Problemas de salud de los cachorros y síntomas

Los cachorros son más susceptibles a tener problemas de salud que los perros adultos porque su sistema inmunitario todavía es inmaduro.

Jack Russell Terrier puppy lying down in a dog bed

Signos comunes de enfermedad

Los siguientes síntomas son indicadores potenciales de que tu cachorro puede tener una enfermedad. Si detectás algún problema de forma temprana, es bueno que consultes a tu veterinario.

1. Ojos, boca y nariz

Síntomas como tos, estornudos, jadeo intenso o dificultad para respirar pueden ser un indicio de alguna enfermedad. Estate atento al mal aliento, el aumento del babeo y ojos secos, nublados o rojos.

2. Conducta

Es posible que observes niveles de actividad más bajos en tu cachorro, o menos interés en sus actividades habituales. Esto puede incluir un aumento del sueño u otros cambios de comportamiento.

3. Cambios en la piel

Prestá mucha atención a cualquier cambio en la piel del cachorro, como sequedad, lesiones o enrojecimiento.

4. Alimentación y digestión

Tu cachorro puede exhibir una disminución del apetito o pérdida de peso, trastornos digestivos o heces con sangre, moco, gusanos o alimentos no digeridos. También podés notar que bebe líquido u orina de forma excesiva.

5. Rigidez articular

La rigidez en las articulaciones o la dificultad para levantarse o subir escaleras suelen ser un signo de enfermedad en los cachorros

Enfermedades comunes en cachorros

Aquí, analizamos con más detalle algunos de los problemas de salud y enfermedades comunes que tu cachorro podría tener.

Los parásitos son organismos que viven sobre los cachorros o dentro de estos, y que también pueden transmitirse a los seres humanos.
Las pulgas son los parásitos más comunes que se observan en los cachorros y causan picazón, inflamación de la piel e incluso alergias. Las garrapatas son otro tipo de parásito externo contra el que tendrás que proteger a tu cachorro. Estas se aferran a la piel del perro para chuparle la sangre y pueden transmitir enfermedades, algunas de ellas mortales.
Cuando se trata de parásitos internos, los gusanos son la amenaza más común.
Tanto para los parásitos internos como para los externos, la prevención es mejor que la cura. Además, como los cachorros son más sensibles a los parásitos, es importante que reciban tratamientos preventivos regulares. Tu veterinario puede aconsejarte el mejor enfoque para tu cachorro.

Es bastante común que los cachorros tengan diarrea por una variedad de razones. Esta puede variar de uno o dos episodios leves que desaparecen rápidamente, hasta tener problemas gástricos severos causados por una enfermedad grave o una obstrucción.
Estas son algunas causas comunes de diarrea en cachorros:
  • El estrés de mudarse a un nuevo hogar.
  • Una dieta nueva, especialmente si se introduce demasiado rápido.
  • Comer algo que no deberían, como plantas, basura, juguetes o tierra.
  • Parásitos, por ejemplo gusanos.
  • Enfermedades infecciosas como parvovirus.

Si tu cachorro tiene diarrea, es mejor anotar la fecha, la hora y la consistencia para poder monitorearlo y compartir los detalles con un veterinario. Si la situación es extrema o no desaparece en un día o dos, consultá al veterinario.

La tos de las perreras es una enfermedad respiratoria muy contagiosa. Se contagia de perro a perro a través del contacto directo o de objetos compartidos, como platos de comida o agua. Por esta razón, se propaga de forma particularmente rápida en entornos como perreras, guarderías o exposiciones.
El signo más común es una tos seca y severa, que puede continuar con arcadas. Otros síntomas incluyen secreción nasal, estornudos y secreción ocular. Los cachorros más jóvenes y perros con un sistema inmunitario débil tienden a padecer casos más graves de tos de las perreras, así que asegurate de que tu cachorro esté vacunado.

La sarna es una enfermedad de la piel que provoca picazón intensa y es muy contagiosa. La causan ácaros que se meten debajo de la superficie de la piel y ponen huevos para reproducirse. Los perros suelen contagiarse sarna a través del contacto directo, o de la cama compartida con otros perros. Pero un tipo menos común se transmite de la madre al cachorro, y se activa si el sistema inmune del cachorro se debilita.
Algunos síntomas de la sarna son rascado intenso, erupciones cutáneas, caída de pelo y costras en la piel, que pueden provocar infecciones secundarias. El veterinario puede indicar diversos tratamientos disponibles para la sarna, que, en general se cura en el lapso de un mes.

El parvovirus es una enfermedad viral muy contagiosa. Causa gastroenteritis grave, a menudo, complicaciones hemorrágicas, y puede provocar la muerte.

