Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

​¿Mi cachorro tiene diarrea?

Cachorro sentado sobre césped alto masticando un palito.
La diarrea es bastante común en los cachorros y puede variar de uno o dos episodios leves que se resuelven rápidamente a síntomas gastrointestinales graves que pueden indicar una enfermedad más complicada. Hay muchas razones por las cuales un cachorro sufre diarrea.

Tenés un cachorro nuevo y la primera semana va muy bien: lo integraste a su nueva familia, come bien, duerme toda la noche (en su mayor parte) y responde bien al entrenamiento para el hogar. Una mañana, cuando sacás a tu cachorro para que haga sus necesidades, notás que tiene diarrea. ¿Qué deberías hacer?

¿Cómo contrajo diarrea mi cachorro?

La diarrea es bastante común en los cachorros y puede variar de uno o dos episodios leves que se resuelven rápidamente a síntomas gastrointestinales graves que pueden indicar una enfermedad más complicada. Hay muchas razones por las cuales un cachorro sufre diarrea:

  • Está estresado: la integración a un nuevo hogar es emocionante para los cachorros, pero también puede ser estresante por todos los cambios. Por lo tanto, no es inusual que los cachorros reaccionen con un malestar gastrointestinal (GI) leve y presenten diarrea. Para eliminar el estrés de tu cachorro, dejá que se aclimate lentamente a su nuevo entorno. Limitá la cantidad de visitas que lo van a conocer durante las primeras semanas para no abrumarlo. Dale tiempo para que esté tranquilo y duerma siestas, y establecé una rutina diaria de alimentación, juegos, descanso y ejercicio espaciados regularmente.
  • Está con una dieta nueva: acordate que según la edad de tu cachorro, es posible que recién haya terminado el destete, lo que representa un cambio significativo en su dieta. Si le cambiaste las croquetas, puede sufrir un trastorno GI temporal, sobre todo si el cambio fue muy rápido. Si le vas a cambiar el alimento a tu cachorro, asegurate de hacerlo lentamente durante un período de siete a diez días, aumentando la proporción de comida nueva gradualmente durante ese tiempo.
  • Está probando todo: todos los cachorros son curiosos y tienden a morder todo lo que encuentran y, a veces, lo ingieren. Si no hay nadie mirándolo, un cachorro puede comer basura, juguetes, plantas domésticas, insectos e incluso suciedad, lo cual puede provocarle malestar estomacal o, más grave, una obstrucción intestinal.
  • Estuvo expuesto a parásitos: la exposición a parásitos puede provenir de una desviación del régimen alimentario o bien por transmisión de la madre. Si sospechás que tu cachorro tiene un parásito, llevalo al veterinario de inmediato. Las infestaciones parasitarias deben tratarse con medicamentos recetados por veterinarios.
  • Tiene un virus: la diarrea es uno de los signos más comunes de varias enfermedades infecciosas en los cachorros. La más grave es el parvovirus, una enfermedad altamente contagiosa que puede ser mortal. Además de desarrollar diarrea severa, en los cachorros infectados con parvovirus se observa letargo, fiebre y signos de dolor y malestar abdominal. Los cachorros son especialmente susceptibles al parvovirus, así que asegurate de vacunarlos cuando sea el momento.

Chihuahua cachorro acostado sobre una manta.

Prevención de la diarrea en cachorros

Reducir el estrés e introducir alimentos nuevos lentamente son excelentes maneras de prevenir la diarrea en los cachorros, pero no son las únicas herramientas que hay disponibles. Asegurate de supervisar a tu cachorro en todo momento. Si estás atento a tu nuevo cachorro, evitarás que ingiera elementos peligrosos y, en general, que se meta en problemas.

Debido a que hay diversas causas para la diarrea en los cachorros, es importante que consultes con el veterinario si ves algún signo. Si trabajás en conjunto con tu veterinario para crear un plan de salud proactivo, mantendrás a tu cachorro en perfectas condiciones. Pocos días después de que tu cachorro llegue a casa, llevalo al veterinario para un examen físico completo. El veterinario evaluará su salud y su estado general, revisará si tiene parásitos y responderá cualquier pregunta que puedas tener sobre su alimentación y su cuidado.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Jack Russell Terrier adulto acostado en ambiente cerrado en una cama para perro con un collar isabelino.

Instrucciones para alimentar a tu perro después de la cirugía

Perro adulto acostado en una cocina.

10 alimentos tóxicos que no debés darle a tu perro

Golden Retriever adulto acostado en el piso junto a un pote plateado.

Instrucciones para evitar que tu perro tenga malestar estomacal

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco