Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Qué darle de comer a un cachorro

Tres cachorros parados en una cocina comiendo del mismo recipiente plateado.
Seleccionar el alimento adecuado para acompañar el desarrollo de tu cachorro en los inicios de su vida es fundamental. Aquí están los factores que tenés que considerar.

Después del primer mes de vida de tu cachorro, podés empezar a destetarlo de la leche materna y a darle alimentos sólidos. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta para elegir su primer alimento?

Tamaño y raza del perro

La raza y el tamaño de tu cachorro son dos de los factores más importantes que tenés que tener en cuenta cuando elijas su primer alimento. Muchas razas tienen requisitos específicos de energía y salud. Por lo tanto, un alimento adaptado a las necesidades nutricionales de tu cachorro garantizará que reciba todo lo que necesita para vivir una vida saludable durante su juventud.

El tamaño de tu perro es muy importante para determinar el tipo de alimento que necesita y afecta enormemente la forma en que come, digiere y responde a diferentes alimentos. Hay cinco categorías de tamaños diferentes de perros:

  • Miniatura: pesa hasta 4 kg cuando es adulto
  • Pequeño: pesa hasta 10 kg cuando es adulto
  • Mediano: pesa entre 11 y 25 kg cuando es adulto
  • Grande: pesa entre 26 y 45 kg cuando es adulto
  • Gigante: tiene un peso adulto de más de 45 kg

Asegurate de elegir el primer alimento de tu cachorro de acuerdo con su peso probable cuando sea adulto (lo podés averiguar por su raza y solicitando asesoramiento al médico el veterinario). Este alimento estará creado específicamente para satisfacer las necesidades de salud de los perros en esa categoría, lo que significa que le darás a tu cachorro el mejor comienzo posible.

Borzoi adulto corriendo sobre arena junto a un río con un perro negro más pequeño.

Requerimientos nutricionales

La energía específica, el mantenimiento y el apoyo para la salud que tu cachorro necesita obtener a partir de su alimentación dependen de su raza y tamaño.

Los perros miniatura y pequeños tienen mandíbulas más débiles y dientes más pequeños que los perros más grandes, por lo que los alimentos que necesitan deben tener el tamaño y la textura adecuados para que puedan masticarlos con facilidad. También debe ser fácil de rehidratar para cuando se produzca el destete.

Los perros medianos suelen pasar mucho tiempo en el exterior, por lo que sus alimentos deben proporcionarles niveles adecuados de energía y desarrollar sus defensas naturales. Esto incluye la piel y el pelaje, que sirven como una barrera importante para insectos y enfermedades.

Los perros grandes y gigantes crecen más lento que los perros más pequeños, y desarrollan músculos en las etapas posteriores de crecimiento. Necesitan un alimento que apoye este crecimiento sostenido y que también tenga una textura y forma adecuados para su boca, a fin de fomentar la masticación y disminuir la velocidad con la que comen.

Protección contra posibles problemas de salud

Todos los cachorros tienen un sistema digestivo sensible debido a la presión del crecimiento rápido, y esto puede ser especialmente crítico en perros más grandes. El mejor alimento para ellos tendrá el equilibrio nutricional correcto, además de estar diseñado para que lo digieran lo más fácilmente posible.

Los perros más pequeños pueden tener problemas con los dientes (como acumulación de sarro), y todos los cachorros, sin importar su tamaño, deben mantener una buena higiene dental. Las croquetas del tamaño correcto pueden ayudar, ya que motivan a los cachorros a masticar.

Los perros grandes y gigantes corren el riesgo de sufrir tensión o presión en las articulaciones durante su etapa de crecimiento, puesto que desarrollan músculos rápidamente en su gran estructura ósea. Por lo tanto, un buen primer alimento para ellos es el que contenga nutrientes para ayudar a mantener su salud articular.

Todos los perros, sin importar su tamaño, necesitan apoyo para su sistema inmunitario entre las 4 y las 12 semanas de vida, porque están en una "brecha de inmunidad". En esta etapa, ya no reciben apoyo de la leche materna, pero aún no son capaces de mantener sus propias defensas inmunológicas. Cualquiera sea el primer alimento que elijas para tu cachorro, este debe ayudar a fortalecer su sistema inmunitario durante esta importante fase.

  • Cachorros

Darle Me gusta y compartir esta página

Nutrición específica para tu cachorro

Existen varias fórmulas para ayudar a desarrollar sus defensas naturales, y apoyar el crecimiento saludable y el desarrollo del sistema digestivo.

Ver productos
Nutrición específica para tu cachorro
Artículos relacionados
West Highland White Terrier cachorra sentada en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

¿Cuándo castrar a una perra?

Husky Siberiano cachorro acostado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

Tos de las perreras en perros

Cachorro acostado en una camilla de exploración del consultorio veterinario.

Moquillo canino