Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

La dieta de tu perro y su salud digestiva

Golden Retriever adulto parado al aire libre comiendo de un plato rojo.
Cada nutriente del alimento de tu perro desempeña un papel que ayuda a mantener su salud digestiva. Obtené más información sobre cómo usar la dieta para promover la salud digestiva de tu perro.

Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir alteraciones digestivas que causan molestias, síntomas desagradables y, a veces, problemas de salud de mayor alcance. Su dieta es una parte importante para ayudar a controlar las sensibilidades digestivas y mantener un sistema digestivo saludable.

¿Cómo funciona la digestión de un perro?

En cada etapa del sistema digestivo, tu perro digiere y absorbe los nutrientes de los alimentos. Uno de los principales órganos que cumple esta función es el intestino delgado, cuya superficie es muy grande y que incluye diferentes tipos de células para que la absorción de nutrientes sea lo más eficaz posible. En el intestino delgado, tu perro absorbe grasas, vitaminas, carbohidratos y minerales, y completa la digestión y la absorción de las proteínas que comienza en el estómago.

A través de estos órganos, la microflora (también conocida como bacterias "beneficiosas") contribuye para propiciar un sistema digestivo saludable y funcional. Las bacterias presentes en el tubo gastrointestinal están reguladas por la genética y otros factores, incluida la dieta. En el intestino delgado, estas bacterias beneficiosas están acompañadas de células que actúan como una respuesta inmune protectora contra cuerpos extraños o bacterias "malas".

Tu perro es naturalmente tolerante a su propia microflora, pero si desarrolla una intolerancia, se pueden generar problemas gastrointestinales crónicos. Asimismo, si las células de respuesta inmune empiezan a reaccionar a cosas que normalmente tolerarían, el sistema digestivo de tu perro puede empezar a desarrollar una intolerancia a elementos habituales e inofensivos, como los alimentos.

Beagle cachorro parado en ambiente cerrado comiendo de un plato rojo.

La dieta de tu perro y su digestión

La comida que le das a tu perro puede afectar su digestión y la microflora de sus intestinos. Una dieta variada puede generar una tensión innecesaria en la digestión de tu perro y causar problemas.

Su alimento debe ser muy digerible a fin de evitar sensibilidades digestivas y debe contener nutrientes esenciales de fácil absorción. Un componente de la dieta es la proteína, que generalmente la proporcionan fuentes de origen animal, como el pollo; un alimento de alta calidad utilizará proteínas de fácil digestión y con menos probabilidades de provocar alteraciones digestivas. Por ejemplo, el gluten de trigo es altamente digerible y es una fuente de proteína altamente concentrada.

Fibra

La fibra es una parte importante de la dieta de tu perro, pero debe estar equilibrada. La fibra se puede usar como parte de la dieta para ayudar a regular el movimiento del intestino grueso y mejorar la calidad de las heces, lo cual es especialmente útil si tu perro tiene sensibilidades digestivas o se necesita mejorar la calidad de las heces.

Las fibras pueden apoyar una función gastrointestinal saludable y ayudar a tu perro a aumentar la saciedad. Los prebióticos son un tipo de fibra y pueden ayudar a que las bacterias beneficiosas crezcan y prosperen en el sistema de tu perro.

Carbohidratos

Los carbohidratos son un componente importante de la comida de tu perro, ya que proporcionan una excelente fuente de energía. Además, las fuentes de carbohidratos en la comida de tu perro deben ser altamente digeribles.

Grasas

La grasa puede ser un elemento útil para manejar las sensibilidades digestivas de tu perro. Las dietas ricas en grasas pueden ser eficaces para darle a tu perro la energía que necesita sin tener que consumir grandes cantidades de alimento. Sin embargo, las dietas bajas en grasa pueden ayudar en casos de sensibilidad estomacal o si tu perro es sensible a la grasa de la dieta.

Si detectaste que tu perro sufre un problema digestivo, asegurate de llevarlo al veterinario; él podrá aconsejarte sobre una dieta para que tu perro pueda mantener un sistema digestivo saludable.

  • Salud digestiva

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Jack Russell Terrier adulto acostado en ambiente cerrado en una cama para perro con un collar isabelino.

Instrucciones para alimentar a tu perro después de la cirugía

Perro adulto acostado en una cocina.

10 alimentos tóxicos que no debés darle a tu perro

Golden Retriever adulto acostado en el piso junto a un pote plateado.

Instrucciones para evitar que tu perro tenga malestar estomacal

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco