Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Cómo colabora con la digestión la dieta de tu gato

Gato adulto sentado en ambiente cerrado sobre un piso de madera comiendo de un plato rojo.
Cada componente de la dieta de tu gato se puede usar para ayudar a aliviar y manejar sus sensibilidades digestivas, desde la combinación correcta de fibra hasta proteínas de alta calidad.

Todos los gatos pueden tener problemas digestivos en algún momento de su vida, pero con asesoramiento veterinario y una dieta adecuada podés ayudar a controlar estas sensibilidades y aliviar los signos y las molestias.

El papel de la proteína en la comida de tu gato

La proteína es el componente básico del cuerpo de tu gato, desde la piel y el pelo, hasta las garras y los anticuerpos. Los aminoácidos de las proteínas pueden convertirse en glucosa, que es esencial para el buen funcionamiento del cerebro, los riñones y los glóbulos rojos de tu gato, y también proporciona energía.

Lamentablemente, la proteína también puede ser una de las principales causas de problemas digestivos en los gatos, si estos no pueden digerirla fácilmente o tienen una alergia o intolerancia a la proteína. Las proteínas altamente digeribles pueden ayudar a aliviar los síntomas, ya que exigen menos "trabajo" del tubo digestivo para que los nutrientes se absorban. Las dietas para gatos con intolerancias o alergias alimentarias utilizan fuentes de proteínas únicas, como proteínas hidrolizadas o proteínas que son menos comunes, para reducir la probabilidad de irritación intestinal.

Las grasas en la dieta de tu gato

La grasa es una fuente rica de energía para tu gato, ya que aporta más del doble de energía por el mismo peso en comparación con las proteínas o los carbohidratos. Los ácidos grasos esenciales también son importantes para el funcionamiento saludable de ciertos órganos, como la piel, y proporcionan la grasa que ayuda a suministrar calorías en los gatos con pérdida de peso.

Sin embargo, demasiada grasa puede ser difícil de digerir. El veterinario podrá aconsejarte sobre el nivel correcto de grasa para la condición, la edad y el estilo de vida de tu gato a fin de brindarle beneficios nutricionales y evitar tensiones innecesarias en su sistema digestivo.

Los gatos y los carbohidratos

Los gatos no necesitan carbohidratos de la misma manera que los humanos, pero estos son una buena fuente de glucosa y pueden aportar energía a su dieta. Hay algunos conceptos erróneos de que los gatos pueden sufrir intolerancias al gluten o enfermedades celíacas, como los humanos, sin embargo, esto nunca se documentó. Los gatos con problemas gastrointestinales pueden beneficiarse de fuentes de carbohidratos altamente digeribles, como el arroz.

Gato adulto parado en ambiente cerrado comiendo de un pote plateado.

El uso de la fibra en la dieta de tu gato

La combinación correcta de fibra en la comida de tu gato puede contribuir significativamente con la salud de su tubo gastrointestinal. Una dieta con alto contenido de fibra puede ayudar a prevenir la formación de bolas de pelo, un problema particular de los gatos de interior, así como fomentar los movimientos naturales del intestino. La fibra soluble puede tener un efecto beneficioso en el flujo gastrointestinal y también regular la microflora que vive en el sistema digestivo de tu gato.

Vitaminas, minerales y otros nutrientes en la comida de tu gato

Tu gato necesita una mezcla compleja de minerales y vitaminas en cantidades mínimas para ayudar a apoyar el funcionamiento eficaz de su organismo. Todas las vitaminas y los minerales tienen varias funciones diferentes, como la vitamina E, que funciona como un poderoso antioxidante y nutre la piel.

Los prebióticos y probióticos también pueden ser beneficiosos para controlar la sensibilidad digestiva de tu gato. Los prebióticos son sustratos o "plataformas" no digeribles, de los cuales se pueden alimentar las bacterias intestinales beneficiosas, para estimular su proliferación, mientras que los probióticos son organismos vivos que afectan positivamente a la microflora en el sistema de tu gato. Ambos pueden usarse para reequilibrar las bacterias presentes en el tubo digestivo de tu gato, como apoyo para el mantenimiento de su salud.

Asegurate de consultar al veterinario si pensás que tu gato está experimentando dificultades digestivas. Este podrá aconsejarte sobre los pasos a seguir y te recomendará el alimento más adecuado y equilibrado para apoyar la salud de tu mascota.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato adulto parado en el consultorio veterinario comiendo de un pote plateado.

Alimentación de tu gato después de cirugías para apoyar la recuperación

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta blanca.

Signos de alteraciones digestivas en tu gato

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta color crema.

Prevención del malestar estomacal en gatos

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco