Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Caspa y piel seca en perros

Beagle adulto sentado al aire libre rascándose la oreja.
La picazón, el rascado, la descamación de la piel y las manchas blancas en el pelaje son señales de que tu perro tiene caspa. Pero, ¿cuál es la causa y cómo se puede evitar?

Los perros, al igual que los humanos, pueden tener caspa. Sin embargo, debido a la cantidad de pelo que tienen, la caspa puede convertirse en una enfermedad mucho más irritante para los perros que para nosotros. Incluso, puede ser un indicador de una enfermedad subyacente mayor.

¿Qué es la caspa en los perros?

En los perros, la caspa aparece cuando las glándulas sebáceas, responsables de producir los aceites que protegen y nutren la piel, empiezan a producir en exceso. El exceso de aceite puede irritar la piel y provocar descamación y desprendimiento de esta en mayor cantidad que lo normal.

¿Cuáles son los síntomas de la caspa en los perros?

Notarás que la piel de tu perro se ve seca y, posiblemente, irritada o inflamada. Verás motas blancas enganchadas en su pelaje, las que pueden desprenderse en su ropa de cama o en tu ropa. Según la gravedad de la caspa y la causa de esta, también podrás notar costras, caída de pelo generalizada, parches irregulares sin pelo y un poco de rascado o picazón.

La caspa canina suele aparecer en cachorros, y las razas de pelo medio y largo son más propensas.

Caniche adulto acostado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

¿Qué provoca la aparición de caspa en mi perro?

Una de las causas más comunes de la caspa en los perros es una dieta que no incluye los nutrientes necesarios o de la mejor calidad que tu perro necesita para desarrollar una piel y un pelaje saludables. Los ácidos grasos esenciales, como los ácidos grasos omega 3 y 6, son fundamentales para mejorar la piel de tu perro. Como los perros no pueden sintetizarlos internamente, se los debe incluir en la dieta.

Del mismo modo, la proteína es muy importante. La piel y el pelo de tu perro utilizan el 30 % de su ingesta diaria de proteínas para crecer y desarrollarse, por lo que tenés que incluir fuentes de proteínas muy digeribles y de alta calidad en su dieta. La vitamina A también es clave, ya que ayuda a regular el crecimiento de las células de la piel y la producción de sebo.

La caspa en los perros también puede ser una consecuencia de su entorno. La caída de pelo estacional es normal en muchas razas de perro, pero si su espacio es particularmente cálido o frío, puede desencadenar reacciones en su piel e interrumpir la producción de grasa, lo que puede generar caspa. Por ejemplo, un ambiente especialmente cálido puede secar la piel de tu perro muy rápido.

La caspa también puede ser un síntoma de una infección parasitaria. Los piojos que muerden, los piojos que succionan sangre y los ácaros cheyletiella pueden generar caspa, ya que viven en el pelaje e irritan la piel. Esto hace que tu perro se rasque y su piel reaccione. En particular, los ácaros cheyletiella hacen que la piel se descame, lo que provoca picazón, caspa e incluso caída de pelo.

¿Cómo puedo solucionar el problema de caspa de mi perro?

Si notás que tu perro tiene caspa, picazón, se rasca permanentemente o tiene otros problemas en la piel, es fundamental que hables con un veterinario. Aunque la caspa es común, el veterinario descartará cualquier otro problema, como la dermatitis atópica. Lo examinará y realizará análisis para determinar el tratamiento adecuado para tu mascota, lo cual es muy importante en el caso de los parásitos.

También podés controlar la caspa de tu perro de forma proactiva si tomás estas medidas:

  • Mantené su ambiente a una temperatura agradable.
  • Dale alimentos ricos en los nutrientes que necesita para tener una piel y un pelo saludables.
  • Usá champús especializados: el champú para personas no es adecuado, ya que nuestra piel es más ácida y, por lo tanto, incluso los productos suaves pueden secarle la piel a un perro.
  • Hablá con tu veterinario sobre cómo complementar la dieta de tu perro con aceite de hígado de bacalao o aceite de pescado para mejorar la salud de su piel.
  • Piel y pelaje saludables

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Jack Russell Terrier cachorro sentado al aire libre rascándose.

¿Por qué mi perro se sigue rascando?

Jack Russell Terrier adulto caminando por un campo con la cara cerca del césped.

Alergias de la piel en los perros

Golden Retriever adulto parado en ambiente cerrado comiendo de un pote plateado.

Cómo afecta la dieta de tu perro a su piel

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco