Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Instrucciones para ayudar a tu perro a adelgazar

Jack Russell Terrier adulto corriendo en una playa con una pelota en la boca.
La obesidad acorta significativamente la expectativa de vida de tu perro y tiene un impacto negativo en su calidad de vida. A continuación, te indicamos cómo podés ayudarlo a adelgazar y volver a un estilo de vida saludable.

La obesidad es un problema común entre los perros. Los estudios muestran de manera consistente que al menos el 20 % de la población canina adulta de países industrializados presenta obesidad. Sin embargo, al proporcionarle a tu perro la comida, el ejercicio y la conducta de alimentación adecuados, podés ayudarlo a perder peso y volver a un estilo de vida más saludable.

La obesidad y tu perro

Si tu perro aumentó de peso y ahora se encuentra en un punto donde su veterinario lo clasificó como obeso, es importante que reconozcas lo que esto significa para su salud en general. La obesidad pone a tu perro en riesgo de sufrir una serie de enfermedades graves y complejas, como diabetes, problemas cardiorrespiratorios, artritis e inmunidad reducida. Y lo más importante, también reduce su expectativa de vida.

La raza, la edad, la genética, el sexo y el estilo de vida actual de tu perro son factores que contribuyen con la probabilidad de que se vuelva obeso o tenga dificultades para adelgazar. Por lo tanto, es fundamental que reconozcas tu rol para mantener la salud de tu perro. Tenés la oportunidad de brindarle la comida adecuada, un programa de ejercicios y el estilo de vida que necesita para sentirse en forma y saludable una vez más.

Manejo de la conducta alimentaria de tu perro

Establecer las actitudes y las conductas adecuadas en torno a la alimentación puede ayudar mucho a que tu perro adelgace. Tu veterinario te ayudará a calcular cuánto alimento le darás al perro y de qué tipo, para asegurarse de que adelgace. Por tu parte, tenés que asegurarte de cumplir con estas indicaciones para obtener los mejores resultados posibles. También tenés que distribuir su ración diaria en, por lo menos, dos comidas en lugar de una sola ración grande. Esto ayuda a aumentar la velocidad con la que tu perro descompone y utiliza la energía de los alimentos, así como a controlar cualquier tendencia a comer antes de lo necesario.

Vos y los demás miembros de tu hogar, tienen que ser firmes con el perro y resistirse a darle restos de comida o alentar accidentalmente la conducta de mendigar alimentos. La mejor manera de hacerlo es alimentar a tu perro a la misma hora, en el mismo plato y en el mismo lugar para que se acostumbre a la rutina. Organizá tus propias comidas y las de tu perro en diferentes momentos para que no se confunda, e idealmente llevalas a cabo en habitaciones diferentes.

Terrier Irlandés adulto corriendo en un jardín con un juguete.

Elegir la comida adecuada para un perro con sobrepeso

Aunque puede parecer una buena idea, simplemente darle a tu perro menos comida para ayudarlo a bajar de peso no es recomendable. Esto disminuye la probabilidad de que obtenga todos los nutrientes que necesita y puede fomentar una conducta inadecuada, como que se vuelva agresivo o ruegue por comida.

En su lugar, seleccioná un alimento que esté especialmente diseñado para los programas de adelgazamiento. Debe incluir proteínas muy digeribles para que obtengan la energía que necesitan, pero con un contenido reducido de calorías. Algunos de los alimentos para perros más avanzados para bajar de peso también incluyen características de fórmulas específicas, como una mezcla de fibras que ayudan a que el perro se sienta más lleno sin agregar calorías innecesarias.

Los alimentos bajos en carbohidratos pueden ser útiles para los perros con sobrepeso que sufren de diabetes, ya que pueden retardar la digestión y mejorar el control glucémico. En el caso de los perros con sobrepeso que tienen diabetes, se pueden recomendar dietas terapéuticas específicas, con bajo contenido de carbohidratos. Estas pueden ayudar a mejorar la enfermedad de un perro si se realizan bajo supervisión veterinaria.

Ejercicio para que tu perro baje de peso

Si la salud de tu perro lo permite, sacalo a pasear para que haga ejercicio regularmente. Distribuí las salidas a lo largo de la semana, con sesiones más cortas, pero frecuentes, en lugar de una sola caminata o carrera prolongada y exigente durante el fin de semana, para que se acostumbre. La natación, en particular, puede ser un ejercicio positivo y eficaz si tu perro tiene problemas con las caminatas largas.

Con solo algunos pequeños cambios, podés ayudar a tu perro a llegar a su peso ideal para que vuelva a tener un estilo de vida saludable. Empezá por consultar al veterinario y obtener consejos sobre el alimento y el ejercicio, entre otros.

  • Peso saludable

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Beagle cachorro parado al aire libre comiendo de un plato azul.

Cómo ayudar a tu perro a subir de peso

Golden Retriever adulto corriendo en un campo detrás de una persona que trota.

Instrucciones para mantener el peso saludable de tu perro

Golden Retriever adulto acostado en un ambiente cerrado sobre una cama para perros azul.

¿Mi perro tiene sobrepeso?

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco