Ayudando a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.
Salud y bienestar

​¿Cómo debo cuidar a mi gato de edad avanzada?

Ageing cat lying down asleep on a cushion.
Con la combinación correcta de dieta, apoyo médico y cambios en el hogar, podrás cuidar sin problemas a tu gato de edad avanzada y apoyar su bienestar.

Cada etapa de la vida de tu gato conlleva alegrías y desafíos únicos, particularmente a medida que va envejeciendo. Sus cambios físicos y de comportamiento desde los 10 años en adelante significan que es posible que tengas que cambiar su entorno, ejercicio y dieta para apoyarlo en la última etapa de su vida.

Los gatos tienden a vivir un promedio de 15 años, pero no es raro que un gato viva hasta los 20 años, el equivalente a un humano de 96 años. Por lo general, alrededor de los 11 años de edad, comenzarás a notar signos externos de envejecimiento en tu gato y sus requisitos nutricionales también cambiarán.

Entorno de tu gato adulto mayor

A medida que tu gato envejece, sus articulaciones pueden comenzar a desgastarse y puede comenzar a sufrir de artritis. Puede que se mueva menos, sus patas se vuelvan inestables o bien luche por pararse y bajarse de sus lugares favoritos.

Puedes cuidar de tu gato viejito poniendo rampas o escaleras a los lugares altos en los que le gusta sentarse y haciendo que su ropa de cama sea especialmente cómoda para que descanse mejor. Una caja de arena con lados menos profundos puede ser útil para que los gatos mayores no se esfuercen demasiado por entrar y salir.

Facilitar su acceso a la comida, la caja de arena y a agua fresca (por ejemplo disponiendo de ellos en cada piso de la casa) también puede disminuir las tensiones y el estrés de su sistema. También debes evitar cambiar cualquier aspecto de su rutina, ya que esto puede agravar las dificultades cognitivas que pueda tener.

Ejercicio y aseo de tu gato adulto mayor

Las articulaciones dolorosas o sensibles pueden hacer que tu gato se mueva menos y esté menos dispuesto a acudir cuando lo llamas. Si siente dolor, también puede reaccionar mal cuando lo tomas; y los gatos más viejos a menudo sufren de trastornos cognitivos que pueden volverlos un poco antisociales.

Sin embargo, el ejercicio de tu gato adulto mayor es importante para mantener un peso saludable. Alentarlo a jugar suavemente durante el día con su juguete favorito puede ser una forma fácil de que se ejercite y puede ayudarlo a establecer un mejor ciclo de sueño al cansarlo durante el día.

La disminución de su flexibilidad puede significar que los gatos más viejos sean menos capaces de asearse adecuadamente, por lo que es importante que los cepilles con regularidad para eliminar los pelos muertos y mantener su piel saludable.

Ageing cat lying down indoors on bed covers.

Tu gato mayor y su dieta

El sentido del gusto y el olfato de tu gato disminuyen con la edad, lo que puede reducir su apetito. Si están sufriendo de problemas dentales que les incomodan al momento de comer, puede que comiencen a perder peso. Para evitarlo, los alimentos extremadamente sabrosos y de textura suave son una buena opción para los gatos mayores, ya que son más fáciles de comer y más agradables.

Los nutrientes específicos deben formar parte de la dieta de tu gato mayor para aliviar los síntomas del envejecimiento y retrasar la aparición de enfermedades relacionadas con la edad:

  • La glucosamina, el sulfato de condroitina y el EPA/DHA, junto con el extracto de mejillón de labios verdes, ayudan a aumentar la movilidad en gatos de edad avanzada y promueven el funcionamiento saludable de las articulaciones
  • Antioxidantes para apoyar la capacidad antioxidante
  • Menores niveles de fósforo para mejorar la salud y la función de los riñones
  • Proteínas que se digieren con facilidad para respaldar la digestión en gatos mayores. Pulpa de remolacha con un efecto prebiótico beneficioso y EPA/DHA para ayudar a mantener la salud digestiva

Visitas al veterinario con tu gato mayor

Después de que tu gato cumpla 10 años, es mejor visitar al veterinario cada seis meses. De esta manera, cualquier posible enfermedad se puede detectar rápidamente. Si notas que tu gato tiene más sed u orina más seguido, tiene problemas relacionados con su digestión, presenta problemas significativos de movilidad, exhibe cambios de comportamiento o bultos en su cuerpo, asegúrate de visitar a tu veterinario de inmediato, ya que pueden ser indicadores de enfermedades subyacentes.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás apoyar a tu gato a medida que se acerca a sus últimos años. Si tienes alguna duda, consulta al veterinario, quien te ofrecerá toda la ayuda que necesites.

  • Envejecimiento

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Ageing cat standing indoors eating from a red bowl.

Lo que los gatos mayores necesitan de su dieta

Ageing cat lying down outside.

¿Cómo afecta la vejez a los gatos?

Ageing cat lying down indoors on the carpet.

​Cuidados en la última etapa de vida de tu gato

Cookie Settings