Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

¿Por qué mi perro está bajando de peso?

Golden Retriever adulto acostado en una cocina junto a un plato.
La pérdida de peso rápida o repentina puede ser un indicador de una enfermedad más grave. A continuación, se detallan algunas de las posibles causas que se deben tener en cuenta.

El peso de tu perro cambiará a lo largo de su vida, según la edad, la raza, si está castrado y cualquier enfermedad que pueda tener. Pero si notás que tu perro empezó a bajar de peso de forma repentina e inesperada, esto podría ser un síntoma de un trastorno grave.

No toda la pérdida repentina de peso se debe a una enfermedad crónica. Por lo tanto, asegurate de hablar con un veterinario lo antes posible para poder detectar cuál es el problema y saber qué tratamiento hay disponible para tu perro.

Trastornos gastrointestinales en perros

La pérdida de peso puede ser un signo de que tu perro sufre uno de los muchos trastornos gastrointestinales posibles, los cuales pueden afectar su estómago e intestinos. Otros síntomas para tener en cuenta son diarrea crónica o constipación, vómitos, deshidratación y letargo. Si tu perro sufre de un problema gastrointestinal, puede perder el apetito y empezar a bajar de peso, ya que la digestión de los alimentos le causa molestias.

Insuficiencia renal crónica en perros

Un problema grave y común que ocurre en entre el 2 y el 5 % de todos los perros es la insuficiencia renal crónica. En esta enfermedad, los riñones del perro dejan de funcionar de manera adecuada y no pueden realizar sus funciones excretorias o metabólicas. La edad promedio de diagnóstico es de seis años y medio, por lo que es una enfermedad que suele afectar a los perros de más edad. Además de la pérdida de peso, podés notar que tu perro está letárgico, débil y tiene vómitos o diarrea.

Megaesófago en perros

La pérdida de peso es un síntoma secundario de una enfermedad llamada megaesófago, que evita que el perro digiera y absorba completamente los alimentos. En los perros con esta enfermedad, el esófago se hincha, se agranda y empieza a funcionar mal porque ya no transporta alimentos hacia el estómago como debería hacerlo.

Veterinario revisando a un cachorro acostado en camilla de exploración.

Enfermedad hepática en perros

Junto con el vómito, la negativa ante la comida y el letargo generalizado, la pérdida repentina de peso es un primer indicio de enfermedad hepática.

Insuficiencia pancreática exocrina (IPE) en perros

La IPE es un trastorno por el cual tu perro no puede digerir correctamente los alimentos, ya que el páncreas no produce las enzimas digestivas adecuadas o suficientes para mantener su sistema. Esto significa que no está obteniendo los nutrientes o la energía que necesita, y empezará a bajar de peso. Esta enfermedad también se caracteriza por diarrea crónica y un apetito voraz, ya que tu perro intenta obtener la energía que sabe que le falta, comiendo más alimentos.

Diabetes en perros

Lamentablemente, la diabetes es una enfermedad común entre los perros. Si no se la controla bien, es probable que los perros bajen de peso relativamente rápido. A menudo, a un perro se le diagnostica diabetes luego de su pérdida de peso inicial. La mayoría de los perros diabéticos son de mediana edad o mayores, y es probable que ya sean bastante delgados y tengan una masa corporal reducida. Si tu perro se ajusta a esta descripción, tenés que vigilar su peso para asegurarte de que esté estable.

¿Qué hacer si notás una pérdida repentina de peso en tu perro?

Como la pérdida repentina de peso es un síntoma común para algunas enfermedades crónicas complejas, como la insuficiencia renal o la diabetes, si notás que tu perro perdió peso con rapidez, es crucial que consultes a un veterinario. El veterinario hará una serie de exámenes, determinará cuál es la causa probable de la pérdida de peso y te ofrecerá un programa de tratamiento personalizado para tu mascota. Puede pedirte que le cambies la dieta para ayudar a reequilibrar su peso y, en el caso de problemas gastrointestinales, calmar y controlar los síntomas.

Si tenés alguna duda sobre el peso de tu perro, hablá con el veterinario de inmediato para que te asesore.

  • Peso saludable

Darle Me gusta y compartir esta página

Artículos relacionados
Beagle cachorro parado al aire libre comiendo de un plato azul.

Cómo ayudar a tu perro a subir de peso

Jack Russell Terrier adulto corriendo en una playa con una pelota en la boca.

Instrucciones para ayudar a tu perro a adelgazar

Golden Retriever adulto corriendo en un campo detrás de una persona que trota.

Instrucciones para mantener el peso saludable de tu perro

Buscá un veterinario

Si tenés alguna duda sobre la salud de tu perro, consultá a un veterinario para obtener ayuda profesional.

Buscar cerca de mi ubicación
Jack Russell Terrier adulto parado en blanco y negro sobre un fondo blanco