Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Aspectos que debo considerar antes de tener un gato

Gato de los Bosques de Noruega adulto caminando sobre la alfombra de un living.
A la hora de adquirir un gato o un gatito, hay que tener en cuenta muchos aspectos. Sin embargo, todos ellos se relacionan con tu propio estilo de vida y el entorno de tu casa, por lo que lo importante es ver si podés adaptarlos para tener un gato feliz y saludable.

¿Tenés tiempo para cuidar a un gato o gatito?

Un gatito puede representar una nueva alegría para el hogar, pero crecerá, por lo que la decisión de adquirir un gato implica un compromiso a largo plazo. Si bien muchas personas creen que es más fácil tener un gato en lugar de un perro, los gatos también requieren mucha atención y apoyo.

Otros factores que afectarán el tipo de cuidado y apoyo que necesitará tu gato tendrán que ver con tu decisión sobre si elegís un gatito o un gato adulto, ya que los gatitos necesitan más cuidados, enseñanza y una alimentación más frecuente que los gatos adultos. Otro aspecto a considerar es si querés uno de raza o un "mestizo", y si vas a un criador o a un centro de rescate, ya que algunos gatos rescatados pueden haber tenido experiencias traumáticas que requieren una mayor consideración al comienzo.

La forma en que actúa y responde un gato depende de una combinación entre su composición genética y las experiencias a las que estuvo expuesto. Un gatito aprende la mayoría de sus habilidades de sociabilización desde que nace hasta las ocho semanas de edad, por lo que es fundamental que se le brinde el tiempo y la atención suficientes en las primeras semanas.

¿Encajaría un gato o un gatito en tu rutina?

Cualquier animal cambia tu estilo de vida, con suerte, de manera unilateralmente positiva. Sin embargo, tal vez no puedas cambiar algunas cosas de tu rutina y vale la pena que tengas en cuenta cómo funcionarán o cómo se adaptarán con la llegada de un gato o gatito.

Preguntas que tenés que hacerte:

  • ¿Tenés hijos? Esto podría afectar el tipo de gato que elijas, ya que algunos son menos adecuados que otros para niños pequeños.
  • ¿Tenés otras mascotas en el hogar y cómo podrían reaccionar a una nueva incorporación? Presentar un recién llegado a las mascotas del hogar puede ser complicado. Esto requerirá tiempo y paciencia. La aceptación total puede tardar varios meses o puede que nunca ocurra.
  • ¿Tenés espacio en el exterior o tu gato solo vivirá en el interior?
  • ¿Trabajás a tiempo completo? Si es así, ¿qué pasará con el gato cuando no estés en casa?
  • ¿Podrás adaptar tu casa de forma adecuada para que sea apta para gatos?
  • ¿Cuánto viajás? Si vas a viajar sin tu gato, pensá bien en las diversas opciones para su cuidado.
  • ¿Podés financiar las necesidades de tu gato, como el alimento, las cuentas del veterinario y los posibles servicios de aseo y guarderías?

Estas preguntas no solo influirán sobre el hecho de si tu casa y tu estilo de vida son propicios para tener un gato feliz y saludable, sino también para definir qué tipo de gato es más adecuado para vos.

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre un sillón gris.

¿Tu hogar es seguro para un gato o un gatito?

El hogar de un gato es una parte importante de su bienestar. Una vez que se instala en su nuevo hogar, un gatito tiene todo un mundo por descubrir. Permitile explorar y orientarse a su propio ritmo, pero asegurate de verificar si existe alguna posibilidad de peligro.

Además, asegurate de que exista un espacio tranquilo al que el gato pueda retirarse, en especial cuando recién llegue a casa, para que pueda descubrir gradualmente su nuevo territorio y a su familia durante los siguientes días.

Estas son algunas de las cosas que podés hacer para reducir el estrés en el hogar:

  • Dale a tu gato un área específica para comer. Esta debe estar bien alejada de la bandeja sanitaria e, idealmente, lejos de las zonas ruidosas, ya que a los gatos les gusta tener espacios tranquilos para comer.
  • Asegurate de que tenga una bandeja sanitaria que también se encuentre en un área tranquila. Esta debe quedar siempre en el mismo lugar, al que el gato pueda acceder fácilmente, y alejada de los platos de comida y agua.
  • Asegurate de que el gato tenga un espacio específico para jugar, cazar, escalar y rascar.
  • Dale a tu gato su propio espacio para dormir.

¿Hay algún peligro en tu casa?

Existen una serie de factores que pueden representar un peligro para un gato o un gatito, tanto dentro como fuera del hogar. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Cables eléctricos o cables de alimentación
  • Productos químicos domésticos, productos de limpieza y medicamentos de fácil acceso
  • Planchas calientes expuestas
  • Balcones
  • Plantas tóxicas o venenosas, como: ciclamen, acebo, muérdago, glicina, dieffenbachia, filodendro, azalea, rododendro, cerezo de Jerusalén, adelfa, poinsetia, hiedra, laurel moteado, arvejilla y ficus

Considerar si un gato o un gatito se adaptará a tu estilo de vida y a tu hogar te ayudará a descubrir si podés brindarle un ambiente feliz y seguro para que viva, y permitirá que tu relación con tu nuevo compañero, si decidís tenerlo, sea aún más gratificante.

  • Bienestar general
  • ¿Un gato es la mascota adecuada para vos?

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Adult Bengal lying on its back playing with a cat toy on a carpet.

¿Cómo cuidar a un gatito o gato?

Niño acariciando a gato adulto acostado en espacio cerrado.

Educar a los niños sobre cómo cuidar a un gato

Gato adulto acostado junto a un Golden Retriever adulto.

Presentación de los gatos a otras mascotas

Obtené más información sobre las razas de gato

Buscar razas

Ver todas las razas de gato
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco