Ayudar a los perros y gatos a llevar la vida más saludable.

Entrenamiento y juegos para cachorros

El entrenamiento y el juego son actividades clave para el desarrollo saludable de tu cachorro. Un cachorro obediente y bien entrenado tiene más probabilidades de convertirse en un perro adulto equilibrado y feliz.

Dachshund puppies playing in black and white

Tres razones para entrenar a tu cachorro

Los perros son animales de manada por naturaleza. Por lo tanto, pasar horas solo en casa puede ser estresante para tu cachorro. Esta "ansiedad" por abandono puede hacer que mastique cosas, ensucie y ladre. Por eso es importante que prepares a tu cachorro para que pueda pasar tiempo solo.

Consejos para entrenar a tu cachorro

Los cachorros pueden aprender muy rápido y disfrutar de una sesión de entrenamiento bien diseñada. Estos son algunos consejos para ayudarte a diseñar sesiones divertidas y a asegurarte de que vos y el cachorro aprovechen al máximo cada ejercicio.

Hacer que tu cachorro sepa que hizo algo bien es una parte importante del proceso de entrenamiento. Intentá usar un bocadillo bajo en calorías o una golosina saludable, o usá una croqueta de su ración diaria de alimento. Otras recompensas no relacionadas con la comida pueden ser elogios, atención o su juguete favorito. Todo esto funcionará como un incentivo para que repita la buena conducta.

Las sesiones de entrenamiento no tienen que ser complicadas ni durar horas. Después de un rato, la atención de tu cachorro puede empezar a desviarse. Entonces, hacé sesiones de entrenamiento cortas y frecuentes. Es posible que tengas que repetir la misma sesión varias veces.

Las escuelas para cachorros son una excelente manera de mostrarle a tu mascota nuevas habilidades y obtener asesoramiento profesional para su entrenamiento. Esta experiencia también ayudará para la socialización de tu cachorro y para que se acostumbre a estar cerca de otras personas y perros.

En los primeros meses de vida, el cerebro del cachorro está en constante crecimiento y desarrollo. Por eso es tan importante comenzar temprano el entrenamiento, ya que son más receptivos a las nuevas experiencias.

Para ayudar a tu cachorro a comprender las cosas, es fundamental que seas consistente. Por ejemplo, no permitas algo un día y lo prohíbas otro. A la hora del entrenamiento, el mejor enfoque es usar siempre las mismas palabras para los mismos comandos y alentar a los miembros de la familia a que también usen el mismo lenguaje.

El entrenamiento lleva tiempo. Por lo tanto, es importante que seas paciente con tu cachorro y que no lo castigues cuando las cosas no salgan según lo planeado. Si tu cachorro mastica los muebles, sube donde no debería u orina adentro de la casa, no tiene sentido que lo retes más tarde, ya que es poco probable que asocie las dos situaciones. La mejor manera de dejar en claro que algo está prohibido, es decir "¡No!" con firmeza mientras ocurre la actividad no deseada.

Cómo enseñarle a tu cachorro los comandos básicos

Entrenar a tu cachorro para que comprenda un conjunto básico de comandos cotidianos puede hacer que se sienta más cómodo en situaciones sociales y que sea más fácil de manejar. También puede protegerlo en lugares concurridos o peligrosos, por lo que podrás llevarlo con confianza a cualquier lugar, incluso si hay otras personas. En las siguientes pestañas abordamos algunos de los comandos diarios esenciales que necesitarás:

Cómo entrenar a tu cachorro para que se siente

Primero, sostené una golosina frente al hocico del perro. Levantá la golosina por encima de la altura de la cabeza de tu perro para alentarlo a que se siente. A medida que tu perro levanta la cabeza para seguir la golosina, debería sentarse de manera natural. Premiá a tu perro por su buena conducta.

Repetí estos pasos varias veces al día hasta que tu perro lo comprenda. Después de esto, seguí usando el gesto de la mano y retirá la golosina de forma gradual. Una vez que tu perro se siente con confianza, podés agregar un comando verbal al mismo tiempo.

Cómo entrenar a tu cachorro para que se acueste

Una vez que tu cachorro sepa sentarse, podés enseñarle a acostarse, sosteniendo una golosina, bajándola hasta un punto entre sus patas delanteras y alejándola. Cuando se acueste, recompensalo por su buena conducta. Una vez más, seguí repitiendo esta acción, y eliminá el premio de forma gradual, hasta que tu cachorro sea capaz de completar la acción en cualquier situación.

Cuando estés seguro de que tu cachorro puede completar la acción de forma fiable, también podés empezar a asociar una acción verbal con el comando.

Cómo entrenar a tu cachorro para que espere

Primero, hacé que tu perro se siente, usando un gesto con la mano y diciendo la palabra "Sentate". Poné la mano frente a vos, con la palma hacia delante, mientras decís "Quieto"

Esperá un par de segundos, luego recompensá a tu perro por su buena conducta. Ahora repetí el ejercicio. Decile a tu perro "Sentate", pero esta vez retrocedé con la palma de la mano hacia él, y pronunciá el comando "Quieto". Esperá tres segundos, luego avanzá y recompensá a tu perro.

