Hablemos del Yorkshire Terrier

Lo que les falta en tamaño a estos diminutos perros, pequeños pero matones, lo compensan con su carácter. Los Yorkshire Terrier, conocidos por su temperamento enérgico pero afable, tienen mucha personalidad, son una gran compañía y forman vínculos estrechos con sus familias humanas. Además de todos los rasgos de un verdadero terrier, también son buenos perros guardianes. Por todo ello, y por su gloriosa melena de pelo largo y sedoso, a menudo se les describe con razón como un "león en miniatura".

Nombre oficial: Yorkshire Terrier

Otros nombres: Yorkie

Orígenes: Reino Unido

Primer plano de un Yorkshire Terrier en blanco y negro
  • 1 out of 5
  • 4 out of 5
  • 1 out of 5
  • 3 out of 5
  • 1 out of 5
  • 3 out of 5
  • 2 out of 5
  • 1 out of 5
  • 5 out of 5
  • 2 out of 5
  • 3 out of 5
*Recomendamos no dejar a las mascotas solas durante períodos prolongados. La compañía puede prevenir angustia emocional y comportamiento destructivo. Pide recomendaciones a tu veterinario. Cada mascota es diferente, incluso dentro de una misma raza; esta instantánea de los rasgos específicos de esta raza debe tomarse como una indicación. Para disfrutar de una mascota feliz, saludable y de buen comportamiento, recomendamos educar y socializar a tu mascota, así como cubrir sus necesidades básicas de bienestar (y sus necesidades sociales y de comportamiento). Las mascotas nunca deben dejarse sin supervisión con un niño. Pide más consejos a tu criador o tu veterinario. Todas las mascotas domésticas son sociables y prefieren compañía. Sin embargo, se les puede enseñar a afrontar la soledad desde una edad temprana. Pide consejo a un veterinario o entrenador para que te ayude en este aspecto.
Ilustración de un Yorkshire Terrier negro y marrón
18 - 20.5 cm18 - 20.5 cm
1.8 - 3.2 kg1.8 - 3.2 kg
De 2 a 10 mesesDe 10 meses a 8 años
De 8 a 12 añosDe 12 a 22 años
Del nacimiento hasta los 2 meses
Cachorro de Yorkshire Terrier corriendo a través de hierba y flores amarillas
1/7

Conoce al Yorkshire Terrier

Todo lo que necesitas saber sobre la raza

No te dejes engañar por esa apariencia delicada, su melena de pelo sedoso y su adorable lazo. Aunque parezca que siempre está en la peluquería, el Yorkshire Terrier es un perrito resistente, fuerte e inteligente. Como todos los terrier, son audaces, intrépidos y tenaces, Esta tenacidad queda como vestigio de sus antiguos días de caza.

A pesar de ese porte altivo, sus raíces están en la clase trabajadora, ya que se crió en el norte de Inglaterra durante la Revolución Industrial. El principal trabajo del Yorkshire Terrier fue en origen mantener las minas y fábricas textiles libres de alimañas. No fue hasta finales de la época victoriana cuando se hicieron populares como perros falderos y comenzaron, literalmente, a vivir en el regazo del lujo entre la clase aristocrática inglesa.

Sin duda, con su porte majestuoso, es como si el Yorkshire Terrier siempre estuviera destinado a cosas más importantes. Pero en realidad son afables y juguetones, con una naturaleza curiosa que los hace muy divertidos.

Entre otras características, los Yorkshire Terrier destacan por su deseo de atención y de estar cerca de sus propietarios. Pueden ser bastante protectores con ellos si surge la necesidad y, en algunos casos, existe la posibilidad de que sean un poco ruidosos. Por este motivo, además de por su pequeño tamaño, se adaptan mejor a familias con niños mayores.

Famosos, por supuesto, por su deslumbrante pelaje sedoso, a menudo lucen algún accesorio para el pelo que sirva para mantener los mechones lejos de los ojos o algún corte de pelo muy a la moda. Curiosamente, el pelaje largo y sedoso del Yorkshire Terrier es excepcionalmente fino y más parecido al pelo de los humanos o de los caballos. Requiere un poco de cuidado para mantenerlo brillante, pero, en el lado positivo, el Yorkie es una raza que realmente no muda mucho, por lo que no es necesario aspirar el sofá.

Como una de las razas de perro más pequeñas, el Yorkshire Terrier encajará bien en la mayoría de las configuraciones de hogar. Los Yorkie son grandes compañeros para los que vivan solos y una de las razas más longevas que puede acercarse a la veintena. No es de extrañar entonces que el Yorkshire Terrier sea una de las razas de perros Toy más populares en todo el mundo.

