Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Presentación de los gatos a otras mascotas

Gato adulto acostado junto a un Golden Retriever adulto.
Conocer a su nueva familia y a cualquier otro animal, incluidos gatos y perros, es un paso muy importante en la vida de un gatito. Por lo tanto, preparar y controlar ese proceso con cuidado es esencial para su salud y bienestar a largo plazo.

Presentar un recién llegado a las mascotas del hogar puede ser complicado. A pesar de que ellos decidirán su propia jerarquía, no tenés que permitir que sean agresivos entre sí. Tomate tu tiempo y tené paciencia porque en esta etapa establecerán las reglas básicas para su vida juntos a futuro.

Conocer su nuevo entorno, los miembros de su nueva familia y cualquier otro animal es un paso muy importante en la vida de un gatito y determinará qué tan bien se adapte a su nuevo hogar. Debe ser un proceso sin estrés, ya que de estos cuidados y atención iniciales dependerán su bienestar y su crecimiento saludable.

Siempre hay que supervisar las presentaciones a otros animales, ya que si no se toman los recaudos necesarios, pueden surgir confusiones y confrontaciones sobre los recursos y el espacio compartido. Antes de las presentaciones, es bueno hacer una consulta al veterinario. Esto te permitirá estar seguro de que tu nuevo gatito no es portador de ninguna afección contagiosa que pueda transmitirse a otras mascotas.

Si bien hay medidas específicas que podés tomar para facilitar la presentación de un nuevo gatito tanto a gatos como a perros, también hay algunos aspectos generales que tenés que tener en cuenta para apoyar a las mascotas que ya tenés y a la que acaba de llegar:

  • Mantené a tu nuevo gatito alejado de otras mascotas durante los primeros días para que pueda conocer su nuevo entorno de a poco.
  • Aislá al gatito en una habitación y luego en otra (hasta hacerlo en todas) para que pueda explorar gradualmente la casa y no sienta la necesidad de esconderse debajo de los muebles.
  • Seguí prestando mucha atención a tus mascotas y, durante los primeros días, mantené los privilegios de tu mascota antigua (ya sea perro o gato).
  • Reconfortá a las mascotas existentes cuando estén en su propio territorio.
  • Tranquilizá a tu nuevo gato en su propio espacio (una habitación tranquila).
  • En las habitaciones que no usa el gatito, frotá la parte inferior de las paredes con un paño que hayas usado para limpiarle la cara y la boca. Esto hará que tus otras mascotas se acostumbren a su olor.

Presentación de un gatito a los perros que ya tenés

Si tu perro ya estuvo en contacto con gatos y le gustan, este proceso será mucho más fácil. Sin embargo, un perro que se sociabilice correctamente ya estará listo para aceptar fácilmente un nuevo gato. Algunos perros mayores pueden ser menos tolerantes, pero de todas formas pueden aprender a convivir con un gato. Para las presentaciones iniciales, el perro debe estar con correa y el gato suelto. Las presentaciones controladas y repetidas permitirán que tu perro y tu nuevo gato encuentren la manera de convivir con calma.

Para ayudar a que el proceso fluya más fácilmente, podés hacer lo siguiente:

  • Mantené al perro como líder y tranquilo (recompensalo por mantenerse tranquilo).
  • Asegurate de que tu gato no pueda quedar atrapado en un rincón y elegí una habitación donde se sienta cómodo y haya lugares para esconderse, idealmente donde el perro no pueda entrar.
  • No intentes forzar a tu gato a entrar en contacto con el perro. Dejá que se acerquen a su propio ritmo.

Gato adulto parado en un jardín olfateando a un gatito en blanco y negro.

Presentación de un gatito a los gatos que ya tenés

Otro gato puede resultar más desafiante que un perro. Aunque los gatos adultos tienden a aceptar más a los gatitos que a otros adultos, no estarán muy felices de ver que otro gato se muda a su territorio, ya que a menudo son solitarios por naturaleza. Pueden expresar su insatisfacción a través de comportamientos amenazantes, y pueden pasar algunos días o incluso meses antes de aceptar la nueva situación.

Si los presentás varias veces y bajo tu supervisión durante algún tiempo hasta que se acepten mutuamente y el miedo desaparezca, ambos gatos empezarán a formar una relación territorial que vas a tener que respetar a rajatabla.

Recordá que no podés obligarlos a que se agraden, pero podés intentar que convivan en paz.

Al presentar a tus gatos tené en cuenta lo siguiente:

  • Llevá a cabo la presentación con cuidado y asegurate de que ambos gatos tengan suficiente espacio para esconderse y evitarse entre sí. Elegí un lugar neutral para que se conozcan. Debe ser una habitación grande para que puedan mantenerse alejados entre sí.
  • Asegurate de que ambos gatos tengan una ruta de escape uno del otro.
  • Empezá con períodos cortos y luego, extendé el tiempo que pasan juntos durante los próximos días de forma gradual.
  • Más adelante, recordá proporcionarle a cada gato su propia área para dormir y sus propios platos de comida y agua, porque no van a querer compartir.
  • Se recomienda al menos una bandeja sanitaria por gato, más otra adicional para que puedan elegir.
  • Si los gatos permanecen en el interior, también tenés que asegurarte de que cada uno tenga suficiente espacio para esconderse, jugar y explorar. Por ejemplo, cada gato podría tener su propio árbol para gatos a fin de proporcionarles su propio espacio.
  • Los problemas surgen cuando el territorio de un gato le impide al otro gato realizar alguna de sus actividades habituales, así que asegurate de que cada gato pueda realizar todas sus actividades (comer, dormir, beber, usar la bandeja sanitaria) sin confrontación, a fin de evitar los problemas que genera el estrés.

Si bien no podés obligar a los animales a agradarse entre sí, podés fomentar la buena conducta y el respeto, lo cual les permitirá convivir en paz.

Antes de traer un nuevo gatito al hogar, y mientras aprenden a vivir juntos, siempre tenés que estar atento a las necesidades de todos los animales del hogar para que no sufran estrés.

  • Entrenamiento y conducta
  • ¿Un gato es la mascota adecuada para vos?

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Adult Bengal lying on its back playing with a cat toy on a carpet.

¿Cómo cuidar a un gatito o gato?

Niño acariciando a gato adulto acostado en espacio cerrado.

Educar a los niños sobre cómo cuidar a un gato

Gato de los Bosques de Noruega adulto caminando sobre la alfombra de un living.

Aspectos que debo considerar antes de tener un gato

Obtené más información sobre las razas de gato

Buscar razas

Ver todas las razas de gato
Maine Coon adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco