Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Cómo ayudar a tu perro a subir de peso

Beagle cachorro parado al aire libre comiendo de un plato azul.
Lograr que tu perro recupere un peso saludable después de una cirugía o enfermedad lleva tiempo. Aquí te presentamos algunos consejos simples para ayudarlo en su viaje de regreso al bienestar.

Si tu perro se sometió recientemente a una cirugía o estuvo enfermo, es posible que haya perdido una cantidad importante de peso. Hacer que vuelva a un peso saludable es importante para el funcionamiento eficaz de sus órganos vitales, pero ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?

¿Qué significa un peso saludable para tu perro?

Cada perro tiene un peso saludable ligeramente diferente, que se basa en su edad, raza y sexo. El veterinario podrá aconsejarte sobre el peso ideal de tu perro y la cantidad de peso que tendrá que subir para alcanzar este objetivo. Es importante que obtengas esta información de parte del veterinario, ya que puede ser fácil sobrealimentar a tu perro y dejar que llegue a un exceso de peso sin querer.

Como guía, si tu perro tiene un peso saludable, deberías poder sentirle las costillas al tocarle el cuerpo, pero estas no deberían ser prominentes ni visibles desde lejos. Si las costillas u otros huesos, como la pelvis, son visibles desde la distancia, tu perro está por debajo del peso adecuado.

Apoyo para el sistema digestivo de tu perro durante el aumento de peso

Después de un período de convalecencia o enfermedad, el sistema digestivo de tu perro estará particularmente sensible. Es esencial no "sobrecargar" su tubo digestivo cuando lo ayudes a subir de peso, ya que esto podría causarle malestar estomacal, vómitos o diarrea.

Una de las partes más importantes del sistema digestivo de tu perro es su intestino delgado. Allí es donde se absorben los nutrientes de los alimentos que consume el perro, para que los utilicen sus órganos. También es el hogar de la microflora, las bacterias "beneficiosas" que contribuyen a la salud intestinal, y del mayor número de células inmunitarias de su cuerpo. Por estas razones, es clave que cualquier dieta para subir de peso que le administres a tu perro mantenga la salud de este órgano y del tracto digestivo en conjunto, sin ejercer una presión indebida sobre este.

Boyero de Berna adulto acostado sobre el césped junto a un pote plateado.

Cómo alimentar a tu perro para ayudarlo a subir de peso

Aunque puede parecer sensato, no es necesariamente una buena idea ayudarlo a subir de peso simplemente dándole más cantidad del alimento actual. Puede ser que la digestión de tu perro no sea capaz procesarlo y no le proporcione los niveles específicos de nutrientes que necesita en ese momento.

Un alimento para subir de peso debe tener una densidad energética alta. Esto significa que podrás darle pequeñas raciones a tu perro, y de esta manera, protegerás su sistema digestivo de un esfuerzo innecesario, a la vez que sigue recibiendo la energía que necesita. Para perros que se recuperan de una cirugía, suele recomendarse una dieta alta en grasas, ya que es un alimento denso en energía.

La proteína es un nutriente esencial para los perros y también una importante fuente de energía. Sus alimentos deben proporcionarles proteínas de alta calidad y muy digeribles que su cuerpo absorba de fácilmente. También es importante que el alimento incluya el equilibrio correcto de fibra, ya que esta afecta directamente la salud intestinal y la calidad de sus deposiciones.

Los perros que pasaron por una cirugía o tuvieron una enfermedad pueden haber perdido el apetito, por lo que es necesario que los alimentos que los ayudan a subir de peso los animen a comer. El olor y la textura son muy importantes para los perros, así que elegí un alimento que se haya diseñado para que sea sabroso y que tenga el tamaño y la forma correctos para su raza o tamaño.

Instrucciones para alimentar a tu perro para ayudarlo a subir de peso

Por lo general, a tu perro adulto tenés que darle dos raciones al día, pero podés dividir su ración diaria en comidas más pequeñas y dárselas con más frecuencia. Esto puede ayudar a mejorar la capacidad de digerir de tu perro y presionar menos su tracto gástrico. También podés ponerle la comida un poco más arriba de lo normal y permitir que la gravedad ayude a que el alimento llegue al estómago de manera más cómoda.

Si le das una dieta más húmeda, ya sea con alimentos enlatados o agregando agua a las croquetas, podés motivar a tu perro para que coma, ya que puede resultarle más fácil que comer un alimento seco. Proporcionarles mucha agua fresca también es esencial para su salud en general.

La combinación correcta de alimentos y técnicas de alimentación puede ayudar a tu perro a subir de peso de manera segura. Hablá con el veterinario sobre las mejores opciones para ayudar a tu mascota en su camino hacia la recuperación.

  • Peso saludable

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Jack Russell Terrier adulto corriendo en una playa con una pelota en la boca.

Instrucciones para ayudar a tu perro a adelgazar

Golden Retriever adulto corriendo en un campo detrás de una persona que trota.

Instrucciones para mantener el peso saludable de tu perro

Golden Retriever adulto acostado en un ambiente cerrado sobre una cama para perros azul.

¿Mi perro tiene sobrepeso?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco