Hablemos del Shiba Inu

En su Japón natal, los Shiba Inu se criaron en un primer momento como perros de caza, si bien ahora son apreciados como un "monumento nacional". Inteligentes, independientes y veloces, a veces se compara a los Shiba Inu con los gatos por la seguridad que demuestran en su comportamiento, y por ese aire de "tú me necesitas a mí más de lo que yo te necesito a ti". Sin embargo, si se someten a un entrenamiento y una socialización tempranos, los Shiba Inu se convierten en un miembro de la familia profundamente leal.

Nombre oficial: Shiba Inu

Otros nombres: Shiba Inu

Orígenes: Japón


Retrato en blanco y negro de un cachorro de Shiba Inu de pie
  • 1 out of 5
  • 2 out of 5
  • 4 out of 5
  • 1 out of 5
  • 1 out of 5
  • 2 out of 5
  • 4 out of 5
  • 5 out of 5
  • 5 out of 5
  • 3 out of 5
  • 3 out of 5
* Recomendamos no dejar a las mascotas solas durante períodos prolongados. La compañía puede prevenir angustia emocional y comportamiento destructivo. Pide recomendaciones a tu veterinario. Cada mascota es diferente, incluso dentro de una misma raza; esta instantánea de los rasgos específicos de esta raza debe tomarse como una indicación. Para disfrutar de una mascota feliz, saludable y de buen comportamiento, recomendamos educar y socializar a la mascota, así como cubrir sus necesidades básicas de bienestar (y sus necesidades sociales y de comportamiento). Las mascotas nunca deben dejarse sin supervisión con un niño. Pide más consejos a tu criador o tu veterinario. Todas las mascotas domésticas son sociables y prefieren compañía. Sin embargo, se les puede enseñar a afrontar la soledad desde una edad temprana. Busca el consejo de tu veterinario o entrenador para que te ayude a este respecto.
Ilustración de un Shiba Inu de pie
35.5 - 40.5 cm33 - 38 cm
10.5 - 11.5 kg7.5 - 8.5 kg
De 2 a 12 mesesDe 12 meses a 7 años
De 7 a 10 añosDe 10 a 20 años
Del nacimiento a los 2 meses
Primer plano de un Shiba Inu mirando hacia un lado moviendo la lengua
1/7

Conoce al Shiba Inu

Todo lo que necesitas saber sobre la raza

Los Shiba Inu, que se introdujeron en Occidente hace relativamente poco, a mediados del siglo pasado, han pasado a ser en muy poco tiempo los mejores compañeros. Sus andares ágiles, orejas triangulares y puntiagudas y su estado de alerta hacen que a menudo se confundan a los Shiba Inu con zorros. Estos perros, con su mirada firme y plácida, rezuman confianza.

Los Shiba Inu, que solían usarse en la caza en su Japón natal para que las aves salieran de su escondite, son una raza pequeña, bien proporcionada y adecuada para todos los terrenos, que también disfruta de la vida de interior. Aun así, necesitan unos buenos ratos de juego al aire libre y, dado su fuerte instinto de presa, se recomienda encarecidamente llevarlos siempre con correa. Estos pequeños Houdinis pueden arreglárselas para salir de la mayoría de las situaciones, y una vez que están fuera, ¡están fuera!

Los Shiba Inu se expresan con una amplia variedad de comportamientos, entre los que se incluyen unas "vocalizaciones" intrigantes, incluso sorprendentes, que se han comparado con los cantos tiroleses. El punto clave: con los Shiba Inu, será muy difícil que te aburras.

Debido a su tozudez e inteligencia, el entrenamiento y la socialización tempranos son clave para criar con éxito a esta raza tan segura de sí misma. Territorial por instinto, un Shiba Inu se apropia rápidamente de objetos y personas. Se les debe enseñar a compartir desde la más tierna edad. Con el entrenamiento adecuado, los Shiba Inu crecerán mostrando devoción por sus humanos y protegiéndolos.

Cachorro de Shiba Inu con las patas delanteras colgando sobre la rama de un árbol
2/7

Dos hechos sobre los Shiba Inu

1. No lo llames regreso

Aunque no se llamó oficialmente "Shiba Inu" hasta la década de 1920 y relativamente es un recién llegado a Occidente, los Shiba Inu son de todo menos nuevos. Esta preciada raza lleva existiendo desde hace más de nueve mil años. De hecho, se han encontrado representaciones de perros parecidos a Shiba Inu en dibujos japoneses primitivos que datan del año 300 a. C.

2. Salvado del abismo

Originalmente había tres tipos de Shiba Inu nativos de Japón: el San-in, el Mino y el Shinso. Lamentablemente, la violencia de la Segunda Guerra Mundial y un brote de moquillo posterior erradicaron a demasiados ejemplares de las tres cepas como para que ninguna sobreviviera en su forma pura. Por fortuna, se hicieron grandes esfuerzos por salvar al Shiba Inu cruzando las tres líneas conjuntamente. El resultado es el Shiba Inu que hoy conocemos y adoramos.

Retrato en blanco y negro de un Shiba Inu de pie
3/7

Historia de la raza

Con pruebas de ADN que confirman su presencia en el país desde el año 7000 a. C., el Shiba Inu es la más antigua de las seis razas nativas Spitz de Japón. Originalmente, los cazadores lo utilizaban para destapar las aves en la caza. Algunos sugieren que el nombre "Shiba" es la palabra japonesa para "matorral", una referencia al tipo de arbustos donde cazaban. Una segunda teoría sugiere que el nombre Shiba proviene de los colores de las hojas de maleza, a las que se parece el pelaje de la raza. Y una tercera idea dice que "Shiba" significaba "pequeño" en un dialecto ahora obsoleto. De hecho, "Inu" es simplemente la palabra japonesa para perro. En cualquier caso, el nombre no se hizo oficial en Japón hasta la década de 1920.

Gracias a la campaña realizada por los entusiastas de la raza y la NIPPO, la Asociación para la Preservación de los Perros Japoneses, el Shiba Inu fue declarado Monumento Nacional en 1937. A mediados del siglo XVIII, Japón comenzó a importar otras razas, cruzando a los recién llegados con razas autóctonas como el Shiba Inu, y diluyendo así el linaje de este último.

La violencia de la Primera Guerra Mundial y un brote posterior de moquillo llevaron a la raza al borde de la extinción. Poco después, se establecieron programas para cruzar las líneas de sangre supervivientes de Shiba Inu, dándonos el perro que reconocemos hoy.

El Shiba Inu aterrizó por primera vez en suelo estadounidense en 1954, traído por una familia de militares estadounidenses; sin embargo, el nacimiento de la primera camada de EE. UU. en 1979 se considera con mucho la fecha en que la raza se estableció en el país. Aun así, el Shiba Inu solo obtuvo el reconocimiento completo de la AKC y la UKC en 1992. En el proceso, la palabra "Inu" se eliminó y la raza se convirtió oficialmente en "Shiba".

4/7

De la cabeza a la cola

Características físicas de los Shiba Inu

1
2
3
4
5

1.Capa superior

Cabeza y cuerpo cubiertos con una capa superior dura y recta en rojo, negro y fuego, o sésamo rojo

2.Primera capa

Capa interna afelpada de color crema, "urajiro", en los costados del hocico, las mejillas, el interior de las orejas y la mayoría de la parte inferior

3.Cara

Frente amplia, con el ceño ligeramente fruncido, mejillas llenas, ojos hundidos que se inclinan suavemente hacia arriba, nariz negra

4.Orejas

Orejas triangulares, puntiagudas, ligeramente inclinadas hacia adelante

5.Cola

Cola tupida curvada hacia arriba
Primer plano de un perro Shiba Inu mirando a la cámara
5/7

Aspectos que tener en cuenta

Desde rasgos específicos de la raza hasta una descripción general de su salud, aquí tienes algunos datos interesantes sobre tu Shiba Inu

Las alergias no son solo un problema humano

Los Shiba Inu pueden sufrir alergias, divididas en tres categorías principales: alergias alimentarias, alergias por contacto y alergias por inhalación. Presta atención a los signos de esto último, que pueden incluir picazón, enrojecimiento o pérdida de pelo. Si notas alguno de estos síntomas, es mejor acudir al veterinario lo antes posible para que pueda encontrar un tratamiento adecuado.

Busca criadores cualificados para que sus caderas sean saludables

No es raro que el Shiba Inu desarrolle displasia de cadera, una afección esquelética heredada que causa dolor o cojera significativos en las patas traseras. Dado que la displasia de cadera se transmite genéticamente, es vital encontrar un criador de buena reputación que pueda brindarte los certificados de salud necesarios de la mamá y el papá de tu cachorro. Un examen físico en los controles regulares de tu Shiba Inu y una radiografía o rayos X pueden brindar un diagnóstico definitivo que permitirá a tu veterinario trazar un curso de acción.

Los perros más pequeños pueden tener problemas de rótula

La luxación patelar es una afección en la que la rótula se desliza hacia adentro y hacia afuera, y es una causa común de incomodidad y cojera, en especial en perros pequeños. Presta atención a los "saltos", un movimiento en el que el Shiba Inu eleva la extremidad afectada durante varios pasos, a veces sacudiéndola antes de volver a usarla. Tu veterinario puede diagnosticar la luxación rotuliana y recomendarte el mejor tratamiento para ayudarte a mantener a tu Shiba Inu en excelente forma.

Dieta saludable, perro más saludable

Al elegir comida para un Shiba Inu, son muchos los factores que considerar: su edad, estilo de vida, nivel de actividad, estado fisiológico y salud, incluidas posibles enfermedades o sensibilidades. Los alimentos proporcionan energía para cubrir las funciones vitales de un perro, y una fórmula nutricional completa debería contener un equilibrio ajustado de nutrientes para evitar cualquier deficiencia o exceso en su dieta, los cuales podrían tener efectos adversos sobre el animal.

Conviene que haya disponible agua limpia y fresca en todo momento para respaldar la salud urinaria de tu Shiba Inu. En climas cálidos, y especialmente al hacer ejercicio, lleva agua y haz descansos frecuentes para que tu perro pueda beber.

Las siguientes recomendaciones son para animales con buena salud. Si tu perro tiene problemas de salud, consulta al veterinario, que te recetará una dieta veterinaria exclusiva.

Las necesidades de un cachorro de Shiba Inu en términos de energía, proteínas, minerales y vitaminas son mucho mayores que las de un adulto. Necesitan energía y nutrientes para mantener su cuerpo, pero también para crecer y desarrollarse. Hasta los 10 meses, el sistema inmunológico de los cachorros de Shiba Inu se desarrolla gradualmente. Un complejo de antioxidantes, incluida la vitamina E, puede ayudar a respaldar sus defensas naturales durante esta época de grandes cambios, descubrimientos y nuevos encuentros. Sus funciones digestivas también son diferentes de las de un adulto de Shiba Inu: el sistema digestivo aún no ha madurado, por lo que es importante proporcionar proteínas altamente digeribles que vayan a utilizarse de manera eficaz. Los prebióticos, como los fructooligosacáridos, respaldan la salud digestiva al ayudar a equilibrar la flora intestinal, lo que da como resultado una buena calidad de las heces. A lo largo de su vida, es importante evitar dar de comer al Labrador Retriever alimentos para humanos o aperitivos grasos. En su lugar, recompénsalos con croquetas tomadas de su asignación diaria de comida y sigue estrictamente las pautas de alimentación escritas en el paquete para evitar que gane un peso excesivo.

De manera similar, los dientes del cachorro, comenzando por los dientes de leche, o los primeros dientes, y luego los dientes permanentes, constituyen un factor importante que debe tenerse en cuenta al elegir el tamaño, la forma y la textura de la croqueta. El mantenimiento de la salud de la piel y el pelaje de un Shiba Inu requiere nutrientes clave, como los ácidos grasos omega-3 (EPA-DHA) y el aceite de borraja. Esta intensa fase de crecimiento también implica grandes necesidades energéticas, por lo que el alimento debe tener un alto contenido energético (expresado en Kcal/100 g de alimento), mientras que las concentraciones de todos los demás nutrientes también serán más altas de lo normal en un alimento de crecimiento especialmente formulado. Se recomienda dividir la cantidad diaria en tres comidas hasta los seis meses de edad y luego cambiar a dos comidas al día.

A lo largo de su vida, es importante evitar darles de comer alimentos para humanos o aperitivos grasos. En su lugar, recompénsalos con croquetas tomadas de su asignación de comida y sigue estrictamente las pautas de alimentación escritas en el paquete para evitar que gane un peso excesivo.

Los principales objetivos nutricionales de los Shiba Inu adultos son:

Ayudar a preservar la salud y la belleza de la piel y el pelaje enriqueciendo los alimentos con ácidos grasos esenciales (especialmente EPA-DHA), aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B

Respaldar su salud digestiva gracias a fructooligosacáridos y proteínas muy digestivas que ayudan a equilibrar la flora intestinal, lo que da como resultado una buena calidad de las heces

Mantener un peso corporal ideal mediante el uso de ingredientes altamente digeribles y mantener el contenido de grasa en un nivel razonable. El exceso de ganancia de peso puede afectar a la salud del Shiba Inu. Una dieta equilibrada apropiada es necesaria para mantener una buena salud.

En la edad adulta, los perros de razas pequeñas están expuestos a trastornos bucales y dentales, más en concreto, a la acumulación de placa dental y sarro. Los dientes y las mandíbulas de los Shiba Inu necesitan mucha protección. Una fórmula que contenga quelantes de calcio ayudará a reducir la formación de sarro y a respaldar la higiene bucal diaria. Los perros de razas pequeñas son famosos por ser muy exigentes con la comida. Su apetito se verá estimulado por la fórmula y los aromas exclusivos, así como por un tamaño de croqueta con una textura especial. Los perros de razas pequeñas son propensos a las piedras urinarias; se recomienda una dieta compatible con un sistema urinario saludable.

Para los Shiba Inu que viven principalmente en interiores, las proteínas altamente digeribles, un contenido de fibra apropiado y fuentes de carbohidratos de muy alta calidad ayudarán a reducir el olor y el volumen fecal. Dado que un estilo de vida de interior suele significar menos ejercicio, un contenido calórico adaptado, que satisfaga las necesidades energéticas reducidas, y un dieta que contenga L-carnitina, que ayuda a promover el metabolismo de las grasas, puede ayudar a mantener un peso ideal. Además de un estilo de vida de interior, la esterilización también es un factor en los perros con sobrepeso.

Tras cumplir los 8 años, los Shiba Inu comenzarán a enfrentarse a los primeros signos de envejecimiento. Una fórmula enriquecida con antioxidantes ayudará a mantener su vitalidad y un contenido de fósforo adaptado respaldará su sistema renal. El envejecimiento también va acompañado de cambios en la capacidad digestiva y en ciertas necesidades nutricionales, por lo que los alimentos para los Shiba Inu sénior deben cumplir las siguientes características:

Mayor contenido de vitaminas C y E. Estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo frente a los efectos dañinos del estrés oxidativo vinculado al envejecimiento.

Proteína de alta calidad. Al contrario de lo que se suele creer, reducir el contenido de proteínas en los alimentos aporta pocos beneficios para limitar la insuficiencia renal. Además, los perros mayores son menos eficientes en el uso de proteínas dietéticas que los perros más jóvenes. Reducir el contenido de fósforo es una buena forma de frenar el deterioro gradual de la función renal

Una mayor proporción de oligoelementos de hierro, cobre, zinc y manganeso para ayudar a mantener el buen estado de salud de la piel y el pelo.

Mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados (ácidos grasos omega-3 y omega-6) para mantener la calidad del pelo. Los perros pueden producir normalmente estos ácidos grasos, pero el envejecimiento puede afectar a este proceso fisiológico.

A medida que envejecen, los perros tienen más predisposición a padecer problemas dentales. Para garantizar que ingieren alimento en cantidad suficiente, es necesario tener en cuenta el tamaño, la forma y la textura de las croquetas, para que se ajusten a su mandíbula. Una forma de croqueta adaptada puede ayudar a reducir la tasa de ingesta de alimentos y así ayudar a tu perro a mantener un peso corporal saludable.

Dos perros Shiba Inu sentados en un escalón frente a una puerta azul
6/7

Cuidar de tu Shiba Inu

Consejos de cuidados, entrenamiento y ejercicio

Los Shiba Inu son activos y muy juguetones por naturaleza, por lo que necesitan una buena dosis de actividad regular. Asegúrate de llevar a tu Shiba Inu a una caminata o ritmo decente (siempre con correa) o déjalo correr libremente en un recinto seguro todos los días. Los Shiba Inu se sienten cómodos en cualquier entorno de exterior, ya sea en el bosque o en una concurrida zona comercial, siempre que estén con sus humanos. Y cuanta más actividad tengan, más relajados y educados estarán en casa.

Sus magníficos pelajes, elegantes y cortos, en especial la versión de invierno, tienen un coste que podría estimarse en torno al de una buena aspiradora. Porque el Shiba Inu pierde pelo, mucho pelo.

Durante la mayor parte del año, cabe esperar una caída ligera que se maneja fácilmente con un cepillado regular para eliminar el exceso de pelo. La buena noticia es que la norma para la raza Shiba Inu prohíbe recortar el pelo. Dicho esto, los Shiba Inu se despojan de su pelaje estacional dos veces al año.

Como ocurre con muchos perros, los Shiba Inu no saltan de alegría cuando se les cortan las uñas. Si vas a buscar ayuda profesional para cualquier necesidad de aseo, esta puede ser la indicada. Una estrategia para que este proceso resulte lo más sencillo posible es comenzar a controlar sus patas a una edad muy temprana. De esta manera, se acostumbrará a que tú y otros trasteéis con él.

Asegúrate de mantener la higiene dental de tu Shiba Inu con una croqueta adaptada que fomente la masticación y el cepillado en casa.

Nunca se hace suficiente hincapié: en cuestiones de entrenamiento, cuanto antes, mejor.

Los Shiba Inu son extremadamente inteligentes, saben lo que quieren y lo que no, y tienden a mostrarse reacios ante extraños, razón por la cual conviene implementar lo antes posible entrenamiento y socialización basados en recompensas y juguetes.

Algo importante que recordar: cuando a un Shiba Inu se le suelta de la correa, salen corriendo. Asegúrate de mantener a tu Shiba Inu con su correa y, cuando no salga a caminar, en un recinto seguro dentro de tu hogar.

Si se entrenan y socializan temprano, los Shiba Inu son unos fantásticos y cariñosos compañeros, por lo que el trabajo duro ¡definitivamente vale la pena!

7/7

Todo sobre los Shiba Inu

Fuentes
  1. Centros veterinarios de Estados Unidos https://vcahospitals.com/
  2. Enciclopedia de perros Royal Canin. Ed. 2010 y 2020
  3. Hospital de mascotas de Banfield https://www.banfield.com/
  4. Paquete de productos Royal Canin BHN
  5. American Kennel Club https://www.akc.org/



Dale like y compartí esta página