Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

10 alimentos tóxicos que no debés darle a tu perro

Perro adulto acostado en una cocina.
Desde la cáscara de palta hasta las nueces de macadamia, aquí encontrarás diez alimentos que tenés que evitar darle a tu perro, ya que pueden causarle graves problemas de salud.

Muchos dueños de perros saben perfectamente que el chocolate puede causarle graves problemas a sus mascotas. Sin embargo, existen varios alimentos comunes que probablemente tengas en tu casa y que pueden causarle problemas graves a tu mascota. Es posible que existan otros alimentos y artículos domésticos que no tenés que darle a tu perro, así que no dejes de consultar a tu veterinario antes de darle a tu perro cualquier otro alimento adicional a su comida habitual.

Endulzante artificial

El xilitol es un endulzante artificial que se encuentra en los chicles, la mantequilla de maní sin azúcar, la pasta de dientes y otros productos, y que es un derivado de los árboles de madera dura. El consumo excesivo de xilitol puede causar hinchazón, flatulencia y diarrea en los seres humanos, pero para los perros, el xilitol es tóxico. Es importante que mantengas los productos que contienen xilitol en lugares alejados, donde tu perro no pueda comerlos, ni siquiera por accidente.

Alcohol

A diferencia de los riñones de los humanos, los de los perros no pueden procesar el alcohol con eficacia, lo que puede causarles problemas médicos. El agua fresca y limpia siempre es lo mejor para tu perro.

Paltas

No es la pulpa de la palta, sino el carozo, la cáscara y las hojas lo que pueden hacerle daño a tu perro. Estos elementos contienen una sustancia llamada persina, que les provoca vómitos y diarrea.

Cafeína

Si bien la cafeína no es tóxica para los perros, tiene el mismo efecto que en los humanos y, debido a que los animales son más sensibles a dichos efectos, pueden resultarles muy desagradables e incómodos. Si tu perro consume incluso una pequeña cantidad de cafeína, puede volverse hiperactivo o empezar a tener temblores.

Chocolate

Está completamente demostrado que el chocolate es altamente tóxico para los perros. Esto se debe a que contiene teobromina, un estimulante que interrumpe los procesos metabólicos de tu perro. El chocolate amargo y el de repostería tienen un contenido particularmente alto de teobromina, lo que los hace aún más peligroso para los perros. Según la cantidad que haya consumido, un perro puede sufrir malestar estomacal, problemas cardíacos, convulsiones o incluso la muerte.

Airedale Terrier adulto parado al aire libre olfateando el suelo.

Alimentos fritos y grasos

Así como los alimentos fritos y grasosos pueden ser malos para las personas, también pueden ser malos para los perros. Los alimentos con alto contenido de grasa pueden provocarle malestares estomacales a tu perro y también contribuir a que estos sufran pancreatitis. Además, el consumo habitual de estos tipos de alimentos puede provocar obesidad y problemas de salud relacionados.

Ajo y cebolla

Muchas personas cocinan habitualmente con cebolla y ajo, pero para los perros, estos ingredientes básicos son tóxicos. Ya sea que la cebolla y el ajo estén cocidos o crudos, si tu perro los come, puede dañar sus glóbulos rojos, lo que puede provocarle anemia.

Uvas y pasas

Estas frutas son saludables para los humanos, pero tóxicas para los perros. Las uvas y pasas tienen un efecto grave en la salud de tu perro y pueden provocar insuficiencia renal aguda y repentina.

Frutos secos

Si bien pueden parecer saludables, evitá darle frutos secos a tu perro. Debido a su tamaño, pueden asfixiarlos y tienen un alto contenido de grasa que puede provocar un malestar estomacal en tu mascota. En particular, se demostró que las nueces de macadamia son altamente tóxicas para los perros. Si bien no suelen provocarles la muerte, pueden hacer que tu perro sufra de incapacidad para caminar, vómitos, letargo y temblores.

Leche, crema y queso

A medida que los perros crecen hasta la edad adulta, su capacidad para digerir productos lácteos disminuye, ya que carecen de las enzimas para hacerlo. Esto significa que, si comen leche, crema o queso, pueden presentar signos de intolerancia a la lactosa, como vómitos, diarrea y malestar estomacal.

Si pensás que tu perro puede haber comido algo que no debería comer, es fundamental que lo hables de inmediato con el veterinario. También, es recomendable que mantengas estos alimentos tóxicos fuera del alcance de tu perro para asegurarte de que solo coman lo que es mejor para ellos.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Jack Russell Terrier adulto acostado en ambiente cerrado en una cama para perro con un collar isabelino.

Instrucciones para alimentar a tu perro después de la cirugía

Golden Retriever adulto acostado en el piso junto a un pote plateado.

Instrucciones para evitar que tu perro tenga malestar estomacal

Veterinario revisando a un Dachshund adulto sentado en camilla de exploración.

Cómo detectar signos de alteraciones digestivas en tu perro

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco