Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

​¿Qué alimentos son tóxicos para mi gato?

Gato de edad avanzada acostado durmiendo sobre un almohadón.
Desde arvejillas hasta huevos crudos, averiguá qué alimentos comunes, plantas y sustancias domésticas son tóxicas para tu gato.

La fisiología de los gatos hace que sean particularmente sensibles a ciertos químicos y compuestos. No siempre pueden eliminarlos de forma adecuada de su cuerpo, y esto puede provocar enfermedades e incluso la muerte. Saber cuáles son las sustancias y los alimentos tóxicos que tenés que mantener alejados de tu gato te permitirá protegerlo mejor contra enfermedades o molestias.

Esta no es una lista completa, así que asegurate de mantener lejos de tu gato cualquier cosa de la que no estés seguro, y no le des nada fuera de su dieta habitual, a menos que lo hayas comentado con el veterinario.

Medicamentos y productos químicos que son tóxicos para los gatos

Tu gato reaccionará mal a compuestos específicos presentes en los productos domésticos, como paracetamol, aspirina e ibuprofeno. Los desinfectantes fenólicos, como los que se usan comúnmente para limpiar inodoros, y los solventes como el alcohol blanco también son nocivos para tu mascota. La permetrina, presente en algunos insecticidas, y el etilenglicol (anticongelante) son igualmente tóxicos para los gatos. Asegurate de mantener todos estos productos alejados de tu gato y en un lugar al que este no pueda llegar fácilmente.

Plantas que son tóxicas para tu gato

Muchas veces, tu gato evitará comer cualquier cosa que pueda hacer que se enferme. Los gatos son muy sensibles a los sabores amargos, y la mayoría de las sustancias que son tóxicas para ellos tienen este sabor. Sin embargo, no es raro ver que los gatos enfermen por lirios y otras plantas tóxicas.

Por si acaso, es recomendable evitar cultivar ciertas plantas en tu jardín o tenerlas en tu casa, ya que son tóxicas para los gatos. Dentro de estas, se incluyen las siguientes:

  • Muérdago, acebo, hiedra y poinsetia
  • Ciclamen, glicinia y rododendro
  • Arvejillas, pomarrosa y lirios
Británico de Pelo Corto adulto acostado en ambiente cerrado sobre una alfombra blanca junto a un plato de alimento.

Alimentos tóxicos que tenés que evitar que tu gato coma

Varios de los alimentos que probablemente tengas en casa son tóxicos para los gatos y causan síntomas que van desde enfermedades hasta daños graves en los órganos.

Al igual que sucede con los perros, el chocolate es tóxico para los gatos, debido a la presencia de teobromina. Mientras más amargo es el chocolate, más teobromina contiene. Según la cantidad y el tipo de chocolate que consuma, es posible que tu gato sufra de un ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones e incluso la muerte.

Las cebollas y el ajo causan problemas en el organismo de tu gato, ya que pueden hacer que los glóbulos rojos se descompongan y provocar anemia. También pueden causar malestar gastrointestinal, y provocar diarrea. Las uvas y las pasas son igualmente tóxicas y, con el tiempo, causan insuficiencia renal. Las primeras señales de alerta en tu gato son vómitos reiterados e hiperactividad.

Si bien las proteínas son una parte crucial de la dieta de tu gato, ciertos tipos de proteínas pueden dañar su salud. Si le das al gato huevo crudo, puede sufrir una intoxicación alimentaria, pero esto también puede interferir en su capacidad para absorber la vitamina B biotina, debido a la presencia de una proteína llamada avidina de la clara de huevo. Si tu gato come grandes cantidades de hígado, esto puede causar una toxicidad de la vitamina A, que puede afectarle los huesos y provocar osteoporosis.

Evitá darle a tu gato restos o sobras de tu comida; esto alienta la conducta de mendigar alimentos y puede contribuir al aumento de peso y dañar su sistema digestivo. Los alimentos grasos o fritos pueden ser demasiado pesados para tu gato y provocarle diarrea. A los gatos no les debe dar alcohol ni cafeína, ya que los efectos que se observan en los humanos al consumir estas sustancias son más intensos en los gatos debido a su tamaño pequeño y pueden causar daños graves.

Aunque la imagen de un gato bebiendo leche de un platillo es bastante común, la intolerancia a la lactosa de los gatos aumenta después del destete y la ingesta de leche puede provocarles malestares digestivos y molestias.

Si pensás que tu gato comió algo tóxico, hablá con tu veterinario inmediatamente para que te aconseje qué hacer, y asegurate de tomar medidas preventivas para mantener las sustancias, los alimentos o las plantas tóxicas lejos de tu mascota.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Gato adulto parado en el consultorio veterinario comiendo de un pote plateado.

Alimentación de tu gato después de cirugías para apoyar la recuperación

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta blanca.

Signos de alteraciones digestivas en tu gato

Gato adulto acostado en espacio cerrado sobre una manta color crema.

Prevención del malestar estomacal en gatos

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Si tenés alguna duda sobre la salud de tu gato, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.