Repetí estos pasos aumentando la distancia que retrocedés de forma gradual, y dale a tu perro una recompensa cada vez que se quede quieto. No te olvides de "liberar" al perro al final de cada ejercicio, alentándolo a levantarse nuevamente. Verás cómo obtenés mejores resultados con sesiones frecuentes de varios minutos.

Cómo entrenar a tu cachorro para que vaya hacia vos

Los cachorros no tienen gran capacidad de concentración, por lo que es mejor realizar sus sesiones de entrenamiento en un área cerrada con muy pocas distracciones. Primero dejá que tu cachorro se aleje un poco, luego agachate, abrí los brazos y usa un tono de voz de emoción para llamarlo por su nombre seguido de la palabra clave.

Cuando llegue, llenalo de cariño y recompensalo con una golosina. Luego, dale otra golosina mientras le ponés la correa en el collar. Cuando haya terminado de comer la golosina, sacale la correa, parate y alejate. Ahora, repetí el proceso desde el principio.

Practicá todos los días durante unas semanas, con sesiones breves. Asegurate de practicar en diferentes situaciones, siempre teniendo en cuenta la seguridad de tu perro.

Cómo entrenar a tu cachorro para que camine al lado tuyo

Primero, hacé que tu perro se siente. Tomá una golosina y sostenela al nivel de la barbilla del perro. Después, caminá hacia adelante enérgicamente y decí "junto".

Cuando tu perro esté por alcanzarte, dejá de caminar y hacé que se siente. En ese momento, recompensá a tu perro por su buena conducta. Repetí estos pasos durante varios minutos o hasta que el perro se canse.

Practicá siempre que tengas la oportunidad. Caminar al lado tuyo es una conducta avanzada para un perro, por lo que obtendrás mejores resultados si hacés sesiones de entrenamiento frecuentes durante varios meses.

Cómo continuar el entrenamiento de tu cachorro

Inscribir a tu mascota en una escuela de entrenamiento para cachorros puede ser una excelente manera de enseñarle nuevas habilidades y obtener consejos profesionales para su entrenamiento. Esta experiencia también ayudará a socializar a tu cachorro y hará que se acostumbre a estar cerca de otras personas y perros.

Brown Labrador puppy standing outside in a garden with owners

Si bien los cachorros son muy energéticos y tienden a aprender muy rápido, se cansan fácilmente. Por lo tanto, es importante que las sesiones de entrenamiento sean breves y que puedan aprender de manera lenta y gradual.

Jugar con tu cachorro

¿Por qué es tan importante el tiempo de juego para los cachorros?

El juego es una parte importante de su desarrollo. El uso de juguetes y la interacción diaria con vos los ayuda a comprender algunas de las reglas básicas que necesitarán para convertirse en perros adultos felices y bien adaptados. El tiempo de juego también ayuda a tu mascota con lo siguiente:

  • Para aprender nuevas habilidades y comandos
  • Entender que no tiene que morder ni pellizcar
  • Para fortalecer el vínculo entre ustedes
  • Para mantenerse activo y saludable
  • Para garantizar que se mantenga estimulado mentalmente
German Shepherd puppy in black and white on a white background with a ball in its mouth

¿Qué juguetes son mejores para los cachorros?

Elegí juguetes que estimulen su curiosidad, los animen a moverse o les presenten nuevos sabores y texturas.

Beagle puppy standing in a cardboard box

Caja de cartón grande

Una caja de cartón grande proporciona un excelente lugar para correr y esconderse, y probablemente fomente la masticación. Tené cuidado si no querés que tu perro mastique el cartón por toda la casa.

Juguetes de goma

Los juguetes de goma sirven para que el cachorro mastique.

Australian Shepherd puppy playing in the grass with a toy
Dachshund puppy laying on a rug playing with a toy

Juguetes interactivos

Los juguetes interactivos que contienen golosinas ayudan a mantener a tu cachorro estimulado.

Rompecabezas de alimentación

Rompecabezas de alimentación para ralentizar la ingesta.

Labrador Retriever puppy eating from a red puzzle feeder

Consejos para el momento de juego del cachorro

Elegí juguetes apropiados

Elegí únicamente juguetes que sean del tamaño apropiado para la boca de tu cachorro para evitar que se los trague. Asegurate que sean duraderos y revisá regularmente si están desgarrados

Sesiones de juego regulares

Realizá al menos dos sesiones de juego por día con tu cachorro, combinadas con sesiones de entrenamiento, para maximizar la diversión y el aprendizaje.

Desalentá las mordidas

Si tu cachorro muerde, dejá de jugar y esperá a que se tranquilice

Evitá suelos resbaladizos

Elegí una habitación sin suelo resbaladizo, para que tu cachorro no se lastime

Cómo socializar a un cachorro

La socialización es uno de los pasos más importantes para garantizar que tu cachorro se convierta en un adulto seguro y equilibrado. Nunca es demasiado temprano para empezar a exponer a tu mascota poco a poco a nuevas experiencias, personas y animales.

Cómo socializar a tu cachorro
Dachshund mother and puppies in black and white on a white background