Yorkshire Terrier con lazo rojo de pie en un muro de piedra
2/7

Dos datos sobre los Yorkshire Terrier

1. Historia de dos terriers

En el libro ilustrado de L. Frank Baum, El maravilloso mago de Oz, el pequeño perro Toto parece que fue un Yorkshire Terrier. Sin embargo, cuando la historia se convirtió en película, el papel protagonista se lo llevó un Cairn Terrier. Los Yorkies se vengaron, no obstante, con una aparición en la película <i>Una cara con ángel<i> de Audrey Hepburn, que contó con el propio perro de la actriz.

2. Unas orejas con personalidad 

Entre otros datos divertidos sobre el Yorkshire Terrier, ¿sabías que los cachorros nacen con las orejas caídas? Por si fuera poco, en algunos casos las mantienen así de por vida. Esto solo constituye un problema si tu intención es mostrar a tu Yorkie en exhibiciones caninas, ya que los jueces buscan orejas erguidas en la raza, pero de ninguna manera es un problema para el perro. Además, muchas personas encuentran esta cualidad bastante entrañable.

Yorkshire Terrier mirando a la cámara en blanco y negro
3/7

Historia de la raza

Procedentes del noreste de Inglaterra, los Yorkshire Terrier reciben el nombre del condado de donde son originarios. Ninguna sorpresa hasta aquí. Lo que quizá sí resulte algo más inesperado es que su historia esté estrechamente ligada a la Revolución Industrial.

Durante esa época, en el siglo XIX, era habitual que los mineros y los trabajadores de las fábricas viajaran a la región en busca de trabajo, y entre ellos había varios escoceses. Estos aspirantes a trabajadores procedentes del norte trajeron consigo sus propias razas de terrier y, con el tiempo, estos perros escoceses se cruzaron con las variedades inglesas. El resultado fue la raza Yorkshire Terrier que conocemos y amamos hoy.

Aunque no podemos estar seguros de su ascendencia precisa, se cree que el Yorkshire Terrier surgió del cruce de al menos tres razas de terrier: el antiguo Black and Tab, el Bichón Maltés y el Skye. En cualquier caso, estos pequeños y robustos terriers se ganaron la reputación de ser excelentes perros cazadores y se usaban para atrapar pequeñas alimañas en las minas y las fábricas textiles. El Kennel Club de Inglaterra reconoció oficialmente la raza en 1886.

En los últimos años de la época victoriana, el Yorkshire Terrier se convirtió en un popular animal de compañía: un perro faldero adorado en la clase alta inglesa. Sin embargo, la popularidad de la raza pronto se expandió mucho más allá de Yorkshire y llegó a Estados Unidos. El Yorkie lleva siendo un firme favorito en todo el mundo desde entonces.

4/7

De la cabeza a la cola

Características físicas del Yorkshire Terrier

1
2
3
4
5

1.Cabeza

Cabeza y cuerpo cubiertos de abundante pelo sedoso.

2.Cara

La cara tiene ojos marrones burlones y nariz negra con orejas erguidas.

3.Cuerpo

El cuerpo es pequeño y compacto con una espalda recta y componentes bien proporcionados.

4.Pelaje

La coloración puede variar en tonos que van desde el tostado pálido y el dorado rojizo hasta el azul acero oscuro con reflejos blancos.

5.Cola

Cola larga y ondulante con forma similar a la de un caballo, en una posición ligeramente más alta que la línea superior.
5/7

Aspectos que tener en cuenta

Desde rasgos específicos de la raza hasta una descripción general de su salud, aquí tienes algunos datos interesantes sobre tu Yorkshire Terrier

Las patitas del Yorkie necesitan un cuidado especial

Uno de los problemas más habituales en el Yorkshire Terrier es el de la rótula dislocada (luxación de rótula). Este problema suele darse también en humanos. En el perro, la rótula de la pata trasera se sale de su posición. El perro puede mostrarse evidentemente incómodo, cojear o caminar de forma extraña, como principales síntomas, y también puede provocar artritis en la edad adulta. Como siempre, más vale prevenir que curar, por lo que es mejor mantener a tu Yorkie lejos de cualquier lugar donde pueda intentar saltar. Si a pesar de la prevención surge este problema de salud, se pueden hacer muchas cosas: desde ejercicios para desarrollar la musculatura y controlar el peso hasta la toma de medicamentos antiinflamatorios. La cirugía tiene una buena tasa de éxito.

Es mejor usar un arnés en lugar de una correa

Como muchas razas de perros pequeños, los Yorkshire Terrier pueden ser propensos a un problema de salud conocido como colapso traqueal, que constituye un estrechamiento o colapso de la tráquea. Esto puede causar una obstrucción de las vías respiratorias que da como resultado desde una tos sonora hasta una respiración ruidosa y sonidos de arcadas. En casos graves, también puede causar desmayos. Este problema de salud, causado por una debilidad genética, suele aparecer si un Yorkshire Terrier tira hacia adelante cuando lleva collar y correa o si el propietario tira demasiado fuerte hacia atrás. Por lo tanto, es muy recomendable optar por un arnés que también ayuda a tener un mejor control del animal.

Es importante cuidar sus dientes y encías

Otro aspecto que tener en cuenta con los Yorkshire Terrier es su salud dental. Al tener la boca más pequeña y apretada, pueden ser más propensos a problemas como la gingivitis (una inflamación de las encías) o la enfermedad periodontal (en la que se ve afectada toda la estructura de soporte del diente).

En casos más graves, las bacterias resultantes pueden propagarse por el cuerpo y dañar el hígado y los riñones, por lo que es importante prestar atención. Sin embargo, la buena noticia es que el cepillado diario ayudará a mantener a raya estos problemas. Si los dientes se mantienen limpios y sanos, la posibilidad de que se infecten las encías ya se reduce de por sí. Una buena dieta también resulta fundamental, al igual que revisiones frecuentes de un profesional.

Dieta saludable, perro más saludable

Al elegir comida para un Yorkshire Terrier, son muchos los factores que tener en cuenta: su edad, estilo de vida, nivel de actividad, estado fisiológico y de salud, incluidas posibles enfermedades o sensibilidades. Los alimentos proporcionan energía para cubrir las funciones vitales de un perro, y una fórmula nutricional completa debería contener un equilibrio ajustado de nutrientes para evitar cualquier deficiencia o exceso en su dieta, los cuales podrían tener efectos adversos sobre el animal. Las siguientes recomendaciones son para animales con buena salud. Si tu perro tiene problemas de salud, consulta con un veterinario que recetará una dieta veterinaria específica. Conviene que haya disponible agua limpia y fresca en todo momento para respaldar la salud urinaria de tu Yorkshire Terrier. En climas cálidos, y especialmente al hacer ejercicio, lleva agua y haz descansos frecuentes para que tu perro pueda beber.

Las necesidades de un cachorro de Yorkshire Terrier en términos de energía, proteínas, minerales y vitaminas, son mucho mayores que las de un adulto. Necesitan energía y nutrientes para mantener su cuerpo, pero también para crecer y desarrollarse. Hasta los 10 meses de edad, el sistema inmunológico de los cachorros de Yorkshire Terrier se va desarrollando de forma gradual. Un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, puede ayudar a respaldar sus defensas naturales durante esta época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. Sus funciones digestivas también son diferentes de las de un adulto de Yorkshire Terrier: el sistema digestivo aún no ha madurado, por lo que es importante proporcionar proteínas altamente digeribles que vayan a utilizarse de manera eficaz. Una ingesta equilibrada de fibras, como el psyllium, puede ayudar a facilitar el tránsito intestinal y los prebióticos (FOS) pueden respaldar la salud digestiva y el equilibrio de la flora intestinal, lo que contribuye a una buena calidad de las heces.

De manera similar, los dientes del cachorro (comenzando por los dientes de leche o primeros dientes y los dientes permanentes) constituyen un factor importante que debe tenerse en cuenta al elegir el tamaño, la forma y la textura de la croqueta. Esta fase de crecimiento también implica grandes necesidades energéticas, por lo que el alimento debe tener un alto contenido energético (expresado en Kcal/100 g de alimento), mientras que las concentraciones de todos los demás nutrientes también serán más altas de lo normal en un alimento de crecimiento formulado especialmente. Mantener la salud de su pelaje largo y sedoso requiere nutrientes como ácidos grasos omega 3 (EPA-DHA), ácidos grasos omega 6, aceite de borraja y biotina. Se recomienda dividir la cantidad diaria en tres comidas al día hasta los seis meses de edad, y luego cambiar a dos comidas al día.

A lo largo de su vida, es importante evitar que el Yorkshire Terrier coma alimentos para humanos o aperitivos grasos. En su lugar, recompénsalos con croquetas de su asignación de comida para evitar un aumento de peso excesivo.

Los principales objetivos nutricionales de los Yorkshire Terrier adultos son:

Preservar la salud y la belleza de la piel y el pelaje enriqueciendo los alimentos con ácidos grasos esenciales (omega-3, EPA, DHA y omega-6), aceite de borraja y biotina.

Satisfacer su apetito exigente. El tamaño de las croquetas debe ser muy pequeño y adaptado a la mandíbula en miniatura del Yorkshire Terrier para evitar problemas a la hora de tomar la comida. Si esto se combina con aromas y sabores atractivos, ayudará a estimular su apetito exigente.

Mantener un peso corporal ideal mediante el uso de ingredientes altamente digeribles y mantener el contenido de grasa en un nivel razonable.

Mantener un sistema digestivo saludable. Una dieta formulada con un aporte equilibrado de fibras para ayudar a facilitar el tránsito intestinal y proteínas de alta digestibilidad para contribuir a la buena calidad de las heces.

Para los Yorkshire Terrier que vivan principalmente en interior, debido a su actividad reducida, es importante seguir estrictamente las pautas de alimentación del paquete para evitar un aumento de peso excesivo. Esta recomendación es clave en el caso de los Yorkshire Terrier esterilizados, ya que la esterilización es un factor de sobrepeso en los perros.

Tras cumplir los 8 años, los Yorkshire Terrier comenzarán a enfrentarse a los primeros signos de envejecimiento. Una dieta enriquecida con antioxidantes ayuda a mantener la vitalidad y ciertos nutrientes clave, como la taurina, ayudan a mantener una buena función cardíaca. El envejecimiento también va acompañado de cambios en la capacidad digestiva y en ciertas necesidades nutricionales, por lo que los alimentos para los Yorkshire Terrier de edad avanzada deben cumplir las siguientes características:

Mayor contenido de vitaminas C y E. Estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo frente a los efectos dañinos del estrés oxidativo vinculado al envejecimiento.

Proteínas altamente digeribles, una mezcla de prebióticos y fibras para ayudar a promover una flora intestinal equilibrada y una calidad óptima de las heces.

Un contenido de fósforo adaptado para ayudar a ralentizar el deterioro gradual de la función renal

Una mayor proporción de oligoelementos de hierro, zinc y manganeso ayuda a mantener la piel y el pelaje en buen estado

Mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (ácidos grasos omega-3 y omega-6) para mantener la calidad del pelaje. Los perros pueden producir normalmente estos ácidos grasos, pero el envejecimiento puede afectar a este proceso fisiológico.

A medida que envejecen, los perros tienen más predisposición a padecer problemas dentales. Para garantizar que ingieren alimento en cantidad suficiente, es necesario tener en cuenta el tamaño, la forma y la textura de las croquetas para que se adapten a su mandíbula. La croqueta se puede ablandar con agua tibia, lo que puede resaltar el aroma y facilitar el consumo. Una fórmula con quelantes de calcio ayudará a reducir la formación de sarro y contribuirá a la higiene bucal diaria.

Dos Yorkshire Terrier de pie sobre la hierba
6/7

Cuidado del Yorkshire terrier

Consejos de cuidados, entrenamiento y ejercicio

A pesar de su largo y sedoso pelaje, los Yorkshire Terrier no tienden a mudar mucho. Sin embargo, este pelaje único que se asemeja al cabello humano requiere un cepillado diario suave para mantener su mejor brillo. Si se deja crecer puede llegar a alcanzar el suelo, por lo que también puede necesitar un corte ocasional. Se recomienda bañarlos con frecuencia y aprovechar la oportunidad para revisar sus oídos. También es recomendable cortarles las uñas según sea necesario. Otro consejo de aseo para los Yorkshire Terrier es un corte de flequillo para evitar que le caiga sobre los ojos. También se puede atar en ese famoso moño con un lazo. Para simplificar los cuidados, algunos propietarios optan por mantener el pelo corto por todo el cuerpo.

Aunque es cierto que a veces pueden ser un poco obstinados, los Yorkshire Terrier suelen estar ansiosos por complacer. También aprenden rápido y disfrutan de la estimulación mental. Esto significa que responden bien al entrenamiento basado en recompensas. Como esto también puede ayudar a consolidar el vínculo entre perro y propietario, suele ser un proceso agradable para ambos. Además, los Yorkshire Terrier también pueden destacar en clases de agilidad y obediencia para perros, y algunos se convierten en excelentes perros de terapia. Al igual que otras razas de perros Toy, puede resultar un poco más lento entrenarlos en casa, pero lo lograrán con paciencia. Además, la socialización temprana con personas y animales dará beneficios más adelante.

7/7

Todo sobre los Yorkshire Terrier

Fuentes
  1. Centros veterinarios de Estados Unidos https://vcahospitals.com/
  2. Enciclopedia de perros Royal Canin. Ed. 2010 y 2020
  3. Hospital de mascotas de Banfield https://www.banfield.com/
  4. Paquete de productos Royal Canin BHN
  5. American Kennel Club https://www.akc.org/

Dale like y compartí esta página