Los siguientes son algunos de los síntomas de parvovirus en cachorros:
  • Diarrea (posiblemente con sangre)
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Letargo
  • Deshidratación
  • Pérdida grave de peso o anorexia
Si pensás que tu cachorro puede tener parvovirus, consultá al veterinario de inmediato. Además, tené mucho cuidado con la higiene alrededor de sus heces: cualquier persona, animal u objeto que entre en contacto con las heces de un animal infectado puede propagar el parvovirus.
La buena noticia es que hay una vacuna contra el parvovirus, así que asegurate de que esta se incluya en el programa de vacunación de tu cachorro.

Los parásitos son organismos que viven sobre los cachorros o dentro de estos, y que también pueden transmitirse a los seres humanos.
Las pulgas son los parásitos más comunes que se observan en los cachorros y causan picazón, inflamación de la piel e incluso alergias. Las garrapatas son otro tipo de parásito externo contra el que tendrás que proteger a tu cachorro. Estas se aferran a la piel del perro para chuparle la sangre y pueden transmitir enfermedades, algunas de ellas mortales.
Cuando se trata de parásitos internos, los gusanos son la amenaza más común.
Tanto para los parásitos internos como para los externos, la prevención es mejor que la cura. Además, como los cachorros son más sensibles a los parásitos, es importante que reciban tratamientos preventivos regulares. Tu veterinario puede aconsejarte el mejor enfoque para tu cachorro.

Es bastante común que los cachorros tengan diarrea por una variedad de razones. Esta puede variar de uno o dos episodios leves que desaparecen rápidamente, hasta tener problemas gástricos severos causados por una enfermedad grave o una obstrucción.
Estas son algunas causas comunes de diarrea en cachorros:
  • El estrés de mudarse a un nuevo hogar.
  • Una dieta nueva, especialmente si se introduce demasiado rápido.
  • Comer algo que no deberían, como plantas, basura, juguetes o tierra.
  • Parásitos, por ejemplo gusanos.
  • Enfermedades infecciosas como parvovirus.

Si tu cachorro tiene diarrea, es mejor anotar la fecha, la hora y la consistencia para poder monitorearlo y compartir los detalles con un veterinario. Si la situación es extrema o no desaparece en un día o dos, consultá al veterinario.

La tos de las perreras es una enfermedad respiratoria muy contagiosa. Se contagia de perro a perro a través del contacto directo o de objetos compartidos, como platos de comida o agua. Por esta razón, se propaga de forma particularmente rápida en entornos como perreras, guarderías o exposiciones.
El signo más común es una tos seca y severa, que puede continuar con arcadas. Otros síntomas incluyen secreción nasal, estornudos y secreción ocular. Los cachorros más jóvenes y perros con un sistema inmunitario débil tienden a padecer casos más graves de tos de las perreras, así que asegurate de que tu cachorro esté vacunado.

La sarna es una enfermedad de la piel que provoca picazón intensa y es muy contagiosa. La causan ácaros que se meten debajo de la superficie de la piel y ponen huevos para reproducirse. Los perros suelen contagiarse sarna a través del contacto directo, o de la cama compartida con otros perros. Pero un tipo menos común se transmite de la madre al cachorro, y se activa si el sistema inmune del cachorro se debilita.
Algunos síntomas de la sarna son rascado intenso, erupciones cutáneas, caída de pelo y costras en la piel, que pueden provocar infecciones secundarias. El veterinario puede indicar diversos tratamientos disponibles para la sarna, que, en general se cura en el lapso de un mes.

El parvovirus es una enfermedad viral muy contagiosa. Causa gastroenteritis grave, a menudo, complicaciones hemorrágicas, y puede provocar la muerte.

Los siguientes son algunos de los síntomas de parvovirus en cachorros:
  • Diarrea (posiblemente con sangre)
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Letargo
  • Deshidratación
  • Pérdida grave de peso o anorexia
Si pensás que tu cachorro puede tener parvovirus, consultá al veterinario de inmediato. Además, tené mucho cuidado con la higiene alrededor de sus heces: cualquier persona, animal u objeto que entre en contacto con las heces de un animal infectado puede propagar el parvovirus.
La buena noticia es que hay una vacuna contra el parvovirus, así que asegurate de que esta se incluya en el programa de vacunación de tu cachorro.

Buscá un veterinario

Si te preocupa la salud de tu cachorro, siempre es recomendable que consultes al veterinario.

Buscá un veterinario
English Setter standing black and white

Salud de los cachorros

Obtené toda la información que necesitás sobre la salud y el bienestar de tu cachorro, y sobre cómo cuidarlo.

Salud de los cachorros
Jack Russell Terrier Adult standing in black and white on a white background