuertes, en caso de que lo necesite.

Ambiente

El ambiente es un factor importante para la salud y el bienestar de tu gato. Un ambiente favorable es aquel en el que el gato puede sociabilizar de manera segura sin demasiados problemas. Esto les ayuda a acostumbrarse a las personas y las cosas que los rodean.

Incluso si tu gato es muy joven, organizará y marcará su territorio. Aquí es donde dormirá, jugará, cazará, comerá, se esconderá, trepará y se acurrucará. En su hogar, tu gato organiza su vida en torno a cuatro áreas diferentes que tenés que respetar para evitar problemas de conducta, especialmente con gatos de interior.

  • Áreas de alimentación: tienen que estar en una zona tranquila, lejos de su bandeja sanitaria y de tu propia área de comida. Es mejor no usar el comedor o las áreas donde puedan molestarlo, y dale suficiente espacio cuando coma.
  • Área de descanso: este lugar variará a lo largo del día, según la luz solar y las fuentes de calor. Por naturaleza, a los gatos les gusta dormir en lo alto y suelen elegir el lugar donde mejor puedan acomodarse. Por lo tanto, asegurate de que tenga suficiente espacio libre para elegir.
  • Área de limpieza: la bandeja sanitaria debe colocarse en un lugar tranquilo y al que tu gato siempre pueda acceder, lejos de su plato de comida y de lugares con mucho movimiento. Tené cuidado para evitar cualquier fuente de estrés: se sabe de casos en que los gatos dejaron de limpiarse porque la bandeja sanitaria se puso junto al lavarropas. Se recomienda, al menos, una bandeja por gato más otra libre. De esta forma, cada gato tiene varias opciones y se evitan estos problemas.
  • Área de juego: este es el espacio habitable más grande de tu gato y el área donde se relaja. Debe ser un lugar donde pueda correr, esconderse o posarse en lo alto. Los árboles para gatos son accesorios excelentes para fomentar esta actividad, y fomentan la salud y el bienestar de su gato.

Ejercicio

Los gatos que permanecen adentro necesitan mucha actividad para mantenerse estimulados física y mentalmente. Eso significa lo siguiente:

  • Muchos juguetes (que tenés que rotar de vez en cuando para mantenerlos interesados), cosas para escalar y esconderse, y horarios periódicos de juego con la familia todos los días.
  • Como se asean más y suelen ser más sedentarios, los gatos que viven en el interior, especialmente aquellos con pelo largo, necesitan una dieta que pueda ayudarlos con las bolas de pelo y que sea adecuada para sus niveles más bajos de actividad.
  • Es posible que no te gusten las marcas que deje tu gato en los muebles o paredes. Sin embargo, rascar es una conducta natural y es importante que le des lugares para que se exprese. Planificá tener, al menos, un lugar donde pueda rascar.

Alimentación

En el caso de los gatos domésticos, la ingesta de alimentos depende de varios factores. Los gatos prefieren comer en un lugar tranquilo, sin que los vean y lejos de depredadores, con una ruta clara para escapar.

Solo se puede garantizar que los alimentos de gran calidad, específicamente preparados para gatos, proporcionen todos los nutrientes que necesitan para mantenerse saludables, independientemente de su edad, raza, estilo de vida o sensibilidades.

  • Si bien una dieta variada es beneficiosa, una variación frecuente y continua no es adecuada para la digestión de un gato.
  • Los platos de alimentación activa son una excelente manera de entretener mentalmente a tu gato, animarlo a esforzarse por su comida y ejercitar sus instintos de caza.
  • La conducta de caza desempeña un papel importante en la forma en que los gatos comen, por lo que suelen consumir varias raciones pequeñas durante el día en lugar de una o dos comidas grandes.
  • Los gatos requieren muchas proteínas, que incluyen una serie de aminoácidos esenciales, uno de los cuales es la taurina, que se encuentra naturalmente solo en el tejido animal.
  • La grasa es una fuente de energía importante para los gatos. Necesitan una mayor proporción de calorías diarias que adquieren a través de grasas, que la recomendada para los humanos.
  • Los gatos también tienen requerimientos de vitaminas y minerales muy particulares, como la vitamina D, que solo pueden obtener a partir de su dieta.
  • Cuando son recién nacidos, los gatitos tienen un tubo digestivo adaptado perfectamente para digerir leche formulada de manera específica para gatitos. Sin embargo, su capacidad digestiva cambia y cuando entran en la edad adulta ya no pueden digerir la lactosa.
Gato adulto parado sobre una mesa mientras su dueño lo cepilla.

Aseo

Además de verse bien, un pelaje cepillado contiene menos pelo muerto, lo que significa que tu gato tendrá menos trabajo para quitar este excedente cuando se asee. Esto tiene sus beneficios, ya que el aseo representa, en promedio, un 30 % del tiempo de tu gato y provoca la ingesta de pelo y, con ella, la generación de bolas de pelo y, a veces, problemas digestivos.

  • En los gatos con pelo más largo, como el Persa, hay que desenredar cuidadosamente el pelaje con un peine de buena calidad todos los días.
  • En gatos de pelo corto y aplastado (como el Siamés o el Abisinio), a veces solo se necesitan algunos movimientos firmes de la mano.
  • Se recomienda pasar un cepillo suave por el pelaje una vez a la semana en los animales con pelo de longitud media o pelo con una capa inferior gruesa (por ejemplo, el Maine Coon o el Exótico de Pelo Corto).

Cuidado dental

La buena salud bucal comienza cuando tu gatito es joven.

  • Cuando lleguen a tu casa, los gatitos todavía tendrán dientes de leche. Estos dientes de leche son bastante frágiles, por lo que las croquetas deben ser más suaves y fáciles de romper que las de un gato más adulto.
  • Existen alimentos húmedos especialmente formulados para gatitos, los cuales tienen una excelente textura y están adaptados para sus dientes sensibles.
  • El cepillado dental es el método de referencia para el cuidado bucal, y se recomienda el uso de un cepillo de dientes especial para gatos y pasta dental veterinaria.

Salud

La salud y el bienestar de tu gato involucran una amplia variedad de factores, desde vacunas preventivas y medicamentos, hasta seguros, e incluso la decisión de castrar o no a la mascota. Algunos de estos costos son aislados y otros deben considerarse como parte de un presupuesto permanente junto con la nutrición y el aseo.

  • Los gatos deben vacunarse periódicamente contra el virus de la panleucopenia felina, el virus del herpes felino y el calicivirus felino. El régimen de vacunación consiste en dos PIF administradas con una diferencia de tres a cuatro semanas. Es posible que tu gato ya haya recibido su primera vacuna antes de llegar a tu casa, ya que la primera dosis puede administrarse a partir de las nueve semanas aproximadamente.
  • La aplicación de un microchip consiste en la inserción indolora de un microchip debajo de la piel en el área del cuello, que permite que cualquier organización de rescate veterinario o felino puede "leer" el chip con un escáner de mano. Tu veterinario puede realizar el procedimiento en cualquiera de las consultas de rutina.
  • Es importante evitar que el gato contraiga pulgas, parásitos o garrapatas. Un buen criador habrá iniciado un programa antiparasitario desde el comienzo de la vida del gato y la mayoría de los centros de rescate también iniciarán un buen régimen de tratamiento contra parásitos y pulgas para todos los animales bajo su cuidado. Es importante que le preguntes a la persona de la que estás recibiendo el gato o gatito sobre los tratamientos que recibió el animal en el pasado.
  • La castración es una de las decisiones más responsables que cualquier dueño de mascota puede tomar. Tradicionalmente, se ha castrado a los gatos en cualquier momento a partir de los seis meses de edad aproximadamente.
  • Es importante realizar chequeos anuales con el veterinario para ayudar a prevenir cualquier problema de salud y controlar el peso y los cambios de conducta.

Entrenamiento

La mayor parte de la educación de un gatito se lleva a cabo durante los primeros seis meses de su vida. Y la mayoría de las conductas se adquieren en los primeros tres meses, gracias al papel predominante de su madre y hermanos.

Eso significa que cuando traés un gato a casa, solo tenés que contribuir de forma limitada con su educación básica, pero aún así, tenés ciertas responsabilidades. Tu trabajo es completar su entrenamiento en el nuevo entorno y abordar las conductas indeseables.

Seguro

El seguro te ofrece la tranquilidad de que podrás brindarle a tu gato el cuidado que necesita en caso de que ocurra una crisis.

Las aseguradoras de mascotas ofrecen diferentes niveles de cobertura, y los precios varían según la edad, la raza, el tamaño y el tipo de animal, así como su ubicación.

Para encontrar la cobertura adecuada para vos y tu gatito, te sugerimos lo siguiente:

  • Usar Internet para comparar paquetes.
  • Consultar con tu veterinario.
  • Buscar en revistas de mascotas.

Al principio, prepararse para todos los cuidados necesarios de un gato o gatito puede resultar abrumador, pero si empezás de la forma correcta, el animal podrá adaptarse a su nuevo hogar y llevar una vida feliz y saludable.

  • Bienestar general
  • ¿Un gato es la mascota adecuada para vos?

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato de los Bosques de Noruega adulto caminando sobre la alfombra de un living.

Aspectos que debo considerar antes de tener un gato

Niño acariciando a gato adulto acostado en espacio cerrado.

Educar a los niños sobre cómo cuidar a un gato

Gato adulto acostado junto a un Golden Retriever adulto.

Presentación de los gatos a otras mascotas

Obtené más información sobre las razas de gato

Buscar razas

Ver todas las razas de gato